www.diariocritico.com

Crisis para Rato

lunes 07 de mayo de 2012, 17:27h
No hay nada más tranquilizador que enfadarte por la mañana con las agencias de calificación y, por la tarde, con los mercados por dejar el Ibex hecho unos zorros. No hay nada más vitamínico que ponerte patriota a la hora del vermú, y decir que nos tienen manía, que están abusando de nuestra debilidad pasajera. Hasta que llega el Fondo Monetario Internacional, soltero de toda la vida, porque no se suele casar con nadie, y nos recuerda que algunas de nuestras entidades financieras están podridas como cadera de anciano decrépito, y que se nos puede romper un hueso de fondos de reserva en la caída, pero una caída de esas de "pa habernos matao".
   
Esos pisos sin vender, esas urbanizaciones sin escriturar, esos bloques de viviendas de las que se han hipotecado unas pocas unidades, y esas otras hipotecas cuyos recibos mensuales devuelve el hipotecado, están colocadas como patrimonio, pero son un lastre, porque su capital es meramente teórico. 

Yo puedo asegurar que he vendido un perro por un millón de euros, cuando en realidad lo que he hecho ha sido cambiarlo por dos gatos valorados en quinientos mil euros cada uno, pero al Fondo Monetario Internacional no le podemos contar eso, de la misma manera que Deloitte, no le podía decir a su cliente que puede que el perro valiera dos millones y los gatos un millón cada uno. Hay crisis para rato, para mucho tiempo, y también para Rodrigo Rato al que le vendrán bien sus conocimientos de yoga para serenar el ánimo. El de los ciudadanos no se sosiega viendo que cientos de millones van a parar a un banco, por mucho que nos digan que eso va a ser un buen negocio. Ya dijo Lorca que aquí pasa lo de siempre, que mueren cuatro romanos y cinco cartagineses. Lo que nunca pasa es que los bancos regalen parte de sus beneficios. Lo que siempre ocurre es que piden nuestro dinero para enjugar sus pérdidas. Y lo hacen sin vergüenza.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios