www.diariocritico.com
El valor de un céntimo

El valor de un céntimo

viernes 18 de octubre de 2013, 07:29h
El liberalismo conservador cree en la gestión eficiente y eficaz; en el control estricto, casi científico, del gasto público para No gastar más de lo que se ingresa. El ideario básico del PP coincide con el ideario básico de todos los partidos conservadores occidentales: reducir el gasto público, bajar los impuestos, estructurar la administración como una empresa y aplicar el principio lo Privado es mejor.

Nacho Villa, periodista autodeclarado liberal conservador, tiene el sueldo público más alto del funcionariado castellano manchego: 120.000 euros al año por dirigir la televisión autonómica. Poco antes de saberse aupado al primer nivel de gestión empresarial, hizo una defensa cerrada y larga contra todas las Televisiones Públicas, especialmente las autonómicas, y acabó declarando que si dependiera de él las cerraría todas por ruinosas.

Cuando después la presidenta Cospedal le ofreció la dirección de su tele pública, Nacho Villa no sintió una punzada en la conciencia. No recordó sus recientes declaraciones. No reconoció sus muchos años ante los micrófonos de la Cope ensalzando las bondades del sistema liberal de gestión. Solo se le hizo el culo pepsicola, como solía decirse, al oír la pingüe soldada.

En ClaM hay 238.590 personas desempleadas y de ellas 147.580, el 61'2%, provienen del sector servicios, es decir, hostelería, mensajería, autónomos.
Nacho Villa no tiene conocimientos ni experiencia en gestión empresarial. La presidenta tampoco. Tal vez por eso los ingresos de TV Castilla la Mancha son solamente de 1'7 millones de euros.

Lo que no se explica, y tampoco requiere conocimientos de gestión, es por qué solo en sueldos la dichosa televisión reparte 13 millones de euros. Tampoco se explica por qué esta tele tiene subvenciones públicas por 34 millones con solamente un 3,8% de la audiencia.

¿Quién gestiona? ¿Cuál es la diferencia con lo que había antes? ¿Dónde está el ideario del PP que sería de aplicación?

Castilla la Mancha debe 8'3 millones  de euros al pueblo de La Solana. En estos días el alcalde ha recibido una transferencia bancaria ¡por un céntimo de euro!
El coste mínimo establecido para una transferencia bancaria es 2'5 euros. ¿Quién es el cabeza de chorlito que ordenó esa transferencia? ¿Cuántos memos han tomado parte en la larga cadena que va desde que se ordena el pago hasta que un trabajador bancario le da curso? ¿Nadie, ni uno solo, advirtió que el coste era inasumible? ¿Nadie en aquella santa casa de la Fuensalida recordó que existen las transferencias agrupadas?

Doce millones de españoles, uno de cada cuatro, viven en situación de pobreza y exclusión y casi tres millones están en situación de pobreza severa.

El mismo día que se ha cortado la capacidad de gobierno de los ayuntamientos, el gobierno, casi de tapadillo, entregó en Bruselas su previsión para 2014 y 2015: un nuevo plan de recortes por valor de 16.092 millones de euros: 3.000 MM en empleo público, 1.000 millones en gasto social, 2.000 millones en gasto de la Seguridad Social y 8.000 millones en ayuntamientos y administraciones locales.

Es completamente imposible tal nivel de recortes sin tocar sanidad (40% del presupuesto) y educación (20%). La sanidad no se va a privatizar; sin presupuesto, simplemente se deteriorará a ojos vista y la privada se volverá hegemónica. Lo que si volverán a hacer es bajar las pensiones y echar mano del ya maltrecho fondo de pensiones.

Montoro tendrá que subir el IVA y la deuda superará el 100% del PIB pero, de alguna manera, intentarán que parezca bueno. Tal vez llamen a Botín, ese nuevo animador de velorios.

Ha bastado una legislatura para desmontar todo lo conseguido en seis décadas, tres de ellas en democracia. Ni pensar en reformar la constitución dicen, pero los derechos esenciales recogidos en ella sobre vivienda, trabajo, educación y sanidad se diluyen como azucarillos. ¿De alguna manera, no es eso también modificar la constitución?

Nuestro problema no es la derecha ni la izquierda, es la mediocridad. No estamos en manos de malvados sino de chapuceros; de gente capaz de pagar 13 millones en salarios en una empresa que factura 1'7 y subvencionarla con otros 34. Estamos en manos de individuos capaces de pagar 2'5 euros por algo que vale un céntimo y gritar que gestiona bien.

Y seguimos aguantando. ¿Por qué?

@manuelpascua
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios