www.diariocritico.com
Rajoy garantiza que en Cataluña 'no pasará nada que haya que lamentar'

Rajoy garantiza que en Cataluña "no pasará nada que haya que lamentar"

Por: Leonor Mayor (Barcelona)

sábado 17 de mayo de 2014, 15:46h
Ni ofertas tentadoras, ni promesas de diálogo ni nada que se le parezca. Mariano Rajoy hizo ayer campaña en Barcelona y aprovechó la ocasión para dejar muy claro que el PP será el garante de que en Cataluña "no pasará nada que luego haya que lamentar".

- Especial: 'España, un país en elecciones'
"Mucha gente en Cataluña vive más tranquila por el simple hecho de que existe el PP", afirmó el presidente del Gobierno, que fue muy aplaudido y coreado a gritos de "¡Viva España!" por un auditorio de unas 2.000 personas.

Aunque no hizo una referencia explícita al referéndum separatista que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, pretende celebrar el próximo 9 de noviembre, Rajoy fue duro con los nacionalistas catalanes a quienes acusó de "disfrazar la historia" y de "dar diplomas de catalanidad".

Desde que el Congreso rechazó la propuesta independentista de Mas para celebrar un referéndum secesionista el pasado febrero, la Generalitat se mantiene a la espera de que el Gobierno central mueva ficha y abra la puerta al diálogo. Pero eso no va a ocurrir, al menos de momento, porque el PP es como "una roca", que "mantiene las mismas ideas y defiende las mismas cosas de siempre", subrayó Rajoy.

El rechazo independentismo, que es hoy por hoy el tema estrella en la política catalana, fue el asunto que más aplausos desató entre el público asistente al mitin, pero Rajoy también aprovechó para tratar de desacreditar a sus otros tres rivales electorales: el PSOE, los nuevos partidos emergentes como UPyD y Ciutadans y la abstención.

El discurso contra los postulados socialistas tiene un guión claro. la recuperación económica. El presidente del Gobierno recordó que cuando llegó al poder en 2012, se encontró con una "situación durísima" y se vio obligado a lidiar con la crisis financiera, la de la deuda soberana, el alza del déficit público, la subida de la prima de riesgo y, en definitiva, con la amenaza del rescate.

Y contrapuso esa situación con la actual, dos años y medio después, cuando, aseguró, "se ha iniciado el camino de la recuperación y de la creación de empleo". "Algo habremos hecho bien", concluyó, tras alertar que "España no se puede permitir tirar estos esfuerzos por la borda" volviendo a las viejas políticas del socialismo de José Luis Rodríguez Zapatero.

También fue claro su mensaje contra los abstencionistas: "Europa importa, porque el 80% de la legislación española tiene origen en la Unión Europea", destacó para luego concretar que infinidad de asuntos como la agricultura, la moneda, las infraestructuras o la formación se deciden en Bruselas.

Las encuestas no son desfavorables al PP. La mayoría de los sondeos dan por hecho que los populares saldrán victoriosos en los comicios del próximo día 25, pero el fantasma de los nuevos partidos emergentes, como UPyD y Ciutadans, que se presentan ante la opinión pública como reformadores y transparentes, planea sobre las urnas. Por eso, Rajoy dedicó un buen rato a explicar que "sólo los partidos fuertes tienen margen de maniobra en Europa" y que un único diputado de una formación "sería marginal", por lo que hizo un llamamiento a "no disipar las energías".

El presidente español estuvo acompañado de la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez-Camacho; del cabeza de cartel del PP en estas elecciones; Miguel Arias Cañete, y del candidato por Barcelona, Santiago Fisas. El discurso de Sánchez-Camacho fue el más aplaudido gracias a las constantes referencias a las tensiones independentistas. La popular lamento "el enfrentamiento" que este debate ha provocado entre "familiares y amigos" y señaló que "no se celebrará un referéndum ilegal".

Cañete repasó por enésima vez los datos económicos y se presentó como el único candidato capaz de "evitar que los socialistas vuelvan a destruir la economía española". El cabeza de cartel del PP parece haber pasado página respecto a sus polémicas declaraciones sobre la candidata del PSOE, Elena Valenciano, pues omitió cualquier comentario sobre las dificultades que entraña debatir con una mujer y correr el riesgo de mostrar la superioridad intelectual masculina.


Leonor Mayor (Barcelona)


Lea también:
- Especial: 'España, un país en elecciones'
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

4 comentarios