www.diariocritico.com
''Andalucía tiene varados 12.000 millones y 30.000 empleos por la política de Rajoy con las renovables''

''Andalucía tiene varados 12.000 millones y 30.000 empleos por la política de Rajoy con las renovables''

lunes 16 de marzo de 2015, 19:50h
José Sánchez Maldonado (Pepín para sus compañeros de partido) es consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo de la Junta de Andalucía. Es, además, el número 3 de la lista del PSOE por Málaga. Catedrático de Hacienda Pública, confía en una mejora de la coyuntura para poder lograr que los grandes datos lleguen a las familias. Eso sí, lamenta aspectos clave como el cambio de marco en energías renovables, algo que, según indica, tiene 'varados' 12.000 millones de euros de inversión en Andalucía.

El encuentro tiene lugar en el patio del Hotel Molina Lario. Bromea con que se ha puesto corbata y con que ésta hace juego con uno de los azules corporativos de Noticias21. Las gafas también combinan. Pide un té y comentamos el ritmo frenético de dedicar las mañanas a la Consejería y las tardes, a la campaña.

Presume de ser socialdemócrata desde los 18 años. "Y entonces en la universidad, estaba mejor visto ser mucho más rojo", comenta. Ahora tiene 63 y sigue convencido de que las políticas de centro-izquierda son las que más encajan en su ideario. "Creo que las políticas socialdemócratas son las que han generado más volumen de bienestar para los ciudadanos europeos en los últimos 50 años", asevera.

Cuestión casi obligada por lo que me dice. Mucha gente critica al PSOE por 'derechizarse' por no aplicar políticas reales de izquierdas...

Creo que esas críticas proceden de no ver la realidad desde un prisma objetivo. Creo que el PSOE en España, desde el congreso en el que Felipe González hizo que el partido abrazara la socialdemocracia, es un referente en esta ideología a nivel europeo.

¿Qué lectura del tablero político para estas elecciones andaluzas? Parece que Podemos y Ciudadanos se sentarán con ustedes en el Parlamento si hacemos caso a las encuestas... Desde luego, el bipartidismo está más cuestionado que nunca.

El bipartidismo, en cualquier país que se dé, está cuestionado por el resto de los que no pertenecen a él. Yo no le tengo miedo a que haya muchas fuerzas políticas. Estoy profundamente convencido de la democracia. La gente votará a quien considere que se ajusta más a sus intereses y, una vez que pasen las elecciones, las fuerzas tendremos que ponernos de acuerdo para lo que más convenga a la sociedad.

Ustedes han tenido una legislatura muy difícil, con muchos problemas de gestión y con la corrupción encima de la mesa con el caso de los ERE, los cursos de formación... Con todo, no hay hasta ahora ninguna encuesta que no les dé como vencedores el domingo. Eso sí, sin mayoría absoluta.

Yo la única encuesta que me creo es la que ha encargado Susana Díaz para el día 22. Creo que durante los 18 meses que lleva en el Gobierno la presidenta están ahí y la gente va a votar en función de eso. Creo que la sociedad verá que hemos mantenido máximo respeto a la justicia y plena colaboración y que trabajamos para Andalucía.

¿Hasta dónde llegará el 'efecto Podemos' en Andalucía?

A mí Podemos me merece el mismo respeto que cualquier otra fuerza política que se presenta a las elecciones. No tengo elementos objetivos para enjuiciarlos. No he visto aún un programa en el que ellos claramente digan lo que van o lo que no van a hacer. Hasta ahora lo que plantean es un programa tremendamente populista. Bueno, ni siquiera populista porque dicen las cosas que están mal pero no cómo las van a arreglar.

¿Siente el PSOE la presión de ser el primer partido que defiende Gobierno en una cita electoral en esta nueva coyuntura?

El riesgo de ser las primeras elecciones tras este movimiento de irrupción de nuevas fuerzas hay que tenerlo en cuenta, pero los andaluces siempre han sido muy certeros en su elección. No se van a equivocar y van a elegir en su propio interés y en el de Andalucía. Y el resultado que haya lo abrazaremos como el resultado de la fiesta de la democracia. Creo que vamos a tener mayoría absoluta porque el PSOE es la opción que necesita Andalucía. Pero, si hay que buscar pactos, como se ha hecho toda la vida en política, acudiremos a los pactos.

¿Qué marco económico esperan en la nueva legislatura para poner en marcha sus políticas si gobiernan?

Estamos convencidos y así lo hemos dicho que el panorama mejora. Teníamos unas previsiones de crecer durante 2015 al 1,8% del PIB y así elaboramos los presupuestos. Luego hemos visto que las cosas han ido cambiando teniendo en cuenta la evolución de los precios del petróleo; de la política del Banco Central Europeo, y de la paridad dólar-euro, que ha ido haciendo que nuestras exportaciones se hayan hecho más competitivas, creo vamos a crecer mínimo un 2,4%. Esto va permitir volver a crear empleo. El año pasado ya se crearon casi 90.000 empleos en Andalucía y podemos añadir 80.000-85.000 empleos. Queda mucho que hacer porque tenemos que ser capaces de trasladar estas mejoras macroeconómicas a la microeconomía, que las familias lo noten. Estoy convencido de que poco a poco, entre este año y el que viene, salgamos de la situación en la que nos ha dejado esta profunda crisis económica que arrancó en 2008.

El PP habla de eliminar el impuesto de sucesiones y se refiere siempre a los 5.000 andaluces que tuvieron que renunciar a herencias el año pasado por no poder hacer frente a la tributación.

Sobre el impuesto de sucesiones, tengo una idea particular. Su normativa es estatal. El Estado lo tiene cedido pero es estatal. Creo que debería ser un impuesto que tratara por igual a todos los ciudadanos de este país. ¿Qué ha ocurrido? Hay una cuestión técnica. Son impuestos, incluyo el del patrimonio, que se pueden ceder si la obligación de pagar depende de dónde esté ubicado el bien por el que se tributa. Si una casa que le deja su padre está ubicada en Andalucía, tiene que tributar forzosamente aquí. No puede tributar en Madrid. En vez de tener el devengo en función del territorio lo tiene en función de la residencia. Como el Estado no ha cambiado este criterio, esto ha llevado a una auténtica guerra fiscal. Aquellas comunidades que tienen mejor financiación se pueden permitir el lujo de bajar estos impuestos.

Como Madrid por ejemplo.

Madrid, País Vasco y otras muchas. Las que tienen peor financiación, como Andalucía, no pueden bajarlo. Si en Andalucía bajáramos los impuestos tal y como nos piden, no podríamos dar libros gratis, educación como la estamos dando, tendríamos que cobrar copago hospitalario... Y nada de esto hacemos.

Pero no me dirá que es un impuesto progresivo...

La verdad es que hay un problema técnico. La presidenta ha dicho que lo va a cambiar. Hay un salto muy fuerte. Hasta 175.000 euros no se paga nada en primera herencia, de padres a hijos, pero, a partir de ahí paga por la cuantía. Si son 178.000, por los 178.000. Esto es lo que en teoría fiscal se llama error de salto. Creo que sería de justicia ajustarlo.

También se está hablando más que nunca del tramo autonómico del IRPF, que aquí no ha bajado.

Es verdad que Cataluña y Andalucía tienen el tipo marginal más elevado de IRPF. Sin embargo, el estudio más serio que hay en España sobre la tributación autonómica es el que hace el Registro de Economistas y Auditores de España (REA). Y ahí, para rentas menores de 100.000 euros, se concluye que Andalucía no es la que más paga. Para rentas mayores de 300.000, sí lo somos. Estamos convencidos de que tiene que ser un impuesto progresivo: los que más pagan tienen que contribuir con más. Con una renta, por ejemplo, de 46.000 euros declarados estamos en mitad de la tabla. Si medimos por habitante o por PIB, Andalucía es de las comunidades que menor presión fiscal tienen.

Susana Díaz ya ha dicho que se va a reintegrar ese 25% de la paga extra de 2012 a los funcionarios autonómicos. No ha dicho cuándo. ¿Hay previsión?

El calendario está en función de la disponibilidad de pago que tengamos. La voluntad política es que se va a devolver. Mire, cualquier ciudadano de Andalucía recibe del sistema de financiación autonómica un 30% menos de lo que reciben otros ciudadanos de otras comunidades. Dicho de otra manera, el Gobierno andaluz tiene para financiar sus competencias autonómicas casi un 10% menos de la media mientras que hay territorios que andan en el 120%. Esto hace que no hayamos podido abonar la paga extraordinaria, que la vamos a abonar. Tenemos otras cuestiones que hemos considerado prioritarias como las que le refería del copago, los libros de texto, las tasas universitarias más bajas de España, no haber despedido a ningún profesor de facultad cuando sí se ha hecho y a mansalva en otras partes de España... Es decir, consideramos que las prioridades del gasto social están por delante de este sacrificio que le hemos pedido a los ciudadanos. Por ejemplo, en sanidad, algunos profesionales sanitarios, para evitar despidos, han estado muchos de ellos cobrando un 25% menos. Esto es la política: jerarquizar las cosas y contárselas a los ciudadanos con transparencia.

Precisamente, la deuda con las universidades que tienen ustedes es de 500 millones...

Sí, tenemos esa deuda porque la hemos reconocido. Llegó a ser de 950 millones de euros y la hemos recortado. No hemos recortado en cuestiones esenciales como las que le comentaba. Dedicamos a la financiación de la universidad un 1% de nuestro PIB y, aun en época de crisis, lo hemos mantenido. Algunos años, debido a esta crisis, no pudimos hacer frente a ese 1%, pero reconocimos la deuda y dijimos que la pagaríamos. En dos años y medio, creo que haremos el esfuerzo de equilibrar esta deuda y dejarla a cero.

Unas inversiones que se han quedado en el aire por el cambio súbito de reglas de juego han sido las energías renovables. Hay un dineral que se ha quedado sin invertir. ¿Qué puede hacer la comunidad?

Tenemos en Andalucía, casi 12.000 millones de euros y 30.000 empleos varados en la orilla de la playa debido al cambio de la legislación que se ha hecho por parte del Gobierno de Rajoy. Es una política económica errónea y que lastra mucho las posibilidades de crecimiento en Andalucía y que, además, va a contracorriente de la que se hace por ejemplo en Alemania. Allí hay una auténtica política de incentivo y apoyo a las renovables, sobre todo a la eólica, tan importante en nuestra comunidad. Es más, hemos cambiado la política de apoyo e incentivos y la hemos cambiado de manera retroactiva. Ha habido muchas empresas que han invertido mucho dinero aquí en energía eólica, en termosolar, en biomasa... Y tenían sus planes de empresa adecuados a una determinada legislación y a mitad de camino se los hemos cambiado. Éste es uno de los mayores problemas que tenemos en nuestro proceso de reindustrialización. Es un problema muy serio de competitividad. No puede ser que la energía eléctrica en España cueste el doble que al otro lado del Atlántico y que, en el caso del gas, estemos hablando del triple.

Pero no me ha dicho qué puede hacer la Junta al respecto.

Lo único que podemos es hacer es lo que hemos hecho hasta ahora: recurrir ante el Tribunal Constitucional las últimas tres legislaciones estatales. Están admitidos los tres y tendremos que esperar. Creemos que la retroactividad, fundamentalmente, no es de recibo.

¿Confían en que salga adelante el famoso 'Plan Juncker'? Muchos grandes proyectos los ha hecho depender la presidenta de este programa, incluido el tren de la Costa.

Esperamos y creemos que al final va hacia adelante. Actuaciones de inversión pública como el tren de la Costa, la finalización del metro de Málaga, el ferrocarril Bobadilla-Algeciras, el puerto seco de Antequera, la constitución del aeropuerto de Málaga en un auténtico 'hub' internacional, etc. deben ser inversiones priorizadas por el Gobierno de España ante la UE. Tienen  que ser consideradas como infraestructuras de interés europeo. Vamos a luchar porque sea así. Dese cuenta que en el momento en el que se abra el Canal de Panamá muchos grandes buques portacontenedores procedentes de China o India, en lugar de pasar por el Canal de Suez, harán escala en Algeciras. Y tenemos que darle salida por ferrocarril. O hacemos eso, o matamos el puerto de Algeciras, el más importante en nuestra logística.

¿Qué novedades en materia social incluye su programa electoral?

La medida social más novedosa que ha planteado la presidenta es la de conciliación familiar. Tenemos que generalizar totalmente la escolarización entre 0 y 3 años e incrementar la plantilla de profesores para hacerlo posible. También vamos a discriminar positivamente a las madres sin pareja, a las madres sin recursos, a las personas con discapacidad... El resto de cuestiones sociales ya las hemos puesto en marcha. En todos los sitios, digo lo mismo. Vengo muy tranquilo. Yo no voy haciendo grandes promesas. Afronto la campaña contando lo que hemos hecho y lo que vamos a hacer durante los próximos años. Las únicas promesas son las que digo, junto con la bajada entre un 2 y un 3,5% de manera progresiva en función de que el Gobierno central cumpla con la liquidación de años anteriores de financiación autonómica, y el ajuste citado en el impuesto de sucesiones.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.