www.diariocritico.com
León Buil, otro gran político de la Transición que nos dejó recientemente, escribió dos poemas a Adolfo Suárez

León Buil, otro gran político de la Transición que nos dejó recientemente, escribió dos poemas a Adolfo Suárez

> Perteneció a UCD, fue cofundador del CDS y era colaborador habitual de Diariocrítico

viernes 21 de marzo de 2014, 11:01h
León Buil Giral fue un gran luchador, muy comprometido con la democracia y con la libertad. Pero fue, sobre todo, una buena persona, algo que no es fácil que pueda decirse de todos los que por el mundo han pasado. A sus 78 años, sólo le pudo quitar la vida el pasado mes de noviembre un maldito cáncer de pulmón, pero León Buil, exdiputado, abogado, sagaz analista político y colaborador habitual de Diariocrítico, seguirá viviendo en el recuerdo de todos los que le conocimos.

Su familia, que está preparando documentos para una biografía del desaparecido político, ha enviado a Diariocrítico dos poemas que León Buil dedicó a Adolfo Suárez, cuya luz se apaga. "León escribiría ahora sobre Adolfo, tal vez contando algunas verdades y pienso que él desde donde esté se alegrará, si es posible allí, de que sus amigos escriban bien", nos cuenta la familia.

A continuación, sus dos poemas, titulados "La caída" y "Saldo".


 




León Buil estaba casado y tenía 4 hijos. Atrás quedaban 78 años de estudios autodidactas, de lucha contra la injusticia, de emprendimiento de nuevas empresas políticas y profesionales hasta el final (precisamente, una hija suya, Cecilia, es una gran emprendedora y aventurera: salió, sin duda, a su padre).

León José Buil Giral (Barbastro, Huesca, 1935) fue siempre un autodidacta. Al terminar el bachiller en un colegio de Huesca, tuvo que ocuparse de un comercio de su padre al mismo tiempo que estudiaba, por libre, la carrera de Derecho en la Universidad de Zaragoza. Se licenció en Derecho, ejerció la abogacía y fue consejero de diversas empresas, entre ellas Eurovalles, S.A.

Pasó algún tiempo en Madrid, donde trabajó en el Instituto de Estudios Financieros, llegando a ser director general del mismo, y donde siguió preparándose intelectualmente: fue titulado de los Institutos de Estudios Agrosociales, de Sociología Aplicada, de Estudios Profesionales y de Estudios Policiales, y también ejerció de profesor ayudante de Derecho Político en la Universidad de Zaragoza.

Eran momentos de auge profesional y sus actividades se multiplicaban: fue Consejero Provincial de Bellas Artes, miembro de las Asociaciones Españolas de Derecho Financiero, Economía y Sociología Agraria, Aragonesa de Sociología, Derecho Agrario, etcétera, así como Socio de Honor de numerosas entidades altoaragonesas y Miembro de la Real Sociedad Económica Aragonesa de Amigos del País.

Pero, paralelamente, León Buil sentía la necesidad de cambiar el mundo, o, al menos esa España nuestra que durante casi 40 años permanecía bajo una férrea dictadura. Era moderado, creía en el ser humano y en la capacidad de cambio en la sociedad y perteneció al grupo Tácito (democristiano) hasta que desapareció al integrarse en el Partido Popular, del que fue presidente en Aragón. Integrado en Unión de Centro Democrático (UCD), Buil presidió su Comité Ejecutivo Provincial en Huesca y fue elegido diputado por esta circunscripción en las Legislaturas Constituyente (1977-1979) y I (1979-1982).

Pero eran tiempos de fronda en UCD, cuyos 'barones' y 'baronías', ávidos de poder, habían derribado a su propio líder, Adolfo Suárez, y León, que veía aquellos manejos de algunos como poco sanos, perteneció al grupo de los Jóvenes Turcos de UCD, que preconizaban un cambio radical, una autocrítica sirme y serena y la marcha hacia la tercera vía para una regeneración real del partido de forma que pudiera seguir sirviendo a la sociedad, y no al revés.

Pero la lucha estaba perdida. Buil era un excelente amigo y colaborador de Suárez -quien nunca se enterará ya de su muerte- y abandonó UCD para formar parte, con Suárez, del grupo fundador del Centro Democrático y Social (CDS), en julio de 1982. Por este partido fue diputado por Zaragoza en la III Legislatura (1986-1989).

Lo de después, ya es conocido: Suárez dimitió, el CDS se perdió como proyecto y con una España ya completamente en marcha y en libertad, Buil se volvió a su bufete de abogados.

Pero su espíritu inquieto le llevó en los últimos años a buscar otras iniciativas, a no desprenderse de aquellos lazos que había ido generando, y dedicó una buena parte de su esfuerzo, por ejemplo, en reivindicar la vida de aquellos que fueron diputados y senadores, pero que quedaron descolgados después de prestar un inestimable servicio a la democracia:  presidió la Asociación de exDiputados y exSenadores de las Cortes Generales hasta abril de 2013, cuando ya la enfermedad empezaba a vencerle y le sucedió Carlos Robles Piquer.

Desde hacía años, León Buil colaboraba habitualmente con Diariocrítico, donde su bonhomía y sus analisis políticos eran muy queridos y apreciados. Pero la enfermedad iba ganando camino y su último artículo fue publicado por este periódico el 22 de julio de 2013. Se titulaba "Al fin, se hará la penunbra". Aún con mano ya trémula, León escribía ya entonces: "Así tenemos una sociedad que ha perdido sus valores y se está acostumbrando a coexistir con la corrupción". Ni qué decir tiene que para un hombre de su integridad, la corrupción le exasperaba, pero mucho más la corrupción política. Pueden leer aquel memorable artículo pinchando aquí.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios