www.diariocritico.com
La hora de los recién llegados

La hora de los recién llegados

lunes 14 de julio de 2014, 00:17h
Pedro Sánchez era, hace año y medio, un perfecto desconocido, que trataba, a través de su participación en tertulias televisivas de la 'serie B', ser algo conocido. Pablo Iglesias, que hace seis meses era un tertuliano de la serie 'C' en programas como el del saliente Cintora, en la Cuatro; y Alberto Garzón, un joven de veintiocho años que se ha convertido, en las últimas semanas, en el puente entre la Izquierda Unida del veterano Cayo Lara y el 'Podemos' de Iglesias. Tres nombres que dan pie a la reconstrucción de la izquierda española. Que va...¿hacia dónde diablos va la izquierda española?
 
Convengamos en que poco hay de común entre Sánchez, Garzón e Iglesias. Ni siquiera el repudio a la Monarquía. Ni siquiera el rechazo a las formas de capitalismo salvaje que, a veces, domina el panorama político-económico-social español. Ahora, el teórico liderazgo de la izquierda le corresponde a un joven sonriente, complaciente, un tal Pedro Sánchez perfectamente desconocido hace unos meses. ¿Qué hará para acercarse a Garzón, a Iglesias y a lo que ellos representan? Poco. Sánchez es la izquierda posible, dialogante, pactista. La que seguramente conviene a la actual situación del país. La que quieren la Corona, las grandes empresas y bancos, los medios de comunicación -nunca, nunca, las tesis 'controladoras' de 'Podemos'--. Madina era más de lo mismo que Sánchez, pero en antipático, y las formas, en política, son tan importantes como el fondo. Por eso, y porque se equivocó mucho en la campaña, perdió apoyos. Ahora, habrá que ver si admite la 'repesca' que le va a ofrecer Sánchez, o si se diluye en las brumas de los que pudieron ser y no fueron. Ha sido, en todo caso, un buen perdedor, que merece más oportunidades en el futuro. Si aprende, claro... 

Susana Díaz, que ha sido, en el fondo, la que ha dado la victoria a Sánchez, ya ha aclarado que no estará en la Ejecutiva del PSOE y que no se presentará a las primarias para  la carrera por La Moncloa. Por el momento, lo único cierto es que aún no se ha escrito el último capítulo acerca de lo que vaya a pasar en el principal partido de la oposición en España. Sánchez puede ser un accidente afortunado en el camino. No es el final de la accidentada ruta de un PSOE que ha sabido poner en marcha un admirable proceso de transparencia en busca de un líder. Lo de este domingo ha sido, simplemente, un paso más en la recomposición de la izquierda española, lo que es algo muy importante para el futuro del país, un país, que no puede quedar en manos de un solo partido que representa al centroderecha. Y ahora, hasta ahora, el PP estaba solo. En manos de Pedro Sánchez queda volver al menos a aquel bipartidismo del que algunos abominábamos, pero que era el mal menor frente a la 'sopa de siglas'  advenedizas que está amenazando el futuro del sistema. Qué momentos, Señor...

Lea también:
- Pedro Sánchez, nuevo líder para un PSOE que gira a la izquierda
- Tomará las riendas tras una contundente victoria en las urnas
- Ese 'tal Pedro': conozca al nuevo secretario general del PSOE
- Especial: 'España, un país en elecciones'
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.