www.diariocritico.com
Entre Torres, Dívar, los griegos, la prima de riesgo y Almunia

Entre Torres, Dívar, los griegos, la prima de riesgo y Almunia

viernes 15 de junio de 2012, 08:02h
Quién lo iba a decir, la suerte del presidente del Consejo del Poder Judicial, y del Tribunal Supremo, Carlos Dívar, compite, en los últimos tiempos, con la suerte de la ya famosísima "prima de riesgo", y hasta con la suerte de "la roja" de Vicente Del Bosque y Fernando Torres.... ¿Quién terminará sucumbiendo, "ante las desfavorables circunstancias", en las próximas horas o jornadas? Se admiten apuestas, claro...


El fin  de semana se presenta con graves incertidumbres. Esas ya mencionadas lo son, pero también., o acaso la primera, lo que hagan los griegos en las urnas, en esta nueva convocatoria a la que  llegan tras comprobar la imposibilidad de formar gobierno con los resultados de la convocatoria anterior. Lo que determinen los griegos es seguro que nos condicionará a todos, y en primer lugar a los mercados, en los últimos tiempos tan revueltos y protagonistas. Todo es, ahora mismo, incierto: Lo que decidirá Dívar, lo que sucederá con la prima de riesgo y lo que votarán los griegos. Incluso el orden de aparición en escena de cada una de estas materias es difícil de predecir. De momento, los mercados tienen la palabra, pero están muy atentos a lo que determinarán los helenos. Y al margen de esas dos cuestiones, muy entrelazadas, Carlos Dívar deberá determinar si le ha llegado la hora de arrojar la toalla, como muchos ya han pronosticado, tras la tensión que viene ejerciéndose contra su personalidad: sus muchos y comprometedores viajes, sin explicaciones suficientes o con explicaciones confusas y hasta mendaces, lo han colocado en una situación que no parece tener otra salida que la dimisión, y la correspondiente victoria de sus adversarios, que se han demostrado poderosos y persistentes. Carlos Dívar ha tenido, además, y desde el primer momento, un enemigo decisivo en la opinión pública, que se ha mostrado exigente con esas debilidades viajeras a costa del presupuesto público. No están los tiempos como para transigir con el abuso de "lo público", tan escaso... Esa batalla contra la opinión la ha perdido Dívar sin contemplaciones y desde el primer momento. Al propio Dívar acaso le haya resultado más doloroso ver "en los papeles" el nombre de su "guardaespaldas", su jefe de seguridad y hombre de la mayor confianza, Jerónimo E.


Pero son "la famosa prima" y los griegos   las cuestiones que, en mayor medida, preocupan hoy a los españoles. Es su futuro, en ambos casos, lo que se juega, al margen de la decisión personal de un individuo que se ha llegado a creer por encima del común de los mortales sometidos a unos presupuestos exigentes por razón de la crisis. El futuro del euro, las condiciones para salir de la crisis, están en juego. Lo vienen estando desde hace semanas, y la proximidad de lo que decidan los griegos hace más perentoria la situación. ¿Volverán a imponerse los partidos más decididos a abandonar el euro, incluso a abandonar la Unión, o cuando menos, a renegociar las condiciones de su permanencia con la amenaza de proceder a esas otras dos decisiones extremas? Los griegos vienen siendo el ejemplo extremo de lo que puede acontecer a los españoles ante una deuda insoportable, en una situación que ha venido a agravarse por causa del rescate financiero aprobado por el Eurogrupo el pasado din de semana. Desde España se viene reclamando, insistente y pacientemente, una actuación más contundente por parte del Banco Central de Draghi. "Draghi es culpable", parecen proclamar tanto el Gobierno como los propios banqueros españoles.  Draghi, de una parte, y Joaquín Almunia, por otra parte. El comisario español y comunitario ha conseguido enardecer contra él las voces más intransigentes tras manifestar su muy libre, y compartida opinión, de que si algunas entidades bancarias no consiguen convencer con sus planes de salvamento y con los datos de una buena gestión, debieran "dejarse caer", o sea, debieran quedarse al margen de las ayudas en forma de créditos que el Gobierno español viene negociando con las instituciones comunitarias. Este mismo viernes, "Galicia contesta a Almunia", como expone en sus grandes titulares el diario La Voz de Galicia, "con un frente común en defensa de Novagalicia". Con los particularismos regionales ha topado el comisario. Explica el periódico que la entidad que preside José María Castellano, y que proporcionó muy suculentas jubilaciones a sus anteriores "mandos", descarta la liquidación y asegura que su plan le garantiza el futuro". ¿Es muy osado y atrevido reclamar que cierren algunas de las Cajas más acosadas por sus deudas?  Cuenta este viernes el diario Cinco Días que Europa ha echado el cierre a una docena de bancos con la crisis. ¿Por qué no unas cuentas cajas españolas, de muy difícil rescate? ¿Y por qué la persecución contra Almunia? Al comisario se le atribuyó, en su momento, la presunta filtración de que el Gobierno había manipulado los datos del PIB de 2011. Los reiterados mentís de Almunia no han bastado para eliminar esas sospechas de "traición y lesa patria" que se han esforzado en atribuirle sus adversarios políticos, o sea, el PP.  Las principales características de Almunia son que está bien informado y suele hablar con propiedad y con buen criterio. Pero en estos tiempos difíciles, resulta más sencillo buscar un chivo expiatorio, Y a ser posible, lapidarlo en la plaza pública...


Lea también:
- Obligado a convocar un pleno para su cese ¿dimitirá Dívar el sábado?
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios