www.diariocritico.com
Sanidad (casi) universal

Sanidad (casi) universal

martes 01 de octubre de 2013, 14:12h
La reforma sanitaria que Obama está tratando de poner en marcha en Estados Unidos desde 2010 es una de las claves de la crisis que ha puesto a Estados Unidos en una grave situación económica, con un millón de empleados públicos en su casa y muchos servicios públicos cerrados. Aunque con matices, esa reforma sanitaria pretende que cualquier americano tenga acceso a un seguro médico accesible que le ofrezca una cobertura sanitaria básica, ya que allí la sanidad es un artículo de lujo, casi imposible para millones de ciudadanos. 

No es como en España, donde la cobertura de la sanidad es prácticamente  universal -hay, todavía, excepciones lamentables e inexplicables- y la calidad de la sanidad pública es excelente. Es cierto que se están implantando copagos y barreras que, en algunos casos, hacen que algunas personas tengan problemas para costearse determinados tratamientos, pero, en términos generales el sistema funciona con altos niveles de calidad. Y es posible gracias a los impuestos que pagamos todos los ciudadanos. No creo que nadie en España estuviera dispuesto a ceder en este campo ni mucho menos a cambiarlo por un sistema como el estadounidense. Sea pública, concertada o pública de gestión privada, dejando aparte las luchas partidistas, la sanidad española -los medios técnicos, las instalaciones, el excelente personal médico y sanitario- es un lujo que no podemos permitirnos perder ni devaluar. 

Los organismos internacionales dicen que la sanidad universal es un arma para la igualdad y contra pobreza. El derecho a la salud, tanto o más que el derecho a la educación, de forma universal y gratuita debería ser un objetivo internacional, tal vez el primero, para acabar con los grupos vulnerables que, en algunos países son todos los ciudadanos. Para que no se mueran por falta de atención millones de ciudadanos. Porque quien necesita miles de euros para una operación cualquiera en Estados Unidos o 200 euros para una cesárea en muchos lugares de África forma parte de la exclusión social.

En Europa no se muere casi nadie por falta de asistencia sanitaria, pero Portugal, Italia y España han incrementado los copagos por visitas médicas o los han implantado para los medicamentos. Y lo que es más grave, España ha excluido de la atención normalizada a los inmigrantes sin papeles. Sólo en unos meses, como denuncia Médicos del Mundo, se han producido 1.192 casos de vulneración del derecho a  la salud. No son delincuentes, son personas sin papeles, entre ellos niños y mujeres, a las que, incluso, se les exige el pago previo para ser atendidos en Urgencias. No tienen empleo estable por estar en situación irregular y tampoco atención sanitaria. Les estamos condenando a ser carne de cañón para empresarios sin escrúpulos o a convertirse en delincuentes. Eso si no se mueren pos falta de atención sanitaria. España no es Estados Unidos, gracias a Dios, pero para muchos el resultado es parecido. La salud es universal y debe cubrir a todos. Es un problema de pura humanidad.

[email protected]
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios