www.diariocritico.com
Indicios racionales de imputación

Indicios racionales de imputación

miércoles 19 de junio de 2013, 11:11h
Yo no sé si el sindicato Manos Limpias es "facha" como dicen algunos o independiente como afirman ellos. Lo que sí sé es que está personado en todos los fregados de corrupción política que aparecen en toda España desde el caso Urdangarín al de los EREs fraudulentos de la Junta, pasando por el Caso Malaya o el Campeón. No hay movida política a la que estos muchachos no acudan como acusación particular en una especie de Cruzada contra la corrupción en la que no parecen existir ni fronteras territoriales ni ideológicas. Hasta el momento su labor ha estado en una especie de segundo término, siempre a la espera de lo que dictaminen los jueces pertinentes, aportando otros puntos de vista distintos a los habituales de los partidos políticos afectados por las diversas tramas corruptas. Aquí abajo, en Andalucía, ya trataron de moverle la silla a Manuel Chaves cuando estalló el Caso Matsa, aquel de la subvención a la empresa en la que trabajaba su hija. Ahora, cuando el asunto de los EREs fraudulentos de la Junta está alcanzando sus cotas más escandalosas, el secretario general del sindicato, Miguel Bernat, ha dado una rueda de prensa en Sevilla acompañado por el abogado José María Gómez de León, en la que afirman que se atisban "indicios racionales de criminalidad" para pedir la imputación del presidente de la Junta de Andalucía, José Antonio Griñán, y de su antecesor en el cargo, Manuel Chaves, en la investigación que comanda la juez Mercedes Alaya sobre la presunta administración fraudulenta de la partida presupuestaria 31L de los fondos autonómicos (la conocida como "fondo de reptiles" en versión de Francisco Javier Guerrero). La organización pedirá la imputación de ambos cuando finalice la parte de la instrucción relativa a las sobrecomisiones que cobraban las consultoras.

El asunto no es baladí porque según Manos Limpias "la fase de los falsos prejubilados, los intrusos, está prácticamente cerrada. Estamos en una segunda fase sobre los intermediarios y nos quedará una tercera y última fase, porque esto no lo deciden un golfo, un simple señor con dos 'gin tonic'", según afirma Gómez de León. El letrado, en ese sentido, explica que si bien Manos Limpias cuenta con "indicios racionales de criminalidad" para pedir la imputación de Chaves y Griñán, tal extremo sucederá cuando finalice la fase de la investigación correspondiente a las sobrecomisiones y las consultoras e intermediarios y sean adoptadas "las medidas cautelares suficientes". Y añaden "tenemos ya indicios de criminalidad más que suficientes, pero queremos que sean mucho más abundantes y claros. No vamos a distorsionar la instrucción de la juez", insistiendo en que la organización pedirá la imputación de ambos dirigentes socialistas cuando la instrucción supere la fase de las sobrecomisiones y las mediadoras y encare su "tercera y última fase".

Yo no sé como habrá sentado todo esto en San Telmo (sede de la Presidencia de la Junta) y en San Vicente (sede del PSOE-A), pero me da la impresión que Pepe Griñán se está tocando la ropa con cada paso adelante que da la juez Mercedes Alaya en la instrucción del caso, empeñada cada día más en llegar a esa "cúspide" de la pirámide de la corrupción que señalo en uno de sus primeros autos. Sinceramente, y lo he dicho en más de una ocasión, no creo probable que Griñán o Chaves acaben imputados aunque todos sospechemos que ambos han tenido, tienen y tendrán una más que evidente responsabilidad política al haber consentido por acción u omisión el desfalco de más de mil millones de euros, que, repito, se dice pronto, del dinero de los parados durante más de diez años. Quien no quiera verlo es porque sigue al pie de la letra el dicho que afirma que no hay peor ciego que el que no quiere ver. Y son muchos los que, pese a las pruebas acumuladas, pese a los indicios, siguen negando la evidencia.

Ahora solo hay que esperar que dejen tranquila a la juez Mercedes Alaya para que finalice cuanto antes esta tercera etapa de la instrucción sin tener que soportar las numerosas presiones judiciales y políticas que viene sufriendo. También en ésto Manos Limpias ha sido bastante claro: Sus representantes han defendido igualmente a Mercedes Alaya, que recientemente veía como la Fiscalía Anticorrupción se quejaba de una tardanza en sus notificaciones, toda vez que poco antes, el presidente del Tribunal Supremo y el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), Gonzalo Moliner, y el propio Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) habían criticado la prolongada extensión temporal de la instrucción. Para los miembros de Manos Limpias, las declaraciones de Moliner fueron "vergonzosas" y constituyen un "intento de intimidar a la juez", que a su juicio sufre "una manifiesta y evidente" persecución precisamente a cuenta de su "comportamiento ejemplar e independiente". "La juez no ha tenido ni folios ni 'toner' para imprimir, le ha sido denegado", han señalado sobre esa supuesta persecución. Ya veremos en qué acaba todo este embrollo si el Caso de los EREs sigue en sus manos y no acaba, como muchos suponemos, en la Sala Segunda del Tribunal Supremo. Y ya veremos si estos "indicios racionales" de Manos Limpias no son solo tiros al aire para darse autopublicidad.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios