www.diariocritico.com

Según el informe "El Lobby en el Nuevo Marco Regulatorio"

Los políticos apuestan mayoritariamente por regular el lobby en España

Los políticos apuestan mayoritariamente por regular el lobby en España

- El 56 % de los políticos afirma hablar con los lobistas porque es su obligación

martes 24 de septiembre de 2013, 18:54h
"El lobby en España debería normalizarse. Los políticos tenemos la obligación de que esta actividad sea percibida de forma positiva por la sociedad, ya que es fundamental para una correcta toma de decisiones". El diputado de Convergencia i Unió (CiU) y vicepresidente 4º de la Cámara Baja, Jordi Jané, definió así la visión que el legislativo tiene de la actividad del lobby en España durante la presentación del informe "El Lobby en el Nuevo Marco Regulatorio", de Cariotipo MH5 y Burson-Marsteller.
Igualmente, el secretario 4º de la Mesa del Congreso, Secretario Técnico del Grupo Popular y miembro del Consejo de Dirección del Partido, Teófilo de Luis, señaló que los problemas que aborda el legislador son variados y complejos, y que, en su opinión, es imposible abordar reformas de sectores regulados, como el financiero o el energético, sin el apoyo y el conocimiento de los técnicos.

"El político no puede encerrarse en una cabina aislado. Ejecutivo y legisladores tienen derecho y obligación de conocer mejor la incidencia que pueden tener sus decisiones tanto sobre el interés general, como en los grupos concretos a los que afecte", añadió durante la presentación Jordi Jané.

Un estudio sobre el lobby en España

El estudio español forma parte del realizado por Burson-Marsteller en 20 países de la Unión Europea, en el que han participado más de 600 políticos europeos. Salvo algunos aspectos relativos a regulación o transparencia, existen pocas diferencias de percepción de los decisores políticos en España frente a otros países Comunitarios.

En este sentido, el informe destaca cómo en los últimos años se ha detectado un aumento en la actividad del lobby en España, paralela a su profesionalización. La situación actual del país y la complejidad de las Administraciones, requieren una mayor comunicación y participación de los intereses económicos y sociales en la toma de decisiones.

Para más del 90% de los políticos españoles, el lobby no está suficientemente regulado en nuestro país; si atendemos a los datos europeos, el dato baja al 56%. Sin embargo, un 44% de los encuestados españoles opina que sí lo estará en los próximos 3 años. En un momento en el que se está debatiendo sobre la posible regulación de esta actividad en España, solo el 34% de los decisores considera útil un registro de lobistas, según el estudio.

Los grupos y sectores más lobistas

Los lobistas más activos y eficaces en nuestro país son las asociaciones profesionales y sectoriales, seguidas de los sindicatos, periodistas y ONGs. Seis de cada diez encuestados opina que el lobby asegura la participación en el proceso democrático de los actores económicos, sociales así como de los ciudadanos. Por otro lado, aún un 46% considera que uno de los errores que se comenten es que no son suficientemente transparentes, cuando en el conjunto europeo solo lo afirma el 26%.

Carmen Mateo, fundadora y Presidenta de CariotipoMH5, una de las principales consultoras de Relaciones Institucionales en nuestro país, puso el acento en la cada vez mayor importancia que dan las empresas a la actividad política, y al respeto por los profesionales que la desempeñan. "Las organizaciones -subrayó- dedican cada vez más tiempo y recursos para el desarrollo de la actividad de lobby. El 70 por ciento de nuestra Cartera de clientes requiere servicios de lobby y un 30 por ciento de comunicación. Los máximos responsables de las empresas son conscientes de la necesidad de tener una relación fluida y permanente con los decisores políticos".

En otro momento de su intervención, Mateo explicó que "En Cariotipo entendemos el lobby como una búsqueda de la convergencia entre los intereses de nuestros clientes y los de los decisores, alineando, de esta forma, las políticas públicas con los intereses legítimos de distintos sectores de la sociedad".

Por su parte, Yolanda Vega, directora de Public Affairs de Burson-Marsteller en España resaltó que "esta práctica está cada vez más integrada en los programas estratégicos de comunicación que nos demandan nuestros clientes, aunque en España estemos yendo más despacio en la percepción de la normalización de esta actividad que en otros países. Un ejemplo de esta evolución positiva es que entre los políticos españoles la falta de transparencia por parte de los lobistas ha disminuido 6 puntos porcentuales desde la oleada anterior de este estudio realizado a finales de 2009".

En el informe español se evidencia que los políticos valoran también positivamente la capacidad de los lobbies para incrementar la relevancia de determinados temas (12 %), su labor como facilitadores de información útil y a tiempo (10 %) y la conversión de información técnica o científica en relevante; una cuestión importante dado el incesante flujo de información que reciben los representantes de los ciudadanos españoles.

Perspectiva Comunitaria

Durante la presentación del informe Robert Mack, responsable de Public Affairs de Burson-Marsteller en Europa, destacó cómo "las nuevas normativas de regulación del lobby están en la agenda de la mayoría de los países europeos. Los lobistas, por tanto, no sólo deben preocuparse de los argumentos que utilizan, sino de cómo se percibe su compromiso con los responsables políticos".

Añadió que nueve de cada diez encuestados en Europa sostiene que el ejercicio del lobby de manera transparente favorece el desarrollo de políticas públicas. De entre los grupos de los que mejor percepción se tiene están las asociaciones comerciales, las organizaciones profesionales, las empresas, los sindicatos y las ONGs.

Sin embargo, la mayoría de los entrevistados en los países de la UE opinaron que la actividad de lobby no está suficientemente regulada, mientras que la opinión estaba dividida de forma en si una mayor regulación se daría en los próximos tres años. Algo más de la mitad de los encuestados pensó que un registro obligatorio de lobistas sería útil en su país, mientras que menos de un 25 por ciento de los encuestados se mostró en desacuerdo.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios