www.diariocritico.com

Arropado por Mariano Rajoy

Aznar, en la clausura la presentación de su libro: 'órdagos' como el de Mas 'en ningún caso se admiten'

Aznar, en la clausura la presentación de su libro: "órdagos" como el de Mas "en ningún caso se admiten"

- El 'dedo' de Aznar apuntó dos veces a Rato antes que a Rajoy

lunes 26 de noviembre de 2012, 22:39h
El expresidente del Gobierno José María Aznar ha asegurado este lunes que "todo el mundo" tiene que "sacar lecciones" de los comicios de Cataluña, en especial los nacionalistas que, según ha dicho, han cosechado "un fracaso muy grande". Dicho esto, ha asemejado la deriva soberanista de Artur Mas con la del exlehendakari Juan José Ibarretxe y ha subrayado que "órdagos" de ese tipo "en ningún caso se admiten".
"Los nacionalistas en líneas generales son malos gobernantes y cuando intentan gobernar los territorios que dicen que son suyos, normalmente organizan grandes líos y generan grandes problemas. Así sucedió hace ya algunos años y le pasó lo mismo al PNV con el órdago del Plan Ibarretxe y del plan de Estella, que era prácticamente lo mismo que ahora. Ahora es otro órdago y esos órdagos en ningún caso se admiten", ha proclamado Aznar en la presentación de su libro  'Memorias I' (Planeta).   

Una vez mas, Aznar ha afirmado que España "no se va a romper" y  ha reiterado que si alguien quisiera romperla "antes se rompería Cataluña". Tras señalar que hay "una visión de una Cataluña monolítica y única que no admite contestación", algo que a su juicio "no es verdad",  ha lamentado la "fragmentación política" que existirá a partir de ahora en el Parlamento catalán, "la mayor que en ningún otro Parlamento de España".
  
Ante el hecho de que dedique pocas páginas al pacto que alcanzó con PNV y CiU en la primera legislatura de Gobierno del PP, Aznar ha señalado que fueron unos pactos "positivos" que dieron "buenos resultados". "Esa negociación fue pública y transparente. A los cuatro años de gobierno la gente valoró lo que habíamos hecho y nos dio la mayoría", ha declarado, para añadir que la política "consiste no en intentar ser perfectos sino en que las cosas mejoren".

No hay posado con Rato y Rajoy

Al acto han acudido el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el exvicepresidente económico Rodrigo Rato, si bien éste último no ha posado ante los gráficos pese a que la 'foto' de los dos aspirantes a la sucesión era una de las más esperadas, ya que el expresidente del Gobierno admite en sus memorias que el exdirector del FMI era su "sucesor natural".
  
En concreto, el exjefe del Ejecutivo revela que le propuso dos veces en el año 2000 a Rodrigo Rato que fuera su sucesor pero éste lo rechazó. Tres años después el exministro de Economía le dijo que había "cambiado de opinión" y que entonces quería "ser el candidato". En ese momento, Aznar ya se había decantado por Rajoy por considerar que era la persona "más indicada" para los retos de ese momento, entre otros, "neutralizar el ataque de la izquierda y de los nacionalismos".
  
Una nutrida representación de antiguos ministros y cargos del partido ha asistido a esta presentación, conducida por el periodista Carlos Herrera. Así, se han acercado a este acto ministros como Alberto Ruiz Gallardón (Justicia), Jorge Fernández Díaz (Interior), Ana Pastor (Fomento) o José Manuel Soria (Industria). También había numerosos exministros como Josep Piqué, Eduardo Zaplana, Isabel Tocino o José Manuel Romay Beccaría, así como la expresidenta del Congreso, Luisa Fernanda Rudi.
  
Igualmente han acudido la presidenta de la AVT, Angeles Pedraza, la presidenta de la Fundación Miguel Ángel Blanco, Mari Mar Blanco, o Ana Iríba, viuda de Gregorío Ordónez. Entre los presentes estaba también el director general de la Guardia Civil, Arsenio Fernández de Mesa, y el director general de la Policía, Ignacio Cosidó.
  
Destacados empresarios se han acercado al acto como Florentino Pérez, Arturo Fernández o Fernando Fernández Tapias, así como el expresidente de Caja Madrid Miguel Blesa. También estaban presentes la alcaldesa y esposa de Aznar, Ana Botella, y su 'número dos' en el Ayuntamiento, Miguel Ángel Villanueva.

Gracias a Rato y a Rajoy


En su intervención, Aznar ha afirmado que no tiene "melancolía" por haber dejado el poder. "Si hubiese querido seguir mandando me hubiese quedado y una mayoría del partido hubiese estado bastante de acuerdo, pero no quería. Por tanto, no tengo ninguna melancolía", ha enfatizado el exjefe del Ejecutivo, que ha señalado que eligió a su sucesor pensando en el "interés de España".
  
Aznar ha aprovechado su intervención --a modo de coloquio con Carlos Herrera-- para dar las gracias a Rato y Rajoy por lo mucho que hicieron y siguen haciendo por el bien de España. Ambos han escuchado sus palabras atentamente desde la primera fila, pero separados por un pasillo central que les impedía conversar.
  
"Agradezco mucho a los dos que estéis aquí y el tercero --en referencia a Jaime Mayor Oreja-- no ha podido estar porque está un poquito lesionado. También le agradezco su trabajo y su amistad", ha apostillado, para agregar que debe "mucho" a "mucha gente" y que es una persona "agradecida".
  
A renglón seguido, el actual presidente de FAES ha presumido de "contar con los mejores" colaboradores cuando estuvo al frente del país. "Y tengo la sensación de haber contribuido a crear una serie de equipos en España a distintos niveles que resiste la comparación y la competición con cualquier otro", ha resaltado.
  
Aznar ha confesado que él es una de las personas que más deseaba el éxito de Mariano Rajoy porque su éxito "será el éxito de España". El periodista se ha atrevido a preguntar al expresidente si esta noche se iría con Rato y Rajoy a un karaoke a cantar canciones de Luis Miguel: "Con Rato he cantado alguna vez, con Mariano Rajoy seguro que no. Otras cosas hemos hecho pero ésa seguro que no", ha exclamado, provocando las risas del repleto auditorio.

Política antiterrorista


En política antiterrorista, el expresidente ha recordado que cuando llegaron al Gobierno existía la idea de que era "muy difícil" que ETA fuera derrotada, que "había que tener contactos permanentes debajo de la mesa" y que "había que tener el brazo político legalizado". "Nosotros nos negamos a todo eso", ha subrayado.
  
Además, ha recordado la actuación del PNV con el pacto de Estella, que ha calificado de "manifestación extraordinariamente grave de deslealtad". "Una de las partes del acuerdo de Estella es la tregua de ETA. Nosotros no creíamos en eso, pero en España se generó un movimiento de esperanza grande", ha dicho, para explicar que él se limitó a ver si la cosa "iba en serio" y descubrió que no era así.

Lea también:

- El 'dedo' de Aznar apuntó dos veces a Rato antes que a Rajoy
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios