www.diariocritico.com
Los llamados antisistema

Los llamados antisistema

viernes 04 de abril de 2014, 10:27h
Cada vez más la ciudadanía, indignada o no, empieza a hartarse de lo que hemos dado en llamar "antisistemas" y sobre los que hay noticias siempre contradictorias. ¿Quiénes son y cómo se organizan? ¿Por qué a estas alturas siguen actuando por libre y con una cierta  impunidad jurídica en cualquier manifestación haciendo que degenere en una batalla campal? ¿Qué pretenden exactamente? ¿Quiénes son sus líderes y cuales sus ideas? ¿Por qué una cierta izquierda -no toda ni mucho menos- tolera, minimiza y hasta culpa a la policía frente a las actuaciones de estos grupos?

No puede ser que se llegue ni siquiera a cuestionar el derecho de manifestación de  una sociedad en crisis por culpa de unos grupos, se supone que minoritarios, que van a terminar indignando hasta a la mayoría de los más indignados; no puede ser que si yo quiere defender la sanidad pública en la calle o manifestar mi descontento contra cualquier decisión del Gobierno y hasta acercarme a Cibeles o Neptuno si mi equipo gana la liga, me quede en casa acoquinado porque ya se sabe que el final va a ser violento, que se van a quemar contenedores, romper escaparates y actuar de una forma que nada tiene que ver ni con mi forma de entender la vida ni con mi propia indignación o celebración.  Esto habrá que atajarlo de alguna forma y las ideas que se han barajado hasta ahora no parecen las mejores: ni se puede responsabilizar a los convocantes  de lo que ocurra, ni se debe delimitar un lugar para las manifestaciones ni, mucho menos, pueden los responsables de Interior ceder ante las presiones hasta el extremo de poner en peligro a los cuerpos y fuerzas de seguridad que actúan en defensa de todos ejerciendo contra la ilegítima violencia cada vez más extrema de estos grupos, la violencia legítima que en democracia los ciudadanos todos les confieren para defender el orden.

Por eso llaman la atención algunas declaraciones que se están haciendo ante la Justicia tras bloqueo al Parlament de Cataluña el 15 de junio de 2011. El presidente Mas, al menos, ha dicho que estaba preocupado por la imagen de la "realidad catalana y de sus instituciones" para luego añadir que recurrió a un medio "excepcional" como el helicóptero ante la "violencia" y la "coacción" de los manifestantes para lograr acceder a la Cámara. Pues bien, otros diputados no han sido tan sinceros y a pesar de ser vapuleados, escupidos, insultados y humillados por los manifestantes, han tratado de minimizar el asunto como si la cosa hubiera sido una chiquillada sin importancia, como cuando Arzalluz hablaba de "estos chicos..." refiriéndose a aquellos casi adolescentes de la kale borroka y que nutrieron después la nómina de la banda terrorista ETA.

Lo de los antisistemas empieza a ser realmente preocupante  y aun más preocupante que muchos personajes mediáticos e -insisto- un cierto sector de la izquierda, los tolere o justifique con argumentos peregrinos. Cuando se les pregunta que piensan de esa violencia callejera, contestan que violencia son los desahucios, los recortes etc. Hay que ser más serio. Si hablamos de una cosa, hablamos de eso y tiempo ha habido y habrá para hablar de otras. Lo que no vale -y al final se volverá contra ellos mismos- es ver sólo las posibles injusticias de una crisis y no querer ver el adoquín en la boca de un policía mal pagado o la petición para que vuelva el GRAPO a matar a unos cuantos.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios