www.diariocritico.com
La nación imprescindible

La nación imprescindible

jueves 01 de agosto de 2013, 08:53h
La nación indispensable es aquella que sabe defender a sus ciudadanos frente a los avatares de una vida colectiva plagada de sinsabores y desgracias, dramas y tragedias, contingencias que sólo la nación puede socorrer. La nación imprescindible es aquella que se forma por todos los ciudadanos, trabajadores de cualquier sector, dependientes y autónomos, libres para trabajar para sí mismos y para los demás. El conjunto de todos nosotros, verdadero motor de nuestro país.
La nación necesaria es aquella que rechaza en sus mecanismos colectivos a aquellos que malversan contra nosotros mismos, que se llevan el dinero a otros lugares, que roban o practican el cohecho. Sin esta nación, suma de todos los ciudadanos, como fuerza colectiva, quedarán impunes quienes defienden la libertad... de delinquir, evadir o eludir.

La nación irremplazable es la que sufre por el mero hecho de que uno solo de los suyos... sufra. Nadie en esa nación imaginaria, o que poco a poco vamos perdiendo, quedaría relegado. Ni aquellos con condiciones sociales adversas, ni aquellos con condiciones personales infortunadas. La nación precisa es la que rechaza desde lo colectivo, democráticamente elegido, a los que tratan de dañarla y protege a los que la conforman. No es una tribu, una familia o un lugar, es la nación que se asienta en nuestra cultura, con distintos acentos, sin mitos, ni inventos, sin soberbia y sin arrogancia.

La nación insustituible somos todos. Somos, no la mayoría, sino la unanimidad de las personas que protegen a los más necesitados, a nuestros parados, a los desahuciados, a nuestros mayores, a los dependientes. El problema de nuestro país es que los unos se apropiaron desde los privilegios de una nación que debiera ser de los más humildes, y los otros permanecieron impasibles ante su disolución evidente.

Por eso, el problema de nuestro país es que cuando deja de ser nación, sus ciudadanos velan por sí mismos sin contemplar que su nación, propiamente dicha, debiera estar ahí para ayudarles, a ellos, a sus ascendientes, a sus descendientes.La nación urgente es la que tiene prisa por socorrer a cualquiera de sus familias, de sus individuos, de las personas que la conforman. La que va más allá del mercado y del Derecho Mercantil. La que sirve para tener futuro y para que nadie pueda quemar los campos del porvenir que tenemos por delante.  

@AntonioMiguelC

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios