www.diariocritico.com
El futuro de la Monarquía

El futuro de la Monarquía

domingo 22 de abril de 2012, 12:20h
El episodio de Botswana ha protagonizado buena parte de la información y de los comentarios de la semana que concluye. Sobre todo, hemos sido testigos del arrepentimiento expresado por el Rey,. convencido de que, con su accidentado viaje africano, para matar elefantes, obró mal y no puede repetir sucesos de esa naturaleza. Pocas veces se habrán repetido unas pocas palabras del Rey, once, exactamente, dichas en la puerta de salida de la Clínica madrileña en la que fue atendido y operado de urgencia tras su ruptura de la ruptura de la cadera, tras un traspiés en una escalera de acceso al dormitorio. Pero, ¿todo ha quedado resuelto con ese reconocimiento del error y esas disculpas expresadas al público? Evidentemente, no. Es obvio que, como le reprocha este domingo Pérez Rubalcaba, el Rey nunca debió efectuar ese viaje, y es igualmente obvio que una disculpa no fuerza a olvidar ése y otros errores del Jefe del Estado. Hay una primera y principal observación, válida para el Rey como para la Casa Real y para la clase política en general: No se puede seguir predicando una cosa y haciendo otra, muy a menudo contraria a la que se predica. No puedes predicar moderación, prácticas morigeradas y seguir disponiendo de medio millar de asesores presidenciales. No puedes recortar gastos sanitarios y educativos mientras se siguen "invirtiendo" -es un decir- cientos y miles de millones en 17 parlamentos autonómicos, o en un senado con tres idiomas, y otros miles de millones en televisiones autonómicas, o en representaciones "diplomáticas" en el extranjero de media docena de Comunidades Autonómicas a las que no bastan las embajadas españolas "de toda la vida". Y sigue siendo irracional que cada alto cargo disponga de cuatro o seis vehículos para su uso personal y disfrute, y en todo caso, a su cargo y a su disposición. Como no son razonables los sueldos de los presidentes jubilados, de los consejeros de Estado o las jubilaciones de quienes alguna vez fueron parlamentarios...

Pero acerca de la Monarquía, también es mucho lo que debe "depurarse" si se pretende que la Institución tenga razón de ser. Hemos visto, en el último semestre, el abuso permanente que desde la familia del Rey cometió su yerno Urdangarín. Es un episodio que deberá ser juzgado próximamente, pero que a la vista de la mayor parte de los ciudadanos es evidente que contiene muchos elementos de abuso de posición dominante, por parte del yerno, y de falta de vigilancia y demostración de ejercicio real de poder y autoridad desde el propio Monarca. Se contó que, cuando fue llamado al orden por el Rey y el Príncipe, Urdangarín se limitó a excusar diciendo que "en la familia, cada cual hace lo que le viene en gana, a su aire, y sin que nadie se ocupe de si está bien o mal..." Es seguro que el Rey reaccionó tarde, como también ha venido reaccionando tarde ante otras exigencias que le plantean los ciudadanos: recorte y racionalización de gastos, viajes con conocimiento del Gobierno, y sólo en último lugar, las "aventuras extramatrimoniales", sobre las que también hay abundante literatura y versiones. En los diarios de este domingo hay dos encuestas que invitan a continuar esas reflexiones sobre el Rey y la Monarquía: la de El Mundo señala que el 62 por 100 desaprueba el safari africano, mientras un 72 por 100 le parecen bien las disculpas del Monarca. El 51 por 100 cree que el Gobierno debe autorizar los viajes del Rey. Y un 73 por 100 sigue haciendo una buena valoración del reinado, frente a sólo un 8 por 100 desfavorable. En cuanto al sondeo de La Razón, la mayoría respalda a la Corona y la valora por encima de la clase política, pero no es menos cierto que la mayoría de los consultados piensan que el Rey se equivocó al viajar, pese a lo cual, la mayor parte rechaza la abdicación y el 71 por 100 piensa que el Príncipe ya está preparado para suceder al Rey...

Es evidente que "lo del safari africano" es un aldabonazo de grandes dimensiones", y que no escucharlo sería suicida para la actual forma de Estado de los españoles... y que éstos cada vez serán más exigentes hacia quienes ocupan el primer escalón de os funcionarios del Estado.

Lea también:
Los españoles aceptan las disculpas del Rey
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios