www.diariocritico.com
Harto ya de estar harto

Harto ya de estar harto

martes 04 de noviembre de 2014, 09:22h
Tal y como está el patio de Monipodio patrio en estos momentos, con una serie de casos de corrupción que alcanzan desde tonadillleras como la Pantoja a ex presidentes de clubes de fútbol y desde empresarios a sindicatos, pasando, cómo no, por conocidos miembros de la familia Real y por dirigentes del PP, del PSOE, Izquierda Unida o independientes, escribir sobre política y los políticos es un ejercicio superior a mis ya debilitadas fuerzas intelectuales. Uno ya no sabe hacia donde mirar para no salir corriendo al baño y echar la pota. Ni a la izquierda ni a la derecha porque una y otra son una cohorte de mangantes que lo mínimo que nos producen a los ciudadanos es asco. Y no me vengan con el cuento de siempre de que la mayoría de los políticos son honrados porque visto lo visto en los últimos años, uno ya no se fía  ni de su padre, En algo sí estoy de acuerdo con Rajoy, y es que, al menos, está funcionando la tan denostada Administración de Justicia, ese tercer poder que Alfonso Guerra quería eliminar en su momento imitando aMontesquieu. Algunos jueces están haciendo una labor de limpieza que los partidos no se han atrevido a realizar en las últimas décadas, destapando macroescándalos de corrupción.e imputando y mandando a prisión a tirios y troyanos que se han hartado de llevárselo calentito sin que sus dirigentes se enterasen de la misa la media. Al menos nos queda la esperanza de Alaya y sus compañeros de profesión que son los que se están encargando de limpiar esta charcutería en la que se ha convertido España.

Porque esa es otra. Uno se pregunta si es que los dirigentes políticos españoles, de todas las ideologías, son tontos o se lo hacen. Que.Manuel ChavesPepe GriñánJosé Luis Rodríguez ZapateroJosé María AznarMariano RajoyEsperanza AguirreSusana Díaz, Pedro Sánchez Arturito Mas, entre otros muchos prohombres de este país, no se enteraran de que sus subordinados más directos se dedicaban a trincar dinero de las arcas públicas se puede entender, (entender, no justificar) si ese dinero iba destinado a financiar el partido porque desde que comenzó la transición las distintas fuerzas políticas y sindicales se han pagado sus enormes gastos no con las cuotas de los militantes, que sería lo lógico, ni con los fondos destinados a ellos en los presupuestos, sino con triquiñuelas contables y por supuesto ilegales en las que no faltaban dádivas y concesiones a empresas que colaboraban con la causa. Hasta ahí, uno que lleva en esto de la información política la friolera de más de tres décadas, podría hasta entenderlo. Lo que supera mi corto intelecto es que esos mismos dirigentes ignorasen que Roca coleccionaba Picassos en su cuarto de baño, que Bárcenas se iba de viajes de lujo y placer a la otra punta del planeta, que Guerrero se gastaba el dinero de los EREs en gintonics y cocaína, que Lanzas acumulaba bajo el colchón dinero robado para asar una vaca, que la familia de los Pujol tuvieran cuentas ocultas en medio mundo, que Granados tuviese ahorrados en Suiza millones de euros y así cientos y cientos de mangantes que se han lucrado durante años sin que nadie pusiese coto a sus desmanes.

Y no lo entiendo porque caben dos posibilidades. Una, que lo supieran y se callaran para evitar el daño que un escándalo de este tipo le puede hacer al partido, o dos, que sea verdad que lo ignorasen. Uno no sabe que es peor, si estar gobernados por mangantes o por gilipollas. Porque el final de todo este gazpacho de charcutería fina es que el hartazgo va a beneficiar a los únicos que no han gobernado nunca y que se presentan como si fueran el hada madrina de la honradez. Ya saben a quienes me refiero, al de la coleta y sus colegas de Podemos que sin haber dado un palo al agua, sin haber movido un dedo, sin haber trabajado lo más mínimo por salir de una dictadura y lograr construir una democracia moderna, aprovechando el descontento generalizado y vendiendo una izquierda antigua y anquilosada de tipo castrista y chavista mas pasada que el arroz, se pueden convertir de la noche a la mañana en los salvadores de la patria. Como cantaba Serrat, "harto ya de estar harto, ya me cansé, de preguntarle al mundo por qué y por qué". Yo. como ustedes, también estoy ya harto de estar harto, tanto como lo pueda estar el nota de Pablo Iglesias, pero no me parece que la solución a nuestras desgracias actuales sea convertirnos, de la noche a la mañana, en el hazmerreir de gran parte del mundo desarrollado.  
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios