www.diariocritico.com

Censura el libro sobre la sumisión de la mujer

A Sáenz de Santamaría no le gusta el Arzobispado de Granada... o sus moralinas casamenteras

A Sáenz de Santamaría no le gusta el Arzobispado de Granada... o sus moralinas casamenteras

miércoles 27 de noviembre de 2013, 17:59h
Se acabó lo de 'a Dios rogando y con el mazo dando'; o, al menos, se acabó la primera parte del susodicho refrán, es decir, lo de 'a Dios -o al arzobispo, en este caso- rogando', aunque siga vigente la segunda parte. Y es que la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, como una laica más, ha censura la 'obra' -esta vez, con minúscula- del Arzobispado de Granada, que pedía a la mujer en general algo tan razonable como que se casara y fuera sumisa. Tampoco le gusta a Sáenz de Santamaría que se ilustre una asesinato de una mujer con imágenes de una picadora de carne, como hizo la tele de Cospedal.
Tan destacado hecho ha tenido lugar en la sesión de control al Gobierno de este miércoles en el Congreso de los Diputados. Preguntaba a la sazón la portavoz parlamentaria socialista, Soraya Rodríguez, que censuraba con toda acritud la actitud de tibieza, según ella, mantenida por el PP y el Gobierno en cuanto a la lucha contra la violencia de género.

Soraya Rodríguez pidió a la vicepresidenta que liderara un pacto de Estado en la lucha contra la violencia de género: que no se reduzca un solo euro de los presupuestos para luchar contra la misma, que no retrocedamos en la prevención de la violencia, que en la reforma del Código Penal se elimine la necesidad de denuncia de la víctima en el delito de hostilidad y acosamiento, que no se elimine ni un solo servicio dirigido a las víctimas en los ayuntamientos en la reforma local.. o que "ninguna entidad que reciba fondos públicos, como la Iglesia Católica, pueda editar estos libros (muestra un libro) que, atentando a la dignidad de las mujeres, lo que hacen es fomentar el sometimiento y el acatamiento de las víctimas, que es donde está el germen de la violencia".

Y añadía aún la portavoz socialista algún otro ejemplo, como que "reúna a todas las comunidades autónomas para que en ninguna desde un medio público de comunicación se pueda ilustrar un asesinato criminal con una picadora de carne, con el silencio de todo el Gobierno".

A SS de Santamaría no le gustan esos libros ni esas informaciones

En su respuesta a la dura crítica socialista, y tratándose de un tema esencial, Soraya Sáenz de Santamaría llegó a admitir lo siguiente: "A mí tampoco me gustan esos libros [el del Arzobispado de Granada y la sumisión de la mujer casada] ni me gustan esas informaciones [la de la televisión de Castilla-La Mancha sobre el asesinato de una mujer, que lo ilustraron con una picadora de carne], pero creo que lo que menos puede convencer a una mujer hoy para que denuncie y para que sea valiente -porque les estamos pidiendo valentía- es que usted y yo nos tiremos los trastos a la cabeza. Si quiere, trabajamos juntas y hacemos un pacto de Estado, señoría, pero desde la seriedad y desde la integridad ética".

Claro, que antes de llegar a ese punto, Sáenz de Santamaría puso a caldo a Soraya Rodríguez, a la que también le dijo que "cuando se quiere un pacto de Estado, se demuestra todos los días con las declaraciones y con las acciones. Y si este tema lo enfoca de esta manera para hacer un motivo de oposición, yo le digo que a mí ni hoy ni nunca me va a encontrar".

 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios