www.diariocritico.com
Ciudadanos desplaza a Podemos

Ciudadanos desplaza a Podemos

lunes 04 de mayo de 2015, 13:18h

El movimiento social, sin precedentes en la historia política de España, que desembocaba hace unos meses en las siglas de Podemos, con motivo de las elecciones europeas, pierde fuelle a medida que se acerca la hora de dar el "sí quiero". El grito de una sociedad desesperada por la crisis económica y la corrupción, reunía, y aún reúne, en este partido de izquierdas que aboga por una renta mínima, un límite a los salarios y una edad de jubilación más baja, a buen número de adeptos que, sin embargo, no tienen nada claro el ideario por el que navegan los dirigentes del denominado fenómeno Podemos.

Era de esperar que ante el deterioro social propiciado por los recortes del gobierno del PP, y el descalabro del Partido Socialista, surgieran voces discordantes en la sociedad y, mucho más que eso, que un clamor popular levantase el hacha de guerra contra la injusticia que, generalizadamente, golpeaba a las clases menos favorecidas. Por lo tanto, era previsible la aparición de un fenómeno de masas, a falta de algo más traumático, que cambiase el panorama político en España. Pero lo que se pensaba que podía desembocar en una política más fracturada y menos segura, en base al planteamiento populista de Podemos, se está convirtiendo en un mensaje de humo que se disipa con la misma rapidez con que apareció en nuestras vidas, y rompe el pronóstico que convertía el desafío de Podemos en un partido de acción duradera en el orden político de nuestro país.

A ello ha contribuido en gran medida otro fenómeno social, pero de corte más centrada y políticamente correcto, de hecho, le llaman "el Podemos de la derecha", aunque esa afirmación no sea la más adecuada para definir a un partido donde militan muchos intelectuales de izquierdas. Me refiero a Ciudadanos, o partido de la ciudadanía -como les gusta llamarse- y que surge en el ámbito regional catalán, como referente de aquellos que se sienten catalanes y españoles, a partes iguales, consiguiendo en las Elecciones Autonómicas de Cataluña tres diputados. Los posteriores triunfos del partido de Albert Rivera, y sus apariciones en tertulias televisivas, al más puro estilo de Podemos, pero más centralizadas en la figura de su líder, y los encuentros y desencuentros con Rosa Díez, figura indiscutible de UPyD le han dado a conocer en todo el panorama nacional.

Lo cierto es que Ciudadanos, por quien nadie apostaba fuera de Cataluña, se ha ido nutriendo de militantes del PSC, CIU y UPyD, principalmente, llegando a ser la pesadilla de la señora Díez y el motivo del enfrentamiento entre ésta y sus más allegados, a cuenta del rechazo a los pactos que proponían unos y otros, hasta el punto de sucumbir ante el todopoderoso Rivera, o poco le falta. Prueba de ello, han sido los desastrosos resultados de la formación magenta en Andalucía, con el transfugismo de votos hacia C's, lo que le ha permitido ser clave en la investidura de Susana Diaz, por el empecinamiento de Teresa Rodríguez, de Podemos, en coyunturas de gobernabilidad que debilitan la acción de gobierno del PSOE en Andalucía.

Así las cosas, nos encontramos a un Podemos que pierde la calle que le impulsó adonde está. Una formación que ya no se ve tan libre de sospechas como nos han estado haciendo creer, tras descubrirse que su número tres; el insigne Monedero, cobró presuntamente 465.000 euros por unos trabajos que no han sido capaces de explicar. El deterioro que está sufriendo Podemos, a pesar del lastre que se acaba de quitar de encima, tiene que ver con las posturas tan radicales que ofrecen a los españoles, sobretodo en materia tan sensible como terrorismo, salarios y servicios, al más puro estilo de la antigua Unión Soviética.

Para Ciudadanos queda un camino libre, un camino que puede ser la clave de las elecciones municipales y autonómicas, y cuyo resultado puede vincular de un lado u otro, a Rivera con el próximo inquilino de la Moncloa. Ciudadanos, al contrario que Podemos, ofrece progreso sin ruptura, sin quiebra social, es por ello que para el Partido Popular representa un serio adversario, tanto, que ha desplazado en intención de voto al todopoderoso Podemos y se perfila como tercera fuerza política para las generales. El debate está servido.

Ismael Álvarez de Toledo

periodista y escritor

http://www.ismaelalvarezdetoledo.com

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.