www.diariocritico.com
Page se marca tres retos: reducir desigualdades y apostar por la sostenibilidad y la cultura 'en mayúsculas'
Ampliar
(Foto: Diariocrítico de Castilla-La Mancha)

Page se marca tres retos: reducir desigualdades y apostar por la sostenibilidad y la cultura "en mayúsculas"

El nuevo presidente toma posesión de su cargo prometiendo "cercanía" con el ciudadano

sábado 04 de julio de 2015, 20:01h
Emiliano García-Page ha tomado posesión este sábado del cargo de presidente de Castilla-La Mancha en un acto multitudinario, con 800 invitados, en el Palacio de Fuensalida de Toledo.


Bajo un asfixiante calor que no han conseguido paliar los abanicos colocados en los asientos de los invitados, Emiliano García-Page ha jurado su cargo como presidente de Castilla-La Mancha y con un discurso que apenas se ha prolongado durante 20 minutos.

Ha comenzado pidiendo disculpas por el calor pero lo aprovechaba para hacer un guiño a la necesidad de “desprender calor”, desde las instituciones “para los que más frío tienen”.

Su primera referencia fue para el ministro de Defensa, Pedro Morenés que acudió en representación del Gobierno central. Lo hacía para repetir un mensaje que ya lanzó a la sociedad castellano-manchega durante la sesión de investidura en las Cortes y que hacía referencia a su intención de buscar acuerdos. “Le pido que transmita al presidente que desde Castilla-La Mancha vamos a intentar llegar siempre al máximo de acuerdos”, ha dicho, porque “no escatimaremos esfuerzos ni yo ni toda la sociedad a la que pretendo representar”.

Citó después a Toledo, la ciudad de la que ha sido alcalde y por la que pasó el Greco, para lanzar un guiño a Grecia y a su importante cita de este domingo. “Tengo en el corazón a los hermanos griegos”.

Dio las gracias a Pedro Sánchez “por tu estímulo y tu ejemplo” y se dirigió a los cuatro expresidentes de la región, Jesús Fuentes, José Bono, José María Barreda y Dolores de Cospedal, “eslabones de una cadena importante”, la del avance de Castilla-La Mancha.

“Las personas no pueden ser una estadística”

García-Page ha querido que su discurso tuviese tintes de acercamiento a la ciudadanía.“Todos tendríamos que ser ciudadanos de a pie, y los políticos más”, aseguraba.

“Las personas no pueden ser una estadística” y quizá por eso ha querido ceder parte del protagonismo del acto a ciudadanos anónimos que han compartido escenario con el presidente regional.

Como Alfredo Alonso, trabajador en colectivos sociales que ha pedido a García-Page “corazón, sensibilidad y cercanía”, en lo que considera “una nueva etapa” para la región. “No queremos más cosas que nadie, solo las mismas oportunidades que el resto para tener calidad de vida”.

O Jesus Patiño, trabajador autónomo que ha dicho que su colectivo no tiene “ni la fuerza de los empresarios ni la protección de los trabajadores” pero ha reclamado atención al nuevo presidente. “No le pido milagros pero sí que cumpla y se nos escuche”.

También intervenía Lucía Sánchez Durán, joven que vive y trabaja fuera de la región y que le ha pedido “motivos” para volver a creer en la política y para recuperar la ilusión porque “no hay día en que no nos preguntemos cuando volveremos a nuestra tierra”.

Cerraba las intervenciones Estefanía Fernández Moreno, joven con Síndrome de Down que ha pedido “que nuestro presidente no nos olvide”.

Las intervenciones ciudadanas dan algunas pistas, quizá, de cuáles pueden ser algunas de las prioridades del nuevo Ejecutivo regional que García-Page ha resumido en tres retos. Reducir las desigualdades, apostar por la sostenibilidad y por la cultura, “con mayúsculas”.

“No podemos abordar la cohesión territorial sin antes abordar la cohesión social”

Y hoy de nuevo, como ya hiciera en las Cortes Regionales esta semana, se refirió a la Constitución, a una reforma que ha de hacerse con “serenidad”.

“Este país es muy rico, muy plural, pero ya tiene soluciones en el pasado sin necesidad de acudir a milagros o a inventos de futuro” y ha pedido “consenso básico como para otros 40 años tan provechosos como los últimos”.

“Apostaré siempre porque ese cambio sea ampliable” porque, dijo, “hay nuevos derechos que conquistar o blindar”.

Recordó como España ha crecido, sobre todo “en igualdad” en los últimos 30 años pero, matizó, “la crisis está poniendo a prueba la cohesión social” y por eso, dijo, “no podemos abordar la cohesión territorial sin antes abordar la cohesión social”.

“Quiero dignidad en el empleo, en la vivienda, en lo más esencial”

En su discurso, las palabras, “decencia, honorabilidad y actitud, me importa mucho la forma de ser” y una promesa: “voy a dejarme la piel con Castilla-La Mancha porque quiero lo mismo para la región que para mis hijos” para “rescatar el Estado de Bienestar y la política”.

“Me alegro mucho de que la sociedad española no esté dormida y tome decisiones”, en alusión a lo que han dicho las urnas en las dos últimas citas electorales, para terminar hablando de dignidad, “en el empleo, en la vivienda, en lo más esencial. Intentaré ser digno y estar a la altura de mi región”.

Emiliano García-Page ha estado acompañado por el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez y por los dos expresidentes de Castilla-La Mancha, José Bono y José María Barreda, en una ceremonia a la que también asistía la presidenta saliente, Dolores de Cospedal.

Empresarios, sindicatos, representantes de los distintos sectores de la sociedad castellano-manchega han participado en un acto que supone el inicio real de la legislatura del nuevo presidente y que ha terminado con el himno de España.

800 invitados y 60 medios de comunicación acreditados a un acto tras el que se espera ya que se hagan públicos los nombres de quienes conformarán el nuevo Ejecutivo regional . Algo que está previsto para este domingo a las 11 horas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+
0 comentarios