www.diariocritico.com
Semana de pasión y agonía

Semana de pasión y agonía

sábado 07 de abril de 2012, 10:03h
¡Estamos listos! No solo es semana Santa, con la crucifixión de Cristo, sino que de paso,  agonizamos todos los españoles con  los sustos de la deuda y el llamado acoso de los mercados. Como si los mercados, fueran alguien concreto que pudiera acosar de forma inteligente, lo que pasa es que, en el mercado libre el miedo es también libre, y nuestra credibilidad sigue por los suelos, aunque hemos realizado las reformas laborales y financieras y los ajustes que la Unión Europea nos pedía. Es más, hemos pasado a estar peor que Italia en el diferencial, después de que  Mariano Rajoy había presentado el martes los presupuestos generales del Estado para 2012, definidos como los más austeros, desde la restauración de la democracia en el país a finales de los años 70.


Basta con echar una ojeada al déficit fiscal del estado en 2012: El Estado registró hasta el mes de febrero un déficit de 20.668 millones de euros en términos de contabilidad nacional, equivalente al 1,94% del PIB, según el avance de los datos de ejecución presupuestaria publicados por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas.

Según el Departamento que dirige Cristóbal Montoro, hay que tener en cuenta que en este periodo se producen adelantos de las transferencias a CC.AA. y más transferencias a la Seguridad Social (por importe de unos 6.000 millones, así como que las cifras no incluyen la mayor parte del incremento de las retenciones a cuenta en el IRPF, que se notarán más a partir de marzo. El déficit registrado en los primeros meses del año es consecuencia de unos gastos que ascendieron a 29.807 millones de euros hasta febrero, mientras que los ingresos fueron de 9.139 millones.


Hasta febrero, la recaudación neta ascendió a 34.769 millones de euros, un 1,3% menos. Los ingresos impositivos, que representan el 89% del total, descendieron un 8% por el aumento de las devoluciones. Ajustadas las devoluciones, la caída de la recaudación impositiva sería del 3% !3 veces más gastos que ingresos!. ¿Cómo se aguanta esto? ¿Que va a hacer la gente que invierte en los mercados, no los mercados que no hacen nada? : Ha aumentado la prima de riesgo de España, que mide el diferencial entre el bono hispano a diez años y su equivalente alemán, que ha cerrado ayer, ultimo día laborable  en 402 puntos básicos, su nivel más alto desde el pasado noviembre. Por consiguiente, la rentabilidad del bono español a diez años, aumentó para alcanzar el 5,76 por ciento.


Los inversores desconfían de la capacidad de España, la cuarta economía de la zona euro, de reducir sustancialmente su déficit público y reencauzar su economía, actualmente en recesión, hacia la senda del crecimiento. El ministro de Economía, Luis de Guindos, atribuyó los ataques a España al "nerviosismo" generado por las dudas sobre la capacidad de crecimiento de países periféricos como España, Italia y Portugal. ¿Qué nos iba a decir? La prima de riesgo de Italia está en 371, 31 puntos menos que nosotros. ¿Como se explica esto? El malvado capitalismo, que decidido hundirnos, a pesar de que las cuentas estatales prevén un duro ajuste de 27.300 millones de euros para reducir el déficit público este año del 8,5 al 5,3 por ciento pactado con la Comisión Europea y evitar la necesidad de un rescate financiero internacional. Sin embargo, el gobierno español no ha presentado hasta ahora ninguna medida de estímulo inmediato a la economía, como vengo yo advirtiendo en sucesivos artículos, crear empresas, bajar los impuestos IVA(4%) y seguridad Social(10%) a las PYMES de menos de 5 empleados, lo que ha acentuado el escepticismo de los mercados, que no ven muy claro adonde va el gobierno Rajoy.

Pese a que los presupuestos fueron acogidos de manera favorable, al menos en una primera evaluación general desde Bruselas, España se vio obligada este miércoles a subir sustancialmente los intereses de sus bonos para colocar en el mercado de la deuda el importe mínimo previsto de 2.500 millones de euros.La desconfianza hacia España volvió con fuerza después de que el Citigroup (que aviado va por cierto en España) alertara sobre el riesgo de que el país ibérico incumpla sus compromisos de pago de la deuda. La mayoría de los analistas ponen en tela de juicio la capacidad española de reanimar su maltrecha economía y reducir su elevadísima tasa de desempleo, un 23,6 por ciento según las últimas cifras de la Comisión Europea, el nivel más alto de toda la Unión Europea.

Al incremento de las presiones contra España ha contribuido también el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, quien urgió en la víspera al gobierno de Rajoy a aplicar más reformas estructurales y con mayor rapidez. El presidente del gobierno español, Rajoy, que últimamente y sobretodo esta semana no se ha ido de vacaciones, siguiendo en la Moncloa, pero trabajando pausadamente, cosa que no entienden los histéricos mercados, admite que todas las reformas y medidas de ajuste aplicadas desde su toma de posesión el pasado diciembre no surtirán efecto a corto plazo, por lo menos no hasta finales de año, pero está convencido de que sí lo harán a mediano y largo plazo. Sin embargo, los histericos mercados no parecen estar dispuestos a esperar tanto tiempo para ver los primeros resultados positivos.

Como no podía ser menos, encima Sarkozy, en plena campaña electoral, les ha dicho a los franceses que si no quieren verse como nosotros y Grecia, que no voten socialista, lo que ha cabreado mucho al PSOE que ha exigido, a través de su Soraya, que le llame la atención al gobierno francés. Lo malo es que Francia, tiene razón. Si quieres empobrecer a un país, aplica formulas socialistas o comunistas y conseguirás que pasen a la cola del mundo.

Por ello, he llegado a la conclusión, de que la izquierda, quiere repartir y subvencionar, para garantizarse su duración en el poder, comprando así los votos, como en el ejemplo andaluz  y no para el bienestar de la sociedad, sino para el suyo propio y los de la "Casta" Socialista, que habiendo perdido todas sus banderas y sin ideas para enfrentar el S.XXI, lo que busca es desesperadamente, métodos, para sobrevivir al profundo cambio de los tiempos, y es que solo hay una manera de hacer las cosas, y esta existe desde los albores de la humanidad, el libre Mercado y la restricción del estatalismo  desmesurado, nacido de las ideas peregrinas de Karl Marx, Engel y un tal John Maynard Keynes que han sido ruinosas para la humanidad tanto en el S.XX, como lo serán en el XXI y si no que se lean, a Francis Fukuyama y a su tesis histórica, bastante precisa: se trata de la coyuntura desarrollada a partir de 1989 en Occidente, que ha estado marcada, por el inicio del desmoronamiento de los regímenes del "socialismo real" en Europa del Este. A la pregunta de qué es lo que significa esto para Occidente y el mundo, el autor responde que se trata ya no de una simple coexistencia entre capitalismo y socialismo, sino de la derrota de este último y de la victoria -para Fukuyama final- del capitalismo y del liberalismo como sistema político. Se trata del triunfo de la idea occidental, que para Fukuyama es principalmente la cultura occidental de consumo. No se esperaba él, que el mantenimiento del estatalismo por los socialdemócratas, traería la Crisis Global que estamos viviendo.


Bernardo Rabassa AsenjoPresidente de honor y de Relaciones Exteriores del Club Liberal EspañolPresidente de la Fundación FIECS Instituto Europeo para la Comunicación Social

Bernardo Rabassa

Presidente de clubs y fundaciones liberales. Miembro asociado de Alianza Liberal Europea (ALDE). Premio 1812 (2008). Premio Ciudadano Europeo 2013. Medalla al Mérito Cultural 2015. Psicólogo social. Embajador de Tabarnia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

3 comentarios