www.diariocritico.com
¿Debe España recibir tantos demandantes de asilo?: el ministro del Interior, criticado por su actitud
Ampliar
(Foto: EP)

¿Debe España recibir tantos demandantes de asilo?: el ministro del Interior, criticado por su actitud

> Fernández Díaz compara la llegada de esta personas con "goteras que inundan distintas habitaciones"

martes 21 de julio de 2015, 10:03h
El ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, ha sido muy criticado por sus palabras de "radical desacuerdo" al programa europeo para reasentar en los países de la Unión Europea a 40.000 demandantes de asilo de Siria y Eritrea llegados a Grecia e Italia, al tiempo que ha evitado desvelar la cifra de inmigrantes que España está dispuesta a recibir en el marco de este programa. El titular de Interior compara la llegada de esta personas con "goteras que inundan distintas habitaciones".
Los ministros de Interior de la Unión Europea tratan de cerrar un acuerdo este lunes, después de un intento fallido a principios de mes por el rechazo de España y Austria a asumir la cuota de reubicación que proponía la Comisión Europea para ellos.

"En reubicación, vamos a dar la cifra que estamos en condiciones de dar y que consideramos que, en justicia, debemos dar", ha declarado a la prensa Fernández Díaz, quien no ha querido revelar dicho número antes de comunicárselo a sus socios por "respeto".

El ministro, que ha preferido no adelantar ni los demandantes de asilo que está dispuesta a reubicar España, ni el número de refugiados que acogería --son dos los programas que negocian los 28--, sí ha estimado que el coste de este esfuerzo se situaría "en torno a más de 70 millones de euros".

Todos los Estados miembros salvo España habían informado ya la semana pasada a la presidencia luxemburguesa de la UE del compromiso que estaban dispuestos a asumir, según fuentes europeas.

En base a la clave de reparto diseñada por Bruselas, España debería acoger a 4.288 solicitantes de protección internacional, un 10 por ciento del total propuesto para toda la UE.

Los ministros deben decidir sobre dos programas diferentes, el primero, para el reasentamiento de 20.000 refugiados que aún están en países extracomunitarios, no plantea problemas para ningún país, tampoco para España, y la cifra ya se ha alcanzado.

Sin embargo, el programa para reubicar dentro de la Unión Europea en dos años a 40.000 demandantes de asilo que ya están en Grecia e Italia ha encontrado reservas en varias delegaciones.

Países como Hungría han propuesto acoger "cero" inmigrantes dentro de este programa, mientras que España ha retrasado hasta el último momento su oferta, con el objetivo de ganar peso en la negociación.

En este sentido, Fernández Díaz ha insistido en que el Gobierno es "muy crítico" con el programa de reubicación porque considera que tiene un "efecto llamada" que aprovechan las mafias que trafican con seres humanos, y también porque cree que no tiene en cuenta el "esfuerzo" que ya asume España en la acogida de inmigrantes y en la contención de la entrada irregular de migrantes a territorio comunitario.

El ministro ha comparado el programa de reubicación con una casa "con muchas goteras que inundan distintas habitaciones" y en la que se opta por "distribuir el agua entre habitaciones en lugar de taponar".

"Hemos trabajado para adaptar nuestra estructura de asilo y acogida para que las cifras que pudiéramos ofrecer fueran responsables", ha argumentado el ministro español, quien ha admitido que pese al rechazo total del Gobierno, su intención no es bloquear el acuerdo, ni quedarse "solo" en la oposición a reubicar a inmigrantes.

MEDIDAS PARA FRENAR LA INMIGRACIÓN IRREGULAR

Además, el responsable de Interior español ha insistido en que la política europea en materia de inmigración debe contar con un fuerte programa de retronó para los inmigrantes irregular, "debidamente financiado", por lo que esta será uno de sus argumentos en el debate de este lunes.

"Lo razonable y eficaz es que se atienda a las causas del fenómeno de la inmigración irregular por razones económicas", ha pedido Fernández Díaz, para evocar la posibilidad de un "plan Marshall" con el que ofrecer colaboración a los países de origen y tránsito de la inmigración irregular.

El ministro sostiene que la situación que se vive frente a las costas de Italia en el Mediterráneo es un "drama humanitario", pero considera que si no se reproduce en la fachada atlántica y el Mediterráneo occidental es porque "España está haciendo sus deberes con responsabilidad".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios