www.diariocritico.com

Tradicionalmente de izquierdas, el voto por correo podría dar un escaño más a PSOE o IU

A la espera del voto emigrante en Asturias, que podría devolver la mayoría a la izquierda

A la espera del voto emigrante en Asturias, que podría devolver la mayoría a la izquierda

- PSOE: 16 escaños; FAC: 13; PP: 10; IU: 5, UPyD: 1

lunes 26 de marzo de 2012, 08:30h
Las elecciones en Asturias dieron un vuelco con respecto a hace un año: el PSOE venció pero no podría gobernar ni siquiera con Izquierda Unida. Una alianza entre el FAC de Álvarez-Cascos, derrotado en las urnas, y el PP de Mercedes de Fernández, daría al primero la posibilidad de seguir presidiendo el Principado. UPyD ha logrado entrar en el Parlamento con un escaño, y llegaría a ser clave en un futuro porque muchos recuerdan que aún queda por contabilizar el voto emigrante, tradicionalmente de izquierdas, y que podría dar un escaño más a PSOE o IU, quitando el escaño que a última hora sumó FAC arrebatándoselo a IU. El empate a 22 entre ambas ideologías da a UPyD la llave.

Se peleó voto por voto y, a lo largo de una durísima campaña electoral, el candidato socialista al Principado, Javier Fernández, logró remontar después de las dos grandes derrotas sufridas por su partido: primero, en las autonómicas y municipales de mayo de 2011, y luego en las generales del 20 de noviembre. Pese al hundimiento del PSOE a nivel nacional, Fernández mantuvo el tipo y ganó en Asturias con 16 escaños, primera victoria que obtiene su partido en un enfrentamiento electoral.

En Asturias, la primera conclusión a la que se llega analizando el resultado electoral es que el ciudadano está, literalmente, harto: de ahí la elevada abstención registrada en estos comicios con respecto a los de mayo de 2011: 11 puntos menos.

La segunda lectura es que, además de harta, la gente ya no confía mayoritariamente en Francisco Álvarez-Cascos, a quien el votante le ha retirado la confianza: el FAC pierde nada menos que 3 escaños y 50.000 votos.

La tercera lectura es que, incluso con menos votos que en los comicios de mayo, en Asturias comienza la remontada socialista: no en vano, el candidato Javier Fernández ha sido el más votado, ganando las elecciones aunque no pueda gobernar al no llegar a la mayoría absoluta ni con la ayuda de Izquierda Unida. IU, por su parte, sube algo en el Principado y gana un escaño (pasa de 4 a 5) y 6.000 votos, pero la subida no es ni espectacular ni suficiente.

Y, por último, no cabe desdeñar la irrupción de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), el partido de Rosa Díez, que consigue meter a su candidato, Ignacio Prendes, en el Parlamento asturiano, algo que muy pocos esperaban. UPyD ha ganado 4.000 votos con respecto a los anteriores comicios de mayo, cuando se quedó a las puertas de tener representación autonómica.

Ahora bien, con los resultados a la vista, está claro que, o se produce un gobierno de coalición entre el FAC de Álvarez-Cascos y el PP de Mercedes Fernández o Asturias vuelve a ser ingobernable. Entre FAC y PP suman 23 escaños, justa la mayoría absoluta. Pero el vencedor de estas elecciones, el socialista Javier Fernández, ni aún con el concurso hipotético de IU y de UPyD conseguiría lograr esa mayoría necesaria para ser investido. Asturias, por lo tanto, vuelve a ser ingobernable.

De todos modos aún puede haber sorpresa: el voto emigrante, tradicionalmente de izquierdas, podría dar un escaño más a PSOE o IU, arrebatándoselo a FAC, lo que haría que fuerzas de izquierdas sumen 22 escaños, los mismos que FAC+PP. En ese contexto, UPyD tendría la llave de la gobernabilidad para decidir los desempates.

 

- Gráfico de resultados:

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios