www.diariocritico.com
Ni los mercados ni la calle, todos contra la política de Rajoy

Ni los mercados ni la calle, todos contra la política de Rajoy

viernes 20 de julio de 2012, 07:55h
Insisten en el PP y en medios próximos al Gobierno en que las actuales circunstancias que se vienen dando en la vida pública española son altamente ingratas y desapacibles: Apenas hay reconocimientos al mérito que tiene afrontar las reformas-rebajas imprescindibles, ni en la calle, en la opinión pública, ni tampoco en los mercados. Los dirigentes políticos de otras formaciones, los líderes sindicales, los presidentes autonómicos, los dirigentes empresariales, los estudiantes... Y sobre todo, el pueblo llano, el funcionario, el maestro, la enfermera, el ciudadano "de a la pie", el policía, el bombero, el jubilado o el parado... Todos, con muy pocas excepciones, se ven afectados por las medidas de austeridad y por los recortes que ha planteado el Gobierno, y todos expresan su insatisfacción con la situación y con el futuro nada esperanzador que se vislumbra. No se recuerda otro momento en la historia reciente de España en el que españoles de toda condición se hayan visto empujado a salir a la calle a protestar. Las ochenta manifestaciones que se produjeron ayer en otras tantas ciudades son buena demostración de ese enfado generalizado, y de esa incomprensión que merecen las medidas y la actitud del Gobierno. Este, a su vez, el Gobierno, insiste en que se trata de "aguantar el tirón y resistir", porque no hay alternativa, y algún día se reconocerá el mérito de esa resistencia y aguante en tiempos de adversidad. Montoro, desde la tribuna de oradores del Congreso, insiste en que no hay dinero, que la recaudación del Estado ha caído peligrosamente, y que el Estado no puede afrontar los gastos corrientes de otros tiempos. En esa misma Cámara parlamentaria, Rubalcaba ha recuperado protagonismo y ha conseguido recuperar el apoyo de muchos de sus propios correligionarios, que en el debate de la semana pasada quedaron defraudados por un tono insuficientemente reivindicativo.  Por si fuera poco, Mariano Rajoy desaparece del escenario en los momentos críticos, como este debate que servía para "calentar" el ambiente de las movilizaciones ciudadanas de horas más tarde.
 
Ciertamente, nunca pudo pensar el PP que iba a tener que sufrir un tiempo de tanta hostilidad generalizada, tanto en el Parlamento, pese a su mayoría absoluta en ambas cámaras, y en la calle, como en los mercados, por igual. Los diarios de este viernes dan buena cuenta de esos dos escenarios complementarios y contradictorios, repletos de consignas contra el Gobierno: Rajoy aprueba el recorte con la prima de riesgo disparada y la calle en contra. El PP se queda solo con sus recortes, cuenta El País, que añade que el mayor ajuste de la democracia es aprobado con críticas de toda la oposición y que los mercados volvieron a castigar a España y disparan la prima de riesgo. Cuenta, además, que el grupo  Popular dio instrucciones a sus diputados para evitar los aplausos y no ocurriera lo que sucedió la semana pasada, cuando el "que te jodan" de Andrea Fabra, slogan muy repetido en las pancartas. El País en su editorial sostiene que el Gobierno se resiste a debatir salida a la crisis pese a los pobres resultados de su gestión. Titula El Mundo: El Gobierno, atrapado entre la espada del mercado y la pared de la calle. Sólo el Gobierno confía en el ajuste duro. Montoro afirma que España es un riesgo dentro de Europa, del euro y del mundo. Toda la oposición vaticina  que con esta política se agravarán el paro y la recesión. Y a continuación  el clamor en la calle por los recortes del Gobierno. Una multitudinaria manifestación inundó durante dos horas el centro de Madrid. Y en otra crónica más amplia, habla de "marea contra la trituradora de derechos": los sindicatos movilizaron a miles de personas en 80 ciudades de toda España. ABC señala que el Congreso aprobó los recortes con la mayoría del PP y que  el Gobierno se enfrenta en solitario a la crisis y que los sindicatos levantan su mano contra el ajuste. Dice de la manifestación de Madrid contra los recortes del Gobierno que acabó con seis detenidos. La marcha concluyó calificando los ajustes como una agresión sin precedentes. En La Vanguardia se señala también que el Gobierno se queda solo  en la defensa de los grandes recortes, y que las advertencias del PP no consiguen que ningún grupo secunde los ajustes de Rajoy. Y da cuenta a continuación de las multitudinarias protestas en toda España contra los ajustes., con participación de personas de todos los sectores y todas las edades en ochenta ciudades del país. Titula El Periódico de Cataluña: La calle estalla, y Rajoy se esfuma. La Gaceta también observa esa doble visión: El PP aprueba los recortes en solitario con las calles tomadas por las protestas.  En cambio, el  muy progubernamental La Razón emplea su tono más beligerante: La izquierda se conjura para calentar la calle. Los sindicatos anuncian movilizaciones y amenazan con un agosto caliente. La izquierda minoritaria abandonó el pleno del Congreso para no votar el ajuste fiscal que aprobó el PP en solitario. Expansión coincide con los restantes diarios en esa soledad de los gobernantes: El PP aprueba en solitario el gran recorte y avanza más ajustes de servicios públicos.
 
Y luego, las rectificaciones, matizaciones, las desinformaciones, los añadidos del ajuste, que consiguen terminar de sublevar los ánimos de la ciudadanía. Relata El País de este viernes que el IVA del material de uso escolar sube del 4 al 21 por 100, lo que indudablemente encarece el inicio del curso... La voracidad fiscal por recaudar no parece tener límites...
 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
2 comentarios