www.diariocritico.com
El Estado y Cataluña preparan sus estrategias ante un panorama de prohibición de la consulta

El Estado y Cataluña preparan sus estrategias ante un panorama de prohibición de la consulta

> El Gobierno central apunta a Europa como solución y desde la autonomía se radicalizan las posturas

lunes 14 de abril de 2014, 08:40h
Son muchos y muy dispares las estrategias de cada partido y cada institución para la marea independentista catalana. Por ejemplo, Rubalcaba impulsa su propuesta de reforma constitucional, Rajoy pide socorro a Europa, Sánchez-Camacho amenaza con acciones del Estado contra la autonomía catalana si persiste el desafío y la Asamblea Nacional de Cataluña, por su parte, presiona a los partidos catalanes para aumentar la tensión y no dar ni un paso atrás. Además, el partido de Artur Mas, Convergència, dice que pedirá "amparo internacional" si el Estado impide la consulta.

- Gobierno y Generalitat siguen inamovibles en sus posturas
Según informa LA VANGUARDIA, el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, no está dispuesto a tirar la toalla hasta que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, abra la puerta a abordar una renovación del modelo territorial que, a su juicio, debería emprenderse con la reforma de la Constitución en sentido federal que proponen los socialistas. El diario señala que la intención del PSOE, ahora, es reactivar su propuesta de creación de un órgano parlamentario para el diálogo sobre la renovación del modelo territorial, siempre y cuando el PP lo admita.

Por su parte, según informa ABC, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, cree que la cesión de competencias y soberanía a la Unión Europea es incompatible con el proyecto soberanista que persigue para Cataluña el presidente de la Generalitat, Artur Mas. El Ejecutivo cree que ese proceso de cesión de competencias a Bruselas hace innecesaria una reforma constitucional para hacer frente al reto independentista catalán. "Esta integración comunitaria constituye la mayor transformación de nuestra Carta Magna y de la estructura del país", señaló el propio Rajoy en una entrevista publicada en ABC el pasado 13 de marzo. En declaraciones a este mismo diario, un miembro del Gobierno asegura que ese es el planteamiento que el jefe del Ejecutivo "está trasladando a todo su equipo". "Con independencia de los argumentos jurídicos con que estamos abordando el descabellado plan de CiU, la verdadera respuesta política está en la integración europea", añade.

Más radical es la postura de la presidenta del PP de Cataluña, Alicia Sánchez-Camacho, quien advirtió ayer a la Generalitat y a la Asamblea Nacional Catalana de que el Gobierno "actuará" incumplen la ley en su empeño a favor de la independencia. En una entrevista concedida a la agencia Efe, la líder de los populares catalanes aseguró que el Ejecutivo que preside Rajoy reaccionaría ante movimientos "antidemocráticos", como una posible declaración unilateral de independencia, o "no pacíficos", como la toma del control de fronteras e infraestructuras catalanas, medidas que contempla la ANC en su hoja de ruta en caso de que no se permita la celebración de la consulta soberanista.


Desde Cataluña

La presidenta de la Asamblea Nacional de Cataluña, Carme Forcadell, asegura en una entrevista concedida a EL MUNDO que su organización "presionará" a los políticos catalanes para que cumplan con la hoja de ruta aprobada recientemente por sus asociados, que contempla, entre otras cuestiones, la declaración unilateral de independencia si el Estado no permite la celebración de la consulta soberanista. "Estaremos presionando a los políticos continuamente para que hagan lo que nosotros creemos. No dejaremos que olviden la declaración de soberanía", afirma.

Por último, el secretario de Organización de CDC, Josep Rull, aseguró ayer que si el Estado impide a los catalanes celebrar un referéndum para decidir su futuro político, la Generalitat recurrirá al "amparo internacional". "Nosotros, como pueblo, como sujeto, podemos pedir el amparo internacional ante el cierre sistemático de todos los instrumentos que tenemos a nuestro alcance, de acuerdo con la Constitución española, para dar la voz al pueblo", señaló en una entrevista concedida a TV3. Rull insistió en que el "problema" para que no se celebre la consulta el 9 de noviembre "no es que no haya capacidad jurídica, sino que no hay voluntad política". Y propuso que, si se llega a concretar la posibilidad de una eventual reforma de la Constitución, en la consulta se incluya una pregunta para que dicha opción pueda votarse junto con la independencia. "Si hay alguna oferta desde el otro lado, que sería interesante, que se someta a votación", señaló.


Lea también:
- Gobierno y Generalitat siguen inamovibles en sus posturas
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios