www.diariocritico.com

Posible tráfico de influencias en favor del ex consejero Lamela

Ex consejero de Sanidad de Esperanza Aguirre
Ex consejero de Sanidad de Esperanza Aguirre

Equo ya denunció en Anticorrupción las 'amistades peligrosas' en la Sanidad madrileña

miércoles 03 de abril de 2013, 18:23h
'Ya lo decíamos nosotros'. Es la frase-tópica que podría emplear la formación Equo Madrid, que ya denunció el pasado mes de febrero ante la Fiscalía contra la Corrupción y la Criminalidad las relaciones 'peligrosas' entre los actuales planes privatizadores de la Sanidad en la Comunidad de Madrid y la relación que con los mismos tendría el ex consejero de Sanidad Manuela Lamela. Ahora que ha estallado el 'escándalo Lamela', Equo recuerda que un su denuncia ante la Fiscalía hay muchísimos datos más.

>> Lean la denuncia que Equo puso en febrero ante la Fiscalía
 
Tras conocerse la relación que tiene con la empresa Assignia Manuel Lamela, el hombre que inició la privatización de la Sanidad madrileña con Esperanza Aguirre, Equo se ha lanzado nuevamente al ruedo con datos nuevos sobre la Sanidad en esta comunidad autónoma. En concreto, esta formación verde ha criticado el trato de favor que la empresa Assignia ha recibido por parte de la Comunidad de Madrid desde que el ex consejero de Sanidad, Manuel Lamela, formase parte de su Consejo de Administración, en 2010.

La coportavoz de Equo Madrid, Inés Sabanés, ha expresado que "resulta difícilmente comprensible que en estos últimos años Assignia haya firmado contratos por valor de 4 millones de euros, algunos de ellos sin necesidad de someterse a concurso público".

Equo Madrid ya denunció el hecho de que sea Assignia la que gestione los servicios no sanitarios del Hospital del Tajo (Aranjuez), el cual se privatizó parcialmente cuando Lamela todavía era Consejero de Sanidad. A ello se suman otras concesiones pactadas con el ejecutivo madrileño, según Equo: un contrato de asistencia técnica del Hospital de Princesa y el mantenimiento de diversos centros de atención primaria, además del complejo de la Presidencia del Gobierno madrileño.

Por otra parte, Equo ha destacado la conexión entre Ignacio González y otro miembro del consejo de Assignia, Luis Vicente Moro, amigo íntimo del presidente.

A juicio de Equo Madrid, hay motivos para sospechar de un posible tráfico de influencias en el proceso de privatización de la Sanidad madrileña, hecho que denunció ante la Fiscalía Anticorrupción el pasado 11 de febrero. Además, la formación política ha criticado que la práctica de la "puerta giratoria" sea una constante en el Gobierno de la Comunidad, como ocurre en el caso de Lamela.

Desde que dejase su cargo de consejero, Lamela ha colaborado en numerosas instituciones privadas, con y sin ánimo de lucro, del sector sanitario. Madrid Centro Médico, Madrid Ciudad de la Salud S.A. o Fundación Lácer son sólo algunos ejemplos, según esta fuerza política.

"'Puertas giratorias', tráfico de influencias y otras irregularidades hacen que el proceso de privatización de la Sanidad madrileña sea fuente de críticas y denuncias de los madrileños", dice Equo, razón por la que Inés Sabanés haya abogado por "una Auditoría Sanitaria Ciudadana que esclarezca quién gestiona nuestra Sanidad y cómo se traduce en costes para los ciudadanos. No podemos dejar que nuestra salud se ponga al servicio de la especulación y el lucro".

>> Lean la denuncia que Equo puso en febrero ante la Fiscalía

>> Vean la página desde donde se pide una auditoría sanitaria
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios