www.diariocritico.com
'Killer' Sánchez

"Killer" Sánchez

viernes 27 de febrero de 2015, 17:30h
¡Hay que ver lo que da de sí un debate! Aunque es sabido que es mucha la gente proclive a acudir en socorro de los vencedores, no parecía probable que en el caso de Pedro Sánchez la cosa fuera tan rápida. Por eso sorprende el cambio de opinión de algunos cronistas  respecto del secretario general del PSOE y de su futuro político. Todo ha sido debutar con éxito en el Debate sobre el estado de la Nación -el sondeo de algún periódico le da como vencedor en la pugna con el Presidente Rajoy- para que algunos de los que la víspera no daban un euro por él consideren, ahora, que tiene recorrido político y que puede consolidar su liderazgo. 

España, país de impacientes. Hace unos meses pasábamos por ingenuos quienes sosteníamos que antes de sentenciar al recién llegado a cuenta de las meteduras de pata  propias de un novato en semejante encomienda (la más sonada, la peregrina idea de suprimir el Ministerio de Defensa, ocurrencia que  después rectificó), lo razonable era esperar a los famosos cien días de cortesía. El caso es que el ascenso y entronización de Susana Díaz  -Presidenta de la Junta de Andalucía, con todo lo que eso supone en recursos políticos y en medios- hizo decantar enseguida las profecías acerca del corto vuelo de Sánchez al frente del Partido Socialista. 

Con chanzas en las tertulias y con pellizcos de monja en las ruedas de prensa, algunos dirigentes del PP alentaban esas cábalas. Sin valorar que en política, ningunear equivale a erosionar y el descrédito de la cabeza alcanza también al cuerpo. En este caso un PSOE a la baja en las encuestas por obra de las expectativas creadas por los resultados que auguran a Podemos, un movimiento partidario de finiquitar el sistema nacido con la  Constitución del 78. Pero las cosas han cambiado. La intervención de Sánchez en el Debate: inopinadamente dura, implacable incluso, descolocó a Mariano Rajoy. Le exasperó hasta el punto de hacerle perder los nervios llevándole a decir: "No vuelva por aquí a hacer o decir nada", un exabrupto fuera de lugar porque son los ciudadanos quienes ponen y quitan diputados. 

En fin, después del debate incluso hay quien dice de Sánchez que es un "killer"... en política, condición más que necesaria para mantenerse en el poder. Deberían haberlo advertido antes. Cuando en  veinticuatro horas se deshizo de Tomás Gómez para colocar a Gabilondo al frente de Madrid. Tengo para mí que hay Sánchez para rato.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios