www.diariocritico.com
Nada se salva de los recortes presupuestarios

Nada se salva de los recortes presupuestarios

miércoles 04 de abril de 2012, 08:36h
Un centenar de páginas recogen y  sintetizan en los diarios nacionales españoles, y superficie parecida los diarios digitales, este miércoles (de calvario)  los presupuestos que el Gobierno aprobó el viernes pasado, que fueron presentado este martes en el Congreso, y que inician ya su tramitación parlamentaria, para su segura aprobación por Congreso y Senado. Aprobación sí, garantizada por razón de la mayoría absoluta del PP, pero con dificult6ades evidentes, desde el primer momento, para sumar votos ajenos. Ahora mismo, y salvo que se modifiquen algunos aspectos, ni socialistas, ni nacionalistas catalanes o vascos, ni la restante izquierda, sumarán sus fuerzas parea defender estos complicadísimos grandes números que, sin embargo, y de antemano, ya han merecido el aplauso de los dirigentes del Gobierno alemán. Ya el viernes, con gran síntesis, el Gobierno avanzó las grandes líneas de estos Presupuestos que tratan de lograr un ajuste de 27.300 millones, con un recorte medio del 16,9% en el gasto de los ministerios, con la eliminación de las deducciones fiscales a las grandes empresas y con una polémica amnistía fiscal parcial a cambio del 10% de lo no declarado. Hasta el momento, se sigue echando de menos alguna valoración del presidente Rajoy, que se la limitado a disculparse y justificar unos números que no le gustan nada, pero no tiene otro remedio que defender. De modo que ha sido el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, quien explica cada renglón de las cuentas públicas.

Primero y principal: España deberá pagar casi 29 mil millones en intereses de la deuda. .El endeudamiento del país se ha elevado del 68,5% al 79,9% del PIB, cuando el límite establecido por el Pacto de Estabilidad es del 60%, aunque aún se mantiene la diferencia frente al 90% de media de la Unión Europea. También en el capítulo fiscal, la delicada y comprometida amnistía que aspira a recaudar 2.500 millones de euros. El mecanismo que plantea el Gobierno permitirá aflorar rentas ocultas con un gravamen del 10%. Y hay serias dudas sobre la eficacia del procedimiento. Luego, las cuentas contemplan una reducción de las bonificaciones fiscales del 5,6%, por lo que las deducciones fiscales aplicadas a todos los impuestos bajarán de 40.363 a 38.102 millones de euros. En el cuadro que ofrecen estos Presupuestos, el Gobierno prevé 5,6 millones de parados, tras la destrucción de otros 630.000 empleos en el presente año. Además, la economía se contraerá un 1,7% y la remuneración por asalariado subirá apenas un 0,2%. En cuanto al pago de las pensiones supondrá 37 euros de cada cien de los presupuestos, mientras que el desembolso en prestaciones por desempleo se llevará 9,2 euros, sumando ambos casi la mitad del presupuesto total para el Estado en 2012. O sea, el presupuesto para la política de pensiones para este año asciende, según el proyecto de Presupuestos, a 115.825,93 millones de euros un 3,2 % más que hace un año.  A su vez, los créditos para la política de desempleo descenderán un 5,5 % hasta los 28.805,05 millones de euros, de los que la mayor parte, casi todos, son para el pago de prestaciones y el resto para el funcionamiento del sistema. En cuanto a recortes, todos los departamentos tienen razones para la queja y el llanto. La Investigación y Desarrollo se lleva una de las peores partes en el reparto.
 
La aportación no llegará a los 6.400 millones, un 25% menos. Y si se compara con la partida dedicada en el año 2009 (que fue de 9.662 millones de euros), el gasto para este ejercicio se queda en casi un 35% menos que hace sólo tres años.  En cuanto a infraestructuras, se reduce un 33% la inversión en ferrocarril y un 23% en aeropuertos. Suben las tasas aeroportuarias un 10%. El ministerio que más 'sufren' es Asuntos Exteriores y Cooperación (54,4%) y también lo hacen por encima de la media Hacienda, Fomento, Educación, Industria, Agricultura y Economía. Los menos afectados son Presidencia (3,8%) e Interior  (4,3%). En cuanto al propio presidente Rajoy y los restantes miembros de su Gobierno, se congelan el sueldo. Un total de 206,6 millones se destinarán a la actividad legislativa: 86,9 al Congreso y 53,2 al Senado. El presupuesto de la Casa Real baja un 2%, hasta 8,26 millones. El dinero para altos cargos cae un 6,7%, pero sube un 3,7% el de bonus al rendimiento. La partida para financiar a los partidos políticos adelgaza un 12,7%. Las transferencias del Estado a las comunidades autónomas aumentan un 9,7%, hasta alcanzar los 27.734 millones de euros. Las destinadas a entidades locales suman 15.315 millones de euros, un 7,6% más. Sin embargo, las inversiones estatales en las autonomías se reducen un 25% , de 20.639 a 15.531 millones. En cuanto a Andalucía y Cataluña, las regiones más pobladas, recibirán un 14,6% de la inversión global frente al 17,8% que establece su Estatuto según el criterio de habitantes. La segunda se queja de que no incluyen el pago de las deudas pendientes con la comunidad.  El recorte será del 21,9% en universidades, tecnología y formación docente: Un 11% menos para becas; cae a la mitad las cuantías para universidades y para tecnología, la formación permanente del profesorado pierde casi todos los fondos. En política social el recorte es del 16,7 por 100. Las partidas que más se reducen son las destinadas a Inmigración (54,8%), Familia e Infancia (42,6%), Mayores (38,6%), Emigrantes (23,1%) y violencia de género (21,3%).  La partida para la Ley de Dependencia será finalmente de 1.407 millones, lo que significa una disminución de 91 millones con respecto a lo presupuestado el año anterior, un 13,7%.  El dinero para prevenir la violencia de género baja un 21,3%. El Gobierno destinará 3.974 millones de euros a la política de Sanidad, 289 millones menos que en el ejercicio anterior, lo que supone una reducción del 6,8%. Esto afectará sobre todo a las políticas de salud y ordenación profesional, la partida que más reduce su presupuesto (un 75% menos), seguida de la destinada a políticas de salud pública, sanidad exterior y calidad (un 45% menos). El 'tijeretazo' a la cooperación y ayuda al desarrollo es uno de los más notables, de un 65,4 por 100. La política cultural recibirá este año 937,40 millones, un 15,1% menos que en 2011. Las ayudas al cine se fijan en 49 millones frente a los 76 del año anterior. Defensa deja sin presupuesto para 2012 al grueso de programas especiales de modernización de armamento. Pierde un 97,6%: de 204,53 millones de euros a 4,95 millones de euros. Disminuye en 2.000 el límite máximo de miembros de tropa y marinería de las Fuerzas Armadas, que queda fijado en 81.000.

Todos estos números y y la severa tendencia a la baja han movido a los dirigentes políticos de todas las fuerzas no gubernamentales a calificarlos de restrictivos, dolorosos, críticos, exigentes, inevitables...
 
"Si el primer objetivo es el reducir el déficit al 5,3 por 100; el segundo, es el déficit y el tercero, el déficit", según explicó Montoro. Salta a la vista que el Gobierno ha metido el bisturí en casi todas las partidas de gasto público. Uno de los capítulos más perjudicados por este ajuste son las inversiones públicas, que se reducen en 5.400 millones, lo que representa un descenso del 36% en uno de los capítulos clave para impulsar el crecimiento. Una decisión que a que la Bolsa acogiera el plan económico del Gobierno con números rojos. Se sospecha y se teme que queden fuertemente  limitados  los estímulos para reanimar a una economía en cuidados intensivos. No obstante, los Presupuestos elevan los gastos corrientes un 2,5%, por más transferencias a las comunidades, Seguridad Social y el Servicio Público de Empleo entre otras. El Gobierno incluyó entre sus líneas rojas no reducir el sueldo a los funcionarios y el gasto de personal crece un 0,7% a pesar de estar congelado, ni tocar las pensiones, donde la partida más importante, supone el 37,1% del gasto total, y crece un 3,2%] ni las prestaciones por  desempleo, una de las partidas que más dudas suscitan porque caen un 5,5%, a pesar de que se prevé que el paro crecerá en 630.000 personas.
 
¿Ayudarán a recuperar el crecimiento, o cooperarán a su decaimiento? Esa es la gran duda y la gran sospecha con la que nacen estos grandes números del Estado para el presente año. Hay una ventaja: quedan ya sólo nueve meses para completar este durísimo ejercicio 2012...
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
2 comentarios