www.diariocritico.com
Manual para hacer amigos

Manual para hacer amigos

martes 11 de febrero de 2014, 17:40h
Yo creo que Esperanza Aguirre y Martínez Pujalte, por referirme a dos dirigentes del PP, han dicho la verdad: Wert no fue a la gala de los Goya para evitarse los abucheos. Nadie va donde le pueden abuchear han venido a decir Aguirre y Pujalte. En sus palabras se refleja el desconcierto e incapacidad para entender el mundo de la Cultura, vamos, que les supera. Dan por hecho que en el gremio del cine nadie vota al PP y que todos son disciplinados militantes de la izquierda dispuestos a amargarle la vida a cualquier ministro de Cultura de la derecha. No se les pasa por la imaginación que si el mundo del cine está enfadado con el Gobierno es a causa de sus políticas que están resultado demoledoras.

Lo que no es creíble es la excusa del ministro al reiterar que si no asistió era porque que tenía una cita en Londres con el titular de Educación del Reino Unido y que claro no podía estar en dos sitios a la vez.

Hombre, eso no se lo cree ni él. No me refiero a que no pueda estar en dos sitios a la vez, que eso es obvio, me refiero a la excusa casi pueril que ha buscado para escaquearse de pasar un mal momento. Porque en definitiva lo que el ministro temía es que las gentes del mundo del cine no le recibieran precisamente con los brazos abiertos.

La verdad es que el PP suele meter la pata con la gente de la cultura. Ya sea Montoro poniendo "verde" al cine español, despreciándolo, o el propio Wert dando la "espantada" ante una de nuestras industrias culturales.

Pero hay situaciones que los políticos tienen que abordar porque  les entra en el sueldo. Por ejemplo al ministro de Cultura le entra el asistir a la gran fiesta del cine español por más que pueda sospechar que allí iba a oír cosas que a lo mejor no le gustaban, incluso sufrir algún abucheo a la entrada de la gala.

Wert habría quedado estupendamente si se hubiera enfundado en el smoking, hubiera compuesto su mejor sonrisa, y se hubiese presentado dispuesto a escuchar algunas que otras críticas de quienes representan a la industria del cine. Porque la realidad es que este sector lo esta pasando mal. El IVA cultural al 21 por ciento está matando el cine, de la misma manera que pagar el 21 por ciento por los libros que están en las plataformas de la Red es otro disparate.

No, este Gobierno no apoya a quienes se dedican al cine, a la música a la Literatura, al teatro o al ballet. Y no lo hace porque les ve como enemigos, están convencidos de que entre las filas del mundo de la cultura no tienen votantes y se dedican a castigarles ya sea con la indiferencia, con declaraciones fuera de tono (Montoro dixit), o con portazos como el de Wert. Vamos, que les hace falta un buen manual de cómo hacer amigos o por lo menos como no crearse enemigos gratuitamente.

El señor Wert es ministro, amen de Educación y Deportes, de Cultura, y el cine es una industria que le compete. Lo dijo Mariano Barroso en la gala de los Goya: sería inconcebible que el ministro de Defensa no asistiera al Desfile de las Fuerzas Armadas, alegando una visita a un ministro de otro país. Pues la fiesta de los Goya es el equivalente de manera que Wert no tiene excusa.


La última encuesta del CIS lo dejaba claro: el PP pierde votos por los cuatro costados y los pierde porque algunas de sus políticas le están poniendo en contra a importantes colectivos profesionales y sociales. Médicos y demás personal sanitario, maestros, profesores universitarios, pensionistas, parados, cineastas, escritores, etc, etc, etc. El Gobierno ha pisado demasiados callos y todos a la vez.

Wert ya era un ministro quemado antes de la gala de los Goya, ahora no es que esté quemado, es que además ha quedado como que le falta valor para enfrentarse a los cineastas. O sea de lo malo lo peor.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios