www.diariocritico.com

OPINIÓN

¿La libertad del intelectual?
(Foto: Diariocrítico de Castilla-La Mancha)

¿La libertad del intelectual?

JMM Caminero. Escritor

lunes 13 de julio de 2015, 07:45h
¿La libertad del intelectual en Celtiberia y la hipocresía y la envidia? ¿Existe suficiente libertad del intelectual, entendiendo por éste todos los que se dedican en gran parte su tiempo a la elaboración de ideas, datos y conceptos, y que podrían situarse en un gran marco desde el escritor, el artista, el periodista, el científico social…? ¿Y si esta sociedad que podríamos denominar Celtiberia o la Piel de Toro hay dos grandes males la envida y la hipocresía como casi males endémicos y qué estos son dos grandes factores que han entrado en el cocido de la crisis?

1. ¿De toda la grave crisis que esta sociedad está sufriendo, se está poniendo los focos solo en la corrupción política, especialmente en algo contante y sonante, la cuestión de dinero, pero existen otros factores y otras variables que tienen tanta importancia o más…?

2. ¿En esta crisis económica, no es solo económica sino que es política, institucional, moral, social, cultural, incluso religiosa…? ¿Y por tanto, aunque nos engañemos a la hora de analizar al menos hay varias docenas de grandes factores, variables, vectores que son los que han creado la crisis a la hora de relacionarse e interrelacionarse y combinarse…?

3. ¿Si es cierto que el análisis real de la crisis, no es solo puramente económica, aunque sea el factor esencial, ni puramente política-institucional, que también lo es, pero que intervienen muchas variables…?

4. ¿Qué en esta crisis no solo ha existido un vector de población, un chivo expiatorio, que ha sido determinada clase económica-financiera, ni solo determinada clase política, sino que de alguna manera todos los estratos sociales, todas las clases sociales, todas las ideologías, e incluso todas las personas han y hemos intervenido de una manera o de otra…?

5. ¿En el fondo en la Hispania existe un problema de fondo, desde la guerra civil de Cesar, no sabemos si en otros lugares también, es que el bando ganador de alguna manera, demasiadas veces, ha terminado con el bando vencido…? ¿Y en la clase intelectual, ha sucedido durante siglos esta situación, siglo tras siglo con sus componentes concretos, sus paradigmas ideológicos y sus banderas, por lo cual, la pregunta es si en esta zona geográfica, no sabemos si en otras, existe suficiente libertad intelectual dada a los intelectuales? ¿O se le castiga? ¿Siempre pongo el ejemplo, que no sé si será verdad, que cuándo las grandes huelgas en Francia, estando De Gaulle, sus consejeros les indicaban y acuciaban a que metiese en la cárcel a Sartre, y ya cansado de ese consejo contestó: “acaso quieren que meta en la cárcel a Voltaire”?

¿El problema es que sin una clase intelectual libre, o lo más libre posible, que no se le castigue, por pensar lo que quiera, siempre con razonamientos, siempre de forma moderada, siempre con respeto, sin esa clase intelectual ningún país puede funcionar y progresar…? ¿Porque los que tienen la obligación y el poder y la libertad y en parte los conocimientos para analizar y criticar es esa clase intelectual, que puede y debe hacerlo, porque ese es su oficio…? ¿Pero suponiendo que sea el caso, en mayor o menor grado, si a esa clase intelectual, como durante siglos parece ser ha sucedido, de una manera y de otra, se le sanciona, por un lado o por otro, o tiene que estar al dictado de un grupo o una ideología entonces no tendremos suficientes personas que nos digan que “el rey está desnudo o puede estarlo dentro de unos meses”?

6. ¿Por tanto es fácil echarle la culpa a una elite, a un sector de la sociedad, a un chivo expiatorio, pero es más difícil analizar la realidad, y decir, y escribir, que en mayores o menores grados todos hemos intervenido en esta crisis, crisis con distintos parámetros…? ¿Es cómo cuando en décadas anteriores se analizaba si una sociedad era suficientemente moral o no lo era, y se analizaba, que una sociedad no es suficientemente moral, no porque una gran parte de la sociedad cae en los siete errores morales graves, o antiguamente llamados pecados capitales…? ¿Sino que uno, tú o yo, caemos en uno o en dos, y el vecino caerá en otros dos, aunque sean distintos, entonces en conjunto la sociedad baja el nivel moral…? ¿Al final las crisis económicas y políticas, en el fondo, siempre tienen un grave problema de moralidad, moralidad individual, social, colectiva o de grupos, institucional y del Estado…? ¿Porque la moralidad es la gran argamasa que une a la sociedad con sus instituciones y con sus fundamentos y sus ideales, y si el cemento falla el edificio se resquebraja por un lado o por otro o por muchos…?

7. ¿Si a esto se le añade el problema de la envidia, que dicen que es un mal endémico en el patio patrio o en Hispania? ¿Es decir, las personas no se alegran del bien del otro, aunque haya sido un bien adquirido de forma legal y moral, es decir, la prosperidad de otra persona, que con su trabajo ha conseguido unas metas o unos fines, o que sea más alta o tenga más estudios o tenga más belleza o tenga más…? ¿En toda la literatura hispánica la envidia según la mayoría de escritores es diríamos el veneno que emponzoña toda la realidad humana individual y social, ya lo decía Plaja…? ¿Decían que en Norteamérica cuando en un pueblo alguien tenía éxito en sus negocios, y era capaz de comprar un buen coche, y lo sacaba por las calles, la gente en los pequeños pueblos le aplaudían…? ¿No sé si ese dato será verdad, aunque lo dudo, pero si nos muestra la distinta mentalidad…? ¿Ya que la envidia colectiva o social impide que las personas mejoren o intenten cada uno en su campo, ser mejor futbolista, mejor director de empresa, mejor médico, mejor albañil…, porque corta los lazos de la promoción…?

8. ¿Y por último la hipocresía, que está en relación con la envidia y con la falta de libertad intelectual o atrevimiento intelectual de la clase intelectual, y desde luego con los males de la sociedad…? ¿Somos unos hipócritas cuando echamos la culpa solo de la crisis a un sector de la sociedad o solo a unas causas concretas, y quizás todos, aunque sea, ciertamente, en distinto grado de responsabilidad, todos hemos intervenido…? ¿Recuerdo cuando un director del banco de España, cada tres meses, decían un comunicado oficial de dicha entidad en que expresaba que las deudas de las familias españolas y de las empresas era muy alto…? ¿Durante varios años, que recuerde, cada trimestre en los telediarios oficiales dicha noticia nos machacaba la mente, cuando estábamos en vacas gordas o decían que estábamos…? ¿Y quién les hacía caso…?

9. ¿Por tanto, si no buscamos las veinte o treinta causas de las crisis, y buscamos remedios a todas las causas, quizás entremos en una situación de enfermedad crónica, que en el mejor de los casos, iremos empeorando poco a poco, pero no mejorando poco a poco…? ¿Pero será usted capaz, de aceptar que usted y yo, somos también responsables de la crisis, cierto, quizás en menor medida, pero también…? ¿Otro día supongo que habría que analizar otros factores de dicha crisis, si usted me permite y usted tiene tiempo para pensarse a sí mismo…?

10. Dicen que Kennedy padre, salía un día de la bolsa de Nueva York, y un limpiabotas, oficio tan digno como cualquier otro, empezó a limpiarle los zapatos y hablarle de la bolsa y de la subida y bajada de acciones. Dicen que en ese momento pensó, que si todo el mundo sabía de bolsa, era el momento de salirse de ella. Dicen en tercer lugar, que ese limpiabotas fue el que le abrió los ojos de la situación económica y crisis financiera bursátil que se avecinaba. Y por tanto, convirtió gran parte de sus valores en líquido o dinero. Es decir, que tendríamos, diríamos la causa u origen de la fortuna de los Kennedy, o al menos que no perdiesen lo que tenían al limpiabotas, que desde luego no ha pasado a la historia.

Pero quizás le debamos a esa persona, una de las razones de que después un hijo de Kennedy fuese presidente de Gobierno-Estado. Pues algo así me sucedió a mí, en el verano del 2014 pasado en unas oposiciones, en el que yo era o hacia el papel “del que espera”.

En ese esperar de las oposiciones, mientras un familiar se examinaba, pues había varios padres y madres. Y una madre de una opositora estaba muy nerviosa, muy cansada, muy agotada, muy agobiada y muy preocupada. Y yo, yo que no soy muy listo, más bien tonto, le dije para animarle: “no se preocupe usted, peor es o fue cuándo usted tuvo que estar de parto, eso es o fue peor que una oposición…”. Y me contestó, “no, no qué va, esto es peor…”.

Y otras conversaciones criticando al sistema político y sistema social y en fin… entonces en ese momento se me abrieron los ojos, y me dí cuenta, que algo raro estaba pasando en la Piel de Toro, si una mujer de cierta edad, que sabe de sobra, que en tiempos de su madre y de su época, muchas mujeres se morían en el parto y en el postparto y, toda la culpa de la situación actual se la echaban a un gobierno o unas ideologías o a otras… Si esto sucede, entonces es que el país y la sociedad están en una crisis muy profunda.

Han pasado casi un año, y hemos visto que aquella intuición se está convirtiendo en realidad. El país y la sociedad, y no solo la economía y el poder político están en una crisis muy grave. Tiempo es que nos pongamos a buscar los problemas y las causas y las soluciones. Tiempo es que expliquen al pueblo la realidad, si el pueblo asume que su padre y madre ha fallecido, por qué no va a entender las causas de una crisis, en la cual el pueblo también es responsable de ella, en parte. Y yo soy pueblo…

JMM Caminero

Escritor
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.