www.diariocritico.com
Pasamos del '¿de qué se ríen?' al '¿pero qué aplauden?'

Pasamos del "¿de qué se ríen?" al "¿pero qué aplauden?"

miércoles 11 de julio de 2012, 14:03h

Hace un tiempo se hizo famosa la expresión "¿de qué se ríen?", empleando fotografías de mandatario de la derecha tanto española como europea en plena plaga de recortes económicos. En redes sociales, como Twitter, llegó a ser un 'trending topic' mundial. La imagen y el sonido de los diputados del Partido Popular aplaudiendo y ovacionando a Mariano Rajoy cada vez que anunciaba un recorte o una medida dura para ajustar la economía fue grotesco, absurdo, obsceno, burlesco y, permítanme la expresión, vergonzoso.

¿Creen que hablo con ideología de por medio? No, señores. Seguramente cuando Zapatero anunció en 2009 las duras medidas, las primeras de la crisis, también hubo señorías socialistas que aplaudieran o lanzaran sus vítores. Seguramente fueron menos, porque no fue tan ruidoso ese obsceno momento. Y para comparar, comparemos bien: 'El Periódico' de Cataluña ofrece un vídeo albergado en Youtube donde vemos las diferencias. En él podrán ver a la ministra de Bienestar Social del gobierno italiano, el de Mario Monti. Se llama Elsa Fornero y se emocionó y lloró cuando anunció los recortes.  Era diciembre. En julio de 2012 en España, parecidas medidas de ajustes merecen aplausos, no lágrimas.

Otros, aplauden como si de un éxito se tratarse:

La austeridad y los recortes no llevan a la mejoría de la producción, de la creación de empleo. No lo digo yo, lo dicen los datos. En los países donde se ha invertido en lo público, gastando más en lo necesario, se han saboreado ya los frutos. Y si no, miren a Sarkozy, ya en la calle. Berlusconi, ya en la calle también. Por supuesto, también los socialistas de Portugal y el español Zapatero. ¿Dónde está la diferencia? Por ejemplo en Estados Unidos. Allí, Obama, con políticas sociales, levantó mucha controversia inicial. Ahora no, ahora tenemos esta noticia: ganaría las próximas elecciones presidenciales de su país con 6 puntos de ventaja sobre el candidato republicano Mitt Romney.

Las diferencias, señores, son fundamentales...

 

Pablo M. Beleña

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios