www.diariocritico.com

Para superar injusticias

Correa pide a la Iglesia Católicaretomar la 'denuncia social'

Correa pide a la Iglesia Católicaretomar la "denuncia social"

El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, aseguró que la Iglesia Católica debe retomar la denuncia social como su soporte ideológico en América Latina, que es el continente "más injusto del mundo". El Mandatario consideró que hace ya algunos años que la Iglesia dejó de denunciar lo que se llama la cuestión social.

En su programa radial de los sábados, Correa, un economista de izquierda, que se define como católico practicante, parafraseando el Evangelio, dijo que "las injusticias claman al cielo y eso lo tiene que denunciar la Iglesia" católica.
El presidente ecuatoriano afirmó que América Latina es "el continente más cristiano del mundo, en teoría, pero también el más injusto, y eso es incompatible" con la doctrina de la Iglesia.
"O somos cristianos y resolvemos la injusticia y la inequidad, o mantenemos la injusticia y la inequidad, pero no nos llamemos cristianos", apostilló Correa, tras remarcar que el desarrollo social, sustentable y armónico con la naturaleza es "el nuevo nombre de la paz" en el mundo.
"América Latina es la región con peor distribución de los ingresos", aunque en promedio "somos más ricos que África y que algunos sectores de Asia", apuntó el jefe del Estado.
No obstante, insistió en que en Latinoamérica "hay gente más rica que en Suiza y gente más pobre que en Asia y África y eso es intolerable, peor aún si nos llamamos cristianos".
"Hace ya algunos años que la Iglesia en América Latina dejó de denunciar lo que se llama la cuestión social y se dedicó a la cuestión moral, sobre el aborto o la eutanasia, que está bien, pero también es clamorosa la injusticia social", añadió.
Además, Correa afirmó que "la paz no es solamente la ausencia de guerra".
"Hay balas invisibles: la injusticia que se vive en América Latina y, sobre todo, en Ecuador, uno de los países más inequitativos del mundo, donde se vive una opulencia insultante e indignante (de pocas familias), eso es también violencia cotidiana", subrayó Correa.
Las declaraciones del mandatario ecuatoriano coinciden con las que hizo hoy el Papa Benedicto XVI, que pidió que el nuevo ordenamiento constitucional de Ecuador contemple "las más amplias garantías para la libertad religiosa".
El Papa hizo esas declaraciones en el discurso que dirigió al nuevo embajador de Ecuador ante la Santa Sede, Fausto Córdovez, que hoy le presentó sus cartas credenciales.
En un discurso en español, el Pontífice dijo que la libertad de acción de la Iglesia, "además de ser un derecho inalienable, es condición primordial para llevar a cabo su misión ante el pueblo, incluso en circunstancias difíciles".
Por su parte, el embajador ecuatoriano afirmó que "se viven tiempos de contradicciones en los que la fe tiene que constituir un verdadero baluarte para enfrentar con valor los principios cristianos".
Córdovez aseguró que el presidente de su país "se encuentra empeñado en una transformación fundamental" de las estructuras del país, que "aspira a servir, de la mejor manera, a las justas y legítimas aspiraciones de las grandes mayorías sociales del pueblo ecuatoriano".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios