www.diariocritico.com
Pepe se va, pero con las espaldas cubiertas

Pepe se va, pero con las espaldas cubiertas

martes 27 de agosto de 2013, 08:52h
Bueno, se acabó la efímera y paralítica "era de Pepe" en pleno periodo vacacional para que los andaluces no lo notaran demasiado, y comienza la "etapa Susana". Al primero, Griñán, habría que cantarle aquello de "adios con el corazón, que con el alma no puedo" y a la segunda, Díaz, habría que recibirla con una canción de la tuna que dijera algo así como "Susana la del clavel, la del clavel en la boca" porque me da a mí que viene dispuesta a instaurar una dictadura sociocomunista en la que, esta vez sí, quien se mueva lo más mínimo, no va a salir en la foto. Ni en la foto ni en Canal Sur donde Susana pretende meter mano cuanto antes. De momento, el martes, 27 de agosto, puede ser, como diria Serrat, un gran día ya que se va el único presidente de la Junta en más de treinta años que no ha sido respaldado por el voto de los andaluces y que, ya veremos lo que decide la juez Mercedes Alaya, podría ser imputado en el caso de corrupción política más escandaloso de la reciente historia de la comunidad con miles de millones defraudados del dinero público de los parados, ahí es nada sus records. como para olvidarlo. Aunque también es verdad que como su antecesor, Manuel Chaves, le deja el cargo en herencia a su protegida y ahijada política para, como decía aquel otro que tampoco fue elegido y que también dejó el cargo en herencia, dejar las cosas "atadas y bien atadas".


Confiesa Pepe Griñán que renuncia al cargo de presidente de la Junta porque "no quiero que ningún escándalo salpique a Andalucía ni a la Junta". Vamos, blanco y en botella, que se va corriendo antes de que el Caso de los EREs fraudulentos le caiga encima con todo el peso de la ley. Añade el número 2 del PSOE-A, el "griñanini" Mario Jiménez que el hecho de que el partido nombre a Griñán senador por la comunidad autónoma, nada tiene que ver con los EREs ya que el ya ex presidente es diputado autonómico y por lo tanto está aforado. Vamos, anda. Pero no dice que en la Ejecutiva socialista está todo el mundo loco porque Mercedes Alaya impute a alguien aforado, aunque sea a su mismísimo secretario general, para que, de una vez por todas, le quiten de las manos la instrucción del caso a la juez sevillana y lo pasen a otras altas instancias donde duerma el sueño de los injustos. También es verdad que el Senado se está convirtiendo en el cementerio de elefantes del socialismo hispano. Ya hay allí cinco ex presidentes autonómicos del PSOE (Francesc Antich, de Baleares; Joan Lerma, de Valencia; José Montilla, de Cataluña; Marcelino Iglesias, de Aragón, y Francisco Álvarez Areces, de Asturias) y con José Antonio Griñán ya serán seis.Toda una pléyade de figuras de la vieja guardia caidos en desgracia en la que sólo falta el ínclito extremeño Juan Carlos Rodríguez Ibarra, para completar el cuadro.

Mi pregunta es, si se van porque están cansados de la política, ¿por qué le dan un puesto de senador? José Antonio Griñán, con 67 años cumplidos y 43 trabajando en la Adminstración, podría jubilarse tranquilamente y con una buenísima pensión. ¿A qué viene darle ahora un escaño en el Senado, y para qué? Lo más curioso es que Griñán le va a quitar el puesto en el senado a un antiguo consejero suyo, Juan Espadas, el que fue candidato a la Alcaldía de Sevilla y resultó derrotado por el presidente regional del PP-A, Juan Ignacio Zoido. Espadas tendrá que conformarse ahora con el puesto de jefe de la oposición en el Consistorio hispalense. El caso es que todos los políticos tienen asegurada su jubilación y salen colocados mientras cinco millones de españoles siguen en el paro sin dinero para poder sustentar a sus familias. Ejemplarizante. Y que conste que el caso no atañe sólo al PSOE, sino también al resto de los partidos de todo el espectro, que aquí hasta el más tonto hace rejoles.

Con la dimisión de Griñán y hasta que el próximo día 7 de septiembre tome posesión del cargo su sucesora, Susana Díaz, se abre una etapa de interinidad en el actual Ejecutivo que finalizará  el miércoles y el jueves de la próxima semana con el debate de la sesión de investidura de la nueva presidenta andaluza cuye eleción contará con la mayoría absoluta que le dan los votos de PSOE e IULV-CA. Ese mismo fin de semana, la nueva presidenta dará a conocer los nombres de su Ejecutivo en el que se da por seguro la salida tanto de Antonio Ávila como de Carmen Martínez Aguayo, los otros dos miembros que podrían ser también imputados por la juez Alaya en el Caso ERE. Comienza, por lo tanto, una nueva etapa en la que el primer gran reto será la aprobación de los presupuestos. Ahí comprobaremos el alcance del nuevo pacto de Gobierno y si la IULV-CA de Maillo, Valderas y Sánchez Gordillo ha conseguido meterle otro gol por la escuadra al PSOE andaluz de Griñán y Susana. Tal y como están las cosas, no sería ninguna sorpresa.   
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios