www.diariocritico.com
Yo a Barcelona, tú a Nueva York

Yo a Barcelona, tú a Nueva York

domingo 02 de febrero de 2014, 08:53h
Yo sé que las cosas no andan demasiado bien en el PSOE y que les está costando Dios y milagros encontrar algún mirlo (o mirla) blanco que se haga cargo del partido antes de que Rajoy les coja con el pie cambiado y les convoque unas elecciones anticipadas. Ni Patxi López, ni Eduardo Madina, ni Carmen Chacón concitan oleadas de voluntades. Aquí la única que parece aunar apoyos y admiraciones, por más que nos extrañe a algunos, es la sin par Susana Díaz, y ésta no parece dispuesta a acudir a las primarias y quemarse antes de tiempo en unas elecciones generales en las que se sabe perdedora. De ahí que estén vendiendo lo de las próximas primarias como ejercicio de democracia interna sin precedentes en el mundo mundial. Y es que en estos momentos nadie quiere hacerse cargo de un partido que, por mas movilizaciones que convoquen y por más mítines que reúnan, sigue sin levantar cabeza en las encuestas. Su secretario general, el pobre de Pérez Rubalcaba, bastante tiene con mantener el tipo como jefe de la oposición sabiendo, como sabe, que tiene sus días contados. Con estos mimbres no me extraña que Mariano Rajoy quiera centrar su discurso en los asuntos económicos y haga girar la Convención Nacional de Valladolid de este fin de semana en torno a la salida de la crisis, la futura bajada de impuestos y la unidad de partido frente al desplante de Aznar y Mayor Oreja. Rajoy sabe que ahí está la clave para volver a ganar las elecciones. Y sería de auténticos gilipollas que todo el esfuerzo hecho por los españoles tras los recortes de estos últimos años volviera a dilapidarse en un par de años con la vuelta al poder de los socialistas

Porque la gente se puede cabrear más o menos con la reforma educativa de Wert, con la nueva ley del aborto de Gallardón, con el copago sanitario, con el desamparo de las víctimas del terrorismo, con la pasividad ante el reto independentista catalán o con las chorizadas del Caso Bárcenas, puede lanzarse a la calle y protestar, pero lo que no se nos olvida a nadie son los cinco años que llevamos apretándonos el cinturón gracias al despilfarro y a la falta de visión política del compañero Rodríguez Zapatero, un visionario iluso que nos metió en un lío que vamos a estar pagándolo varias generaciones de españoles. Si como anuncian los expertos, se confirma la recuperación económica para el próximo año, de poco le va a valer al PSOE colocar como candidato o candidata al mejor de sus líderes regionales. La experiencia es la madre de la ciencia y ésta nos dice que cada vez que los socialistas llegan al poder y están más de cuatro años en el mismo, nos llevan a la ruína más absoluta. Y no están las cosas como para volver confiarle nuestro destino a otro u otra iluminada que le dé al "replay" zapateril con nuevos planes E de arreglo de parques y jardines, de aceras y de vías pecuarias que nos salen por un ojo de la cara

Lo digo con conocimiento de causa. Aquí, al sur del sur, en Andalucía, llevamos la friolera de cuarenta años respaldando con nuestros votos al PSOE. Y llevamos esos mismos años siendo los líderes del paro, de la pobreza, de la pésima educación y de la corrupción política. Ahí es nada. Como para sentirse orgullosos. Por más que me traten de vender ahora a la presidenta de la Junta como la gran esperanza de la izquierda, yo sigo viendo a Susana Díaz como la vicepresidenta del último Ejecutivo de Pepe Griñán y entonces vicesecretaria general del PSOE andaluz, que debía de conocer al dedillo los manejos que se traía Viera, Fernández y compañía con los "fondos reservados" de los EREs fraudulentos. Y si no lo sabía, peor, porque entonces es que era tonta. Item más, como presidenta de la Junta, Susana reitera que va a combatir la corrupción pero le ha seguido dando dinero a esa UGT que falsificaba facturas y se gastaba los fondos públicos en comilonas y ferias. ¿En qué quedamos? Así las cosas, lo mejor que puede hacer es seguir con su campaña internacional "for president" entrevistándose con Durao Barroso y Arturo Mas. Así nos deja tranquilos a sus súbditos. Como tranquilos se van a quedar algunos ahora que la juez Mercedes Alaya se va quince días de vacaciones a celebrar en Estados Unidos su "reboda", Todos necesitamos un respiro, una a Barcelona y otra a Nueva York. Las dos grandes estrellas andaluzas nos dejan unos días huérfanos, ¿Qué sera de nosotros? 

Lea Andalucía Crítica>>
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios