www.diariocritico.com
La nueva farmacia de servicios

La nueva farmacia de servicios

jueves 22 de mayo de 2014, 13:29h

En 1997, realicé y publiqué el Libro Blanco de los farmacéuticos, titulado"La aportación de los farmacéuticos a la calidad de de la asistencia sanitaria en España" . Entonces eran unas 17.000 farmacias y hoy son 21.500, y se veía que aportaban un considerable ahorro a la asistencia sanitaria, pues actuaban de colaboradores del médico en la dispensación de fármacos, aunque los genéricos no estaban aun implantados, el farmacéutico tenia la doble disposición de ser un científico, por su carrera, a la vez que era un comercio, puesno solo vendía los fármacos que el médico recetaba, entonces normalmente de marca, sino que también recetaba para temas menores, dolores o molestias productos de venta libre, sino que también tenía la parafarmacia y una pequeña labor asistencial, tomando la tensión, peso etc.
 

Ese mundo ha cambiado radicalmente, pues las ventas del mercado farmacéutica se han desplomado en valores desde 2007 . 8% 4% 2% 0% -2% -4% -6, con la sustitución obligada del medicamento de marca por el de principio activo y la aparición mayoritaria del mercado de los genéricos, a la vez que disminuye el mercado global con el copago, de tal manera que en el XV informe Aspime dice que la farmacia española no "levanta cabeza: ¿Qué farmacias fueron las más afectadas por la disminución de los beneficios en términos porcentuales? Según Juan Antonio Sánchez, socio fundador de Aspime, las que presentan una facturación menor a 300.000 euros anuales. Eso sí, también resalta que el margen neto antes de impuestos, que también fue menor en todos los tramos de facturación respecto a 2011, va desde el 7,21 por ciento de estas farmacias con facturación baja a los 5,39 por ciento en las de una facturación de más de dos millones de euros, pasando por el 6,5 por ciento de las que llegan a 600.000 euros, el 6,95 por ciento de las de hasta 900.000 euros, el 6,42 de las que alcanzan 1.200.000 euros, y el 6,09 por ciento de las que se quedan en el límite de los dos millones.

Del mismo modo, se resalta que los márgenes brutos en 2012 se "estancaron", mientras que los incrementos de otros gastos de estructura han puesto "en peligro el progreso económico de las farmacias analizadas". Así, se indica que el gran decrecimiento de la facturación de la farmacia española se produjo en 2012, algo que se agravó al ser el primer año de subida impositiva del IRPF. ¿La conclusión? "Ningún intervalo de farmacias se sobrepone al entorno económico social devastador de 2012". En 2013 continuo esta situación.

El farmacéutico de otra parte, es ahora, quien toma la decisión de que fármaco va a darle al paciente, desde luego el más barato, pero como todos se han situado en genéricos a igual precio, su decisión es definitiva, quitándole al médico, la posibilidad de indicar que genérico quiere, pues según la ley los genéricos deben ser bioequivalentes. La Agencia Europea del Medicamento (EMA) propone, como criterio para la toma de decisión de bioequivalencia, la determinación del intervalo de confianza del 90% (nivel de significación ,?=0,05) de cada uno de los parámetros farmacocinéticos evaluados (ABC, Cmax y tmax) en la formulación que pretende demostrar bioequivalencia y su inclusión en el intervalo del 80-120% de los correspondientes al medicamento de referencia (este intervalo corresponde al 80-125%, cuando los datos son logaritmo transformados). Es decir que entre un genérico A y uno B puede haber hasta un 45% de diferencia, lo que obliga al farmacéutico a formarse especialmente de acuerdo con los médicos de cada especialidad, y a conocer cuál es la bioequivalencia de cada genérico en concreto que expende en su farmacia. Naturalmente, el problema que se agrava en algunas autonomías, porque pagan con retraso los medicamentos dispensados para la seguridad social, que los precios han bajado y por tanto el margen es muy limitado, hace que la gestión de la Farmacia sea muy compleja, pues siendo un pequeño comercio por lo general, sin embargo el numero de fármacos a dispensar sean miles, lo que les obliga a llevar una contabilidad analítica ya que el problema es que el beneficio, es muy difícil de calcular.

He estado dos semanas en Italia con la empresa COFIFARM que ha tenido la genial idea de considerar a las farmacias italianas como si fueran grandes empresas, a la hora de saber como evoluciona el negocio, haciendo una "due dilligence"(análisis de la contabilidad) y luego un análisis de los proveedores, cobros y pagos y previsión del "cash flow", incluyendo los descuentos y lógicamente los gastos de personal y de mantenimiento de la oficina de farmacia, el pago de impuestos, etcetc incluyendo la amortización de las inversiones hechas para la instalación o traspaso o compra de la farmacia. Así es posible en cada momento saber como van las cosas y no por la "cuenta de la vieja" y ayudar a la correcta gestión de lo que es la farmacia como negocio, además ha aparecido también el concepto de la farmacia de servicios que además atiende pacientes y puede determinar con una enfermera, de urgencia la situación de un paciente, su presión arterial, un electrocardiograma, una analitica etc evitando sobrecargar a las urgencias hospitalarias o de los centros de salud.

 

Curiosamente ha aparecido una articulo del director del Global en España Jose Mª Lopez Alemany La semana 12 de mayo tuvo la oportunidad de participar como moderador en sendos eventos organizados por IMS Health con los que trataba de trasladar a la industria farmacéutica las necesidades y puntos de vista de una nueva farmacia. La farmacia orientada a ventas y a servicios.

La farmacia se debe orientar a ventas y a servicios o no podrá tener labor asistencial
 

Sé que muchos farmacéuticos piensan que debe ser el margen, bien el actual o su modificación, el que asegure la viabilidad de las farmacias. Así es como ha sido durante mucho tiempo, pero esa situación cada vez se da en menos farmacias y, en un futuro será cada vez peor. Si se hace un repaso de todas las medidas que se han puesto en marcha por el Ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas para atajar el gasto   han ido dirigidas a reducir el gasto de recetas. Primero atacando el precio, con bajadas lineales de los mismos y con reducciones de porcentajes de los márgenes, y posteriormente, reduciendo el número de recetas con la modificación del copago. El resultado es claro. Hoy en día en las farmacias se factura prácticamente lo mismo que en 2003, aunque hay un 22 por ciento más recetas que entonces, y por tanto, más actividad. Además, la evolución del precio medio de los medicamentos en las farmacias comunitarias no hace más que bajar.
 

Ante esta realidad hay dos opciones. Quedarse quieto y lamentarse o actuar.
 

Son dos formas diferentes y altamente complementarias de afrontar el futuro de la farmacia. Esperar a que el margen suba es esperar en vano. Aunque cambie el modelo retributivo, la cuantía no va a variar... Las características de la farmacia y del personal dirán hacia dónde ir y cuánto. Pero la inmovilidad es el peor compañero de viaje que pueden tener hoy en día los farmacéuticos. Por ese motivo, el futuro cree José Mª que debe llegar de avanzar hacia lo que hacen ya algunos farmacéuticos, los volcados en los servicios y orientados a ventas. Porque de otro modo, será imposible seguir con la labor asistencial. Hay que aumentar la parafarmacia y los servicios, si no muchas se verán obligadas a cerrar. Yo pienso lo mismo, hay que mejorar la gestión y saber donde están las perdidas o las ganancias.

 

BERNARDO RABASSA ASENJO
PRESIDENTE DE CLUBS Y FUNDACIONES LIBERALES. 
COMMODORE OF IBERIA OF IYFR.
MIEMBRO ASOCIADO DE ALIANZA LIBERAL EUROPEA (ALDE), PREMIO 1812
PREMIO CIUDADANO EUROPEO 2013 DE FORO EUROPA 2001     

Bernardo Rabassa

Presidente de clubs y fundaciones liberales. Miembro asociado de Alianza Liberal Europea (ALDE). Premio 1812 (2008). Premio Ciudadano Europeo 2013. Medalla al Mérito Cultural 2015. Psicólogo social. Embajador de Tabarnia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

3 comentarios