www.diariocritico.com
Andalucía, una clave predecible

Andalucía, una clave predecible

lunes 21 de abril de 2014, 12:56h
Con casi seis millones trescientos mil electores, Andalucía es la comunidad española con el mayor censo electoral. Su capacidad de decisión en cada cita con las urnas la hace una pieza clave y la convierte en un suculento pastel al que aspiran los grandes partidos. Siempre se ha dicho que Andalucía y Cataluña son las dos principales comunidades que deciden la victoria en unos comicios. PSOE y PP lo saben y, en las próximas elecciones europeas del 25 de mayo, trataran de arañar los máximos votos posibles volcando su actividad de campaña en provincias como Sevilla, Málaga o Cádiz que son las que cuentan a la hora de obtener apoyos fundamentales. A este respecto ha sido curioso comprobar cómo esta Semana Santa se han intercambiado los papeles en "territorios enemigos" entre los líderes andaluces del PP y el PSOE. Mientras Susana Díaz, cofrade de la Esperanza de Triana, se fotografiaba con Antonio Banderas en Málaga; el malagueño Juanma Moreno, acudía a la cofradía trianera de San Gonzalo. Y es que un voto es un voto, sobre todo si hay que ganárselo con sacrificios.
 
Aunque las encuestas previas le dan la victoria al PSOE por un escaso margen de votos, el resultado está aún por ver. El hecho de ser unos comicios algo atípicos y excesivamente lejanos podría provocar una abstención en los pueblos de la Andalucía más profunda que sin duda alguna beneficiar al PP. De hecho aunque el PSOE ganó las últimas europeas en esta comunidad, las últimas citas electorales, municipales, generales y autonómicas, le dieron a los populares un triunfo que ahora aspiran a revalidar con su cabeza de lista andaluz, Miguel Arias Cañete. Su experiencia europea y su gran labor al frente del Ministerio de Agricultura y en las negociaciones sobre la PAC, pese a las pegas que ponga la Junta, van a jugar un importante papel en la campaña. Una baza que va a ser muy importante a la hora de conseguir votos en los pequeños pueblos agrícolas del interior de Andalucía, claves sobre todo para los socialistas.
 
Con todo hay dos circunstancias a tener el cuenta en los comicios europeos respecto a las elecciones autonómicas del 2012. Primero, la renovación de los equipos dirigentes regionales emprendida por los dos grandes partidos que ha transformado y mucho la imagen anclada en el pasado que se tenía de ambos encarnada por Chaves o Griñán en el caso socialista y por Javier Arenas, en los populares.

El llamado "efecto Susana" parece haber calado más entre los líderes de opinión y los medios de comunicación de alcance nacional que entre el electorado autóctono, sobre todo de fuera de Sevilla, donde se sigue viendo a la presidenta andaluza más como un producto de marketing político que como una verdadera líder capaz de arrastrar masas. La pseudocrisis de gobierno provocada por el realojo de los "okupas" de la Corrala Utopía ha sido sólo un primer pulso entre los dos socios, PSOE e IULV-CA, para comprobar las fuerzas de cada uno. Y ha sido evidente que, por más amenazas que haga Susana Díaz sobre un posible adelanto electoral, el pulso lo ha ganado claramente la formación de Maíllo y Valderas, mientras que la presidenta ha tenido que dar marcha atrás en sus drásticas medidas de fuerza "para devolverle la legalidad al Ejecutivo" que preside. La jugada ha reforzado a la coalición de izquierdas que es la gran enemiga del PSOE en cualquier cita electoral a la hora de robarle votos. Pactar de nuevo con una Izquierda Unida más fuerte sería arrojarse aún más en sus brazos y perder un espacio de centro izquierda fundamental para las aspiraciones futuras de Susana Díaz. Algo que los estrategas socialistas deberían de tener en cuenta cuando llegue la hora de la verdad.
 
Nadie duda de que habrá elecciones anticipadas, pero tampoco se duda de que éstas tendrán lugar en otoño o, como máximo, en la primavera de 2015, junto a los comicios municipales. Todo va a depender de cómo reaccione la economía española, y por ende la andaluza, a los amagos de recuperación, de la evolución de la alta tasa de desempleo que sufre la comunidad y  de cómo de desarrollará la investigación de la juez Mercedes Alaya en el caso de los EREs fraudulentos. Y no sólo la de los EREs sino también el nuevo escándalo de corrupción destapado por la Policía en torno a los fondos de formación que implican no sólo a los gobiernos de Chaves y Griñán, sino también a empresarios y sindicatos. Otros miles de millones que, junto al dinero "desparecido" con los EREs, se suman al despilfarro y a la sinvergonzonería de un régimen que ha actuado sin ningún control durante más de tres décadas. Un escándalo más en una comunidad en la que la corrupción política parece estar instalada en todos los entresijos del poder.
 
Con todas estas premisas, las elecciones europeas de dentro de cuarenta días, van a ser una especie de primarias, de crucial test electoral para los líderes andaluces de los dos grandes partidos, Juanma Moreno y Susana Díaz. Del resultado de las mismas dependerá, y mucho, la fecha de las próximas elecciones autonómicas. El otoño podría ser la respuesta más lógica de Susana Díaz para tratar de conseguir ese respaldo popular del que carece y que tanto ansía para reforzar su propio ego y sus perspectivas de futuro.
 
¿Qué papel van a jugar IULV-CA y UPyD como comparsas en estos comicios europeos? Está claro que con la práctica desaparición del PA, ambos partidos se van a convertir en la llave futura que dé el acceso al poder al PSOE y al PP. El cada vez más llamativo desarraigo popular hacia los partidos gobernantes hace que estas formaciones cobren cada día más protagonismo entre el electorado. Tanto uno como otro van a restarle votos a los dos grandes partidos, pero eso es algo que ambos tienen ya asumido y que tratarán de paliar con acuerdos pre o post electorales. Habrá que estar atentos a lo que ocurra el próximo 25 de mayo porque me da la impresión de que el futuro a medio plazo de Andalucía se va a decidir ese día.
 
 
 
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios