www.diariocritico.com
La encuesta del maestro Ciruela

La encuesta del maestro Ciruela

domingo 16 de diciembre de 2012, 09:18h
Hay  un refrán español que afirma aquello de que "eres como el maestro Ciruela que no sabía leer y puso una escuela" referido a aquellos que pretenden metas inalcanzables para su preparación. Pues bien, el IESA (Instituto de Estudios Sociales Avanzados), que dirige el ex portavoz de Pepe Griñán en la Junta, Manuel Pérez Yruela (el maestro Ciruela), acaba de publicar su habitual sondeo anual sobre la perspectivas de voto de los andaluces para las eleccions andaluzas (que si no ocurre nada tendrán lucgar dentro de cuatro años, allá por marzo o abril de 2016) que pone de manifiesto la caída en picado del PP y el ascenso irresistible del PSOE e Izquierda Unida. Hombre, parece más que demostrado que las encuestas en Andalucía fallan más que que una escopeta de caña. De hecho el mismo IESA, por estas mismas fechas del año pasado, daba a Javier Arenas como ganador de las elecciones andaluzas con mayoría absoluta cuando sólo faltaban algo más de tres meses para los comicios.

Y se equivocó, como se equivocaron todas las encuestas el 15-M. Y es que por más que se empeñe el marido de Celia Villalobos, los sondeos en Andalucía tienen un componente que las empresas de demoscopia no valoran y que dejan en evidencia los análisis de los expertos. Los andaluces no dicen nunca la verdad de lo que piensan y menos a aquellos que les sondean telefónicamente. Su intención de voto viene condicionada no sólo por lo bien o mal que lo esté haciendo la Junta de Andalucía, sino, siguiendo lo que dice su himno (por sí, por España y la Humanidad), por lo que haga el Gobierno central. Arenas, además de hacer una campaña plena de errores infantiles como el de no comparecer en el debate de Canal Sur, pagó el pato de los primeros recortes de Mariano Rajoy y se vio obligado a dimitir de la presidencia del PP andaluz, dejando al partido huérfano de líderes.

Nueve meses después de las elecciones, el IESA saca una encuesta en la que dice que el PP, vencedor el 15-M, baja diez puntos en intención de voto, siendo superado por el PSOE. Pepe Griñán, y sus "griñaninis" Mario Jiménez y Susana Diaz han lanzado las campanas al vuelo pese a que esta misma encuesta señala que más de la mitad de los andaluces está descontento con el Gobierno del bipartito PSOE-IULV-CA. Que me lo explique el maestro Ciruela, que no acabo de entenderlo. Estamos hasta la coronilla del duo de la bencina Griñán-Valderas que no sólo no arregla ninguno de los graves problemas que afectan a esta comunidad, sino que están de brazos cruzados sacando únicamente decretos y leyes sobre el uso de las bicicletas o la protección del litoral cuando casi un millón y medio de andaluces, el 32 por ciento de su población activa, está engrosando las listas del paro con una tasa que lidera (es en lo único en lo que Andalucía es líder) el desempleo de toda la Unión Europea.

Yo creo que en lo único que ha acertado la encuesta del IESA es que casi el noventa por ciento de los andaluces considera que los partidos políticos, todos los partidos políticos, van a lo suyo, pasando de lo que desean los ciudadanos. Ello debería conllevar a que, de segir así, en las próximas elecciones andaluzas el índice de abstención superara el sesenta por ciento. Algo que debería preocupar sobre todo a los dos partidos mayoritarios. PSOE y PP, que ven como, poco a poco, la desafección ciudadana sobre sus propuestas alcanza cotas bastante preocupantes que ponen en peligro todo el sistema democrático que nos hemos dado. Es cierto que este rechazo es consecuencia de la crisis económica en la que estamos sumidos, pero no lo es menos que si los grandes partidos no adoptan pronto reformas que afecten a los privilegios de los que gozan la clase política, estas críticas pueden ir aumentando.

Hay algunos que han interpretado la encuesta del maestro Yruela como un apoyo mediático hacia el futuro liderazgo de Pepe Griñán en el PSOE (es más conocido en Andalucía que el mismísimo Obama, que ya el decir) a fin de prepararle el camino para una posible sucesión de Alfredo Pérez Rubalcaba. No acabo de creermelo. Me parece una aspiración excesiva para un personaje tan mediocre. Otros han interpretado la caída en intención de voto del PP andaluz poniendo en entredicho el liderazgo de su actual presidente, Juan Ignacio Zoido. En Málaga siguen haciéndole la cama. Es posible que Zoido no sea la persona más adecuada en estos momentos para relanzar un partido en horas bajas, pero sí el hombre que puede hacer de transición en estos años de travesía del desierto hasta que el PP encuentre un sustituto de Javier Arenas capaz de aunar voluntades e ilusionar al electorado. Desde aquí la gran baza que uno ve en estos momentos se centra en una mujer cuya labor al frente de la Delegación del Gobierno en Andalucía, está dando mucho que hablar. Su nombre, ya lo saben es Carmen Crespo. Habrá que estar atentos a su trayectoria y si algunos submarinos del partido no tratan de torpedearla.

Por lo demás, la encuesta del maestro Ciruela tiene la misma validez que cualquiera que se haga a casi cuatro años de las próximas elecciones. Es decir, ninguna. Ha sido tirar el dinero. Pero, claro, como es dinero público al servicio de Griñán, no hay ningún problema. Ya se sabe que, como dijo la paisana de nuestro presidente, la ministra cordobesa Carmen Calvo, el dinero público no es de nadie. ¿O sí?
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios