www.diariocritico.com

No atendió la petición de pacto nacional que le plantean Rosa Díez y Rubalcaba

Rajoy ventila los problemas del país en apenas unos minutos y no responde a casi nada

Rajoy ventila los problemas del país en apenas unos minutos y no responde a casi nada

> Apuesta porque Grecia siga en el euro y que cada país "haga sus deberes"
> El presidente lanza un mensaje a favor del euro: que Europa defienda las deudas soberanas

miércoles 16 de mayo de 2012, 10:05h
Mariano Rajoy ha rehusado responder a la petición de un gran pacto político-social que le han planteado este miércoles el líder de la oposición, Pérez Rubalcaba, y la diputada de UPyD, Rosa Díez. Rompiendo su habitual mutismo, Rajoy ha hablado en los pasillos del Congreso para afirmar que "el Gobierno sabe lo que tiene que hacer y va a seguir haciéndolo", y no ha querido responder a la pregunta concreta de si va a llamar a Rubalcaba. Por otro lado, Rajoy se ha opuesto a que Grecia salga del euro y pide a bruselas que defienda a las deudas soberanas.
En la sesión de control al Gobierno de este miércoles en el Congreso, tanto la diputada de UPyD Rosa Díez como el líder de la oposición, Alfredo Pérez Rubalcaba, han planteado al presidente Mariano Rajoy que llame a los grupos parlamentarios, a los líderes políticos, sindicales y empresariales para, entre todos, buscar un gran acuerdo nacional que nos permita afrontar la grave crisis que padecemos. Díez ha planteado ese pacto entendido como un gran 'pacto social'; Rubalcaba lo ha planteado más bien como un acuerdo entre los dos grandes partidos, pero ni uno ni otro han tenido respuesta por parte del presidente del Gobierno.

Ha sido tras la sesión de control cuando Mariano Rajoy ha hecho unas declaraciones en los pasillos del Congreso en las que ha explicado la necesidad de las políticas de durísimo ajuste que su Gobierno está realizando, pero se ha negado a responder a la pregunta directa que se le ha formulado sobre si piensa, al menos, llamar al socialista Pérez Rubalcaba para iniciar una vía de diálogo.

En sus declaraciones en pasillos, Rajoy volvió a informar de la gravedad de la situación española, del hecho de que España no puede pagar 30.000 millones de euros al año sólo en concepto de intereses por su deuda pública. Y en ese punto justificó sus medidas de austeridad: "Esa es la línea que hay que seguir [sus políticas de austeridad] y el rumbo adecuado; es el rumbo correcto", dijo, taxativamente, para añadir que "el Gobierno sabe lo que tiene que hacer y vamos a seguir haciéndolo".

En esa respuesta en sí misma implica que no tiene proyectado llamar a los dirigentes políticos, sindicales o empresariales para buscar ningún tipo de acuerdo. Pero, en todo caso, Rajoy ha rehuido responder sobre las peticiones concretas de Rubalcaba y de Rosa Díez. Fuentes próximas a Moncloa, sin embargo, afirman a Diariocrítico que "¿cómo su puede llamar a Rubalcaba cuando, tras cada vez que piden un pacto lanzan luego serias amenazas si no se hace lo que ellos dicen?".


Apoyo decidido a Grecia y al euro

En estos momentos, la mayor preocupación de Mariano Rajoy es la convulsión que está produciendo en las Bolsas la posible salida de Grecia del euro. Y es en ese punto en el que ha incidido el presidente español, para asegurar que "yo no quiero que Grecia salga del euro, sería una mala noticia". Es decir, en realidad, el corrillo periodístico al que se prestó Rajoy este miércoles fue para lanzar a Europa un mensaje público de apoyo al euro, y a Bruselas de que defienda las deudas soberanas, que para entrar en un posible pacto social en España como le demandan desde el PSOE hasta UPyD.

Rajoy dijo al respecto que "estoy a favor de que cada país haga sus deberes", pero todos juntos dentro de la zona euro. Y en cuanto al debate abierto tras la elección de Hollande en Francia, se mostró dispuesto a seguir con las políticas de austeridad predicadas por la canciller alemana, Angela Merkel, aunque acompañándolas con medidas de crecimiento económico. "Lo que hay que hacer", dijo Rajoy en pasillos, "es lanzar un mensaje a favor del euro".

En ese sentido, Rajoy ha instado a la Unión Europea a lanzar un mensaje "claro y contundente" en defensa del euro y de la sostenibilidad de las deudas públicas de todos los países que comparten la moneda única, enmarcado en una jornada en la que la prima de riesgo ha superado los 500 puntos y en la que el IBEX-35 ha caído a niveles de 2003.


Dureza de la situación

Ya durante la sesión de control, Rajoy respondió a las preguntas de Rubalcaba y de Rosa Díez afirmando que "soy muy consciente de la dureza de la situación y de las dificultades por las que están pasando muchos españoles", pero insistió a uno y a otra que "vivimos una situación extremadamente complicada" y que "todas las medidas [adoptadas por su Gobierno] son para salir del pozo en el que estamos en este momento".

Así las cosas, ya en la sesión de control rechazó explícitamente llamar a Rosa Díez para hablar con una frase de máxima dureza: "Yo no pienso de usted lo que usted piensa de sí misma; así que, por favor, sea un poco más modesta". A Rubalcaba, sin embargo, le respondió que "es bueno hablar con ustedes", pero le advirtió muy claramente que "estamos haciendo lo que tenemos que hacer".


Lea también:
- La prima de riesgo española supera los 500 puntos, cifras de intervención
- De Guindos dice que hablar de 'corralito' en España no tiene base
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

4 comentarios