www.diariocritico.com

HOAC Ciudad Real pide "mayor preocupación y sensibilidad ante la siniestralidad y salud laboral"

>>Tras el accidente en el que fallecieron dos vecinos de Bolaños de Calatrava (Ciudad Real)

lunes 12 de enero de 2015, 11:36h

La Hermandad Obrera de Acción Católica (HOAC) ha pedido este lunes "más responsabilidad" y "mayor preocupación" del conjunto de la sociedad ante la siniestralidad laboral tras el accidente ocurrido en Almagro (Ciudad Real) en el que murieron dos trabajadores.

El accidente laboral mortal ocurrido en Ciudad Real y que segó la vida de dos vecinos de Bolaños de Calatrava, de 33 y 50 años de edad, respectivamente, en un suceso ocurrido en una antigua fábrica de granito de la localidad de Almagro ha sido el primer siniestro mortal registrado en la provincia de Ciudad Real en el año 2015 y

según la HOAC "es solo la punta del iceberg de miles de trabajadores y trabajadoras que enferman y sufren accidentes en sus puestos de trabajo". El año pasado, recuerdan, se registraron 3.200 accidentes laborales en la provincia.

La HOAC ha expresado su "dolor y solidaridad con los familiares, allegados y compañeros de estos trabajadores" y apela a "la responsabilidad de velar por nuestra seguridad, cumpliendo las normas de prevención de riesgos laborales y reivindicando junto a nuestros compañeros que las empresas garanticen el cumplimiento de la ley en esta materia"

Una responsabilidad que, en su opinión, no corresponde solo a los implicados en el ámbito laboral sino que "es una realidad que exige el compromiso de toda la sociedad (administraciones, empresarios, trabajadores, sindicatos, partidos políticos, asociaciones...) ya que es un problema social y político con unas causas y unos responsables". 

En su opinión, los accidentes laborales siguen ocurriendo porque se sigue considerando a la persona "como una herramienta más al servicio del interés económico".

"Para nosotros como cristianos y para toda la Iglesia Católica, como se afirma en multitud de textos de la Doctrina Social de la Iglesia, la dignidad, la salud y la vida de cualquier trabajadora o trabajador, son el bien más preciado. El valor del trabajo no reside en su rentabilidad económica, ni siquiera en el producto o servicio que genera, sino que el verdadero valor del trabajo está en la persona que lo realiza. Dios quiere que el trabajo sea para la vida", aseguran en un comunicado.

Además, piden "una mayor preocupación y sensibilidad ante la siniestralidad y la salud laboral" tanto entre los trabajadores, como en el conjunto de la sociedad y en los medios de comunicación. 

"Entre todos hemos de contribuir a presentar la siniestralidad laboral, no como un problema individual fruto de la dejación del trabajador o del azar, sino como una realidad injusta y muchas veces evitable, ante la que nadie debe mantenerse al margen", concluyen.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


+

0 comentarios