www.diariocritico.com
Tres millones de viviendas vacías

Tres millones de viviendas vacías

martes 06 de marzo de 2012, 08:13h

Se calcula que en España hay más de tres millones de viviendas vacías, según el último censo en que se recogen tres tipos de viviendas: la principal, cuando es residencia habitual; la secundaria, si se utiliza de forma ocasional, por ejemplo como lugar de vacaciones; y la vacía, que son las que están sin ocupar y que, como les decimos, son más de tres millones en España.

      El Partido Popular, en el programa de las elecciones del pasado 20 de noviembre (las que llevaron a Rajoy a La Moncloa con mayoría absoluta), expresaba su intención de impulsar acuerdos de colaboración público-privada para movilizar el "stock" de viviendas vacías acumuladas, y hacerlo a "precios asequibles" con el objetivo de dar respuesta a las necesidades de acceso a la vivienda entre numerosísimos españoles... Pero ya se sabe que una cosa son las buenas intenciones en tiempos electorales, y otra muy distinta (y, a veces, la contraria) darse de bruces con la cruda realidad de un país empobrecido, con casi seis millones de personas sin trabajo, paralizado en lo social y anquilosado en lo económico. En esas circunstancias, dinamizar el mercado de la vivienda es como arrancar un coche que tiene el depósito de combustible vacío o como intentar atravesar el Atlántico en una lancha con agujeros.

    Mas, pese a todo, al lado de las palabras forzosamente de moda  (austeridad, recortes, tijeras, limitaciones, etcétera...), hay que añadir otras (ilusión, esfuerzo, riesgo, compromiso, imaginación) porque, de lo contrario, la sociedad deviene en un trozo de madera con carcoma o en un fósil... La solución a los problemas nunca es fácil ni resulta gratis. Pero, ante el panorama de más de tres millones de viviendas vacías, y de millones de ciudadanos "sin techo", algo habrá que hacer para facilitar un punto de encuentro entre la oferta y la demanda. Cualquier actitud, insistimos, menos resignarse a que las cosas sigan tan mal como están, tan injustas y tan desequilibradas. El Gobierno no es "el casero mayor del Reino", pero sí dispone de muchos medios para promover una financiación asequible o unos alquileres accesibles para salir de este atasco monstruoso de más de tres millones de viviendas cerradas a cal y canto y sin inquilinos. En fin, que disponemos de los mimbres, pero falta quien tenga voluntad y sepa tejer el cesto. Ahí tiene un nuevo desafío, señor Rajoy: un reto que es un clamor en la sociedad española.

    Mas, pese a todo, al lado de las palabras forzosamente de moda  (austeridad, recortes, tijeras, limitaciones, etcétera...), hay que añadir otras (ilusión, esfuerzo, riesgo, compromiso, imaginación) porque, de lo contrario, la sociedad deviene en un trozo de madera con carcoma o en un fósil... La solución a los problemas nunca es fácil ni resulta gratis. Pero, ante el panorama de más de tres millones de viviendas vacías, y de millones de ciudadanos "sin techo", algo habrá que hacer para facilitar un punto de encuentro entre la oferta y la demanda. Cualquier actitud, insistimos, menos resignarse a que las cosas sigan tan mal como están, tan injustas y tan desequilibradas. El Gobierno no es "el casero mayor del Reino", pero sí dispone de muchos medios para promover una financiación asequible o unos alquileres accesibles para salir de este atasco monstruoso de más de tres millones de viviendas cerradas a cal y canto y sin inquilinos. En fin, que disponemos de los mimbres, pero falta quien tenga voluntad y sepa tejer el cesto. Ahí tiene un nuevo desafío, señor Rajoy: un reto que es un clamor en la sociedad española.

 


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios