www.diariocritico.com
A esto hay que echarle imaginación

A esto hay que echarle imaginación

lunes 21 de octubre de 2013, 16:42h
¿Cuáles son las cualidades del estadista? Sigue siendo válida la definición clásica: el valor para tomar decisiones que puedan ser impopulares; la inteligencia para saber prever el futuro inmediato y las consecuencias de esas decisiones que se tomen; sentido de los tiempos, anticipándose al adversario...E imaginación, imaginación, imaginación. Si tengo que decirle a usted la verdad, no acabo de ver estas condiciones en ninguno de nuestros gobernantes, por lo demás gente honrada, de buena voluntad y con enormes reservas de sentido común.

Pero claro: estas últimas virtudes no bastan cuando el reto es tan formidable como el planteado este lunes por el Tribunal de los Derechos Humanos de Estrasburgo, echando por tierra la 'doctrina Parot' y propiciando, así, la salida de decenas de etarras con severas penas de cárcel y muchos crímenes a sus espaldas. Y nada de esto basta, igualmente, cuando al Estado se le plantea el enorme desafío de una tentación secesionista en un territorio tan importante como Cataluña. Ni bastan el sentido común, la honradez y el patriotismo cuando los ciudadanos se muestran desconfiados con sus representantes, unos representantes que no han sabido, por muchas razones, entre ellas, pero no la única, la corrupción política, ganar ni el aprecio ni la confianza de los españoles. 

Esta es la situación. Resulta ya inútil debatir si el Estado debe o no acatar la resolución del alto tribunal de Estrasburgo; pues claro que hay que cumplirla. Hacer otra cosa sería incrementar los ya altos niveles de inseguridad jurídica por los que España se ha hecho tristemente famosa. Ahora hay que dar pasos de estadista: un gran pacto de Estado para reducir el impacto del choque emocional que nos supone que un asesino se pavonee por las calles antes de tiempo. Un intento de asimilar, por mucho que les/nos duela a las víctimas del terror --que somos todos--, la nueva situación post-ETA, que ya está virtual aunque no legalmente liquidada, gracias a Dios. Un esfuerzo de realismo que suponga un nuevo trato a los presos etarras que, por haber sido sentenciados bajo el nuevo Código penal, sigan en las cárceles, purgando sus delitos; me refiero, por ejemplo, al acercamiento de los reclusos a Euskadi, medida perfectamente constitucional y que tendría, pienso, resultados positivos.

Creo que es la hora de la flexibilidad. En Euskadi, en Cataluña, a la hora de poner en marcha reformas que se han atascado -reforma de las administraciones, nuevas medidas anticorrupción, aplicación de la nueva ley de educación--. Nunca como ahora fue tan importante que los dos grandes partidos -y los demás, si fuese posible-lleguen a acuerdos de largo alcance. Me consta que Rajoy -sí, el Rajoy de los discursos descomprometidos-y Rubalcaba -sí, el Rubalcaba del 'váyase, señor Rajoy-quieren esos acuerdos, porque, ya lo he dicho, son dos patriotas angustiados por la situación de España, una situación que no se resume en la subida del Ibex y la bajada de la prima de riesgo. Ahora, falta que actúen como estadistas, aunque no lo sean. Al menos, que lo sean por una vez. Esta vez. Y después, que se vayan con la sensación del deber cumplido.


- El blog de Fernando Jáuregui: 'Cenáculos y mentideros'>>
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

4 comentarios