www.diariocritico.com
PP y PSOE ni siquiera se ponen de acuerdo sobre la violencia de género
(Foto: EP)

PP y PSOE ni siquiera se ponen de acuerdo sobre la violencia de género

> Los populares cargan contra el decálogo propuesto por los socialistas "por estar hecho en clave electoral"
> El PSOE critica la actuación del Gobierno y pide ampliar las normas "preventivas, procesales y punitivas"

jueves 27 de agosto de 2015, 08:06h
La eterna canción, que se repite y se repite y se repite... Incluso en un asunto tan sensible como la violencia de género, que no cesa. Y en el que, una vez más, hay desacuerdo y críticas entre PP y PSOE. Los socialistas, que cargan contra la actuación del Gobierno por no haber evitado los continuos casos que se siguen dando, han propuesto un decálogo que, entre otras cosas, pide que se combata esta lacra más allá de la pareja. Mientras que la portavoz de Igualdad del PP en el Congreso, Carmen Rodríguez Maniega, ha calificado de "poco novedoso" este decálogo y les ha pedido que no actúen "en clave electoral". La eterna canción.
"El PP nunca se ha levantado de la mesa y siempre ha estado a favor del consenso y de la unidad, junto a las víctimas, en la lucha contra la violencia de género", ha defendido Rodríguez Maniega. "Esta lucha no es patrimonio de ningún partido sino de toda la sociedad", ha añadido. La diputada ha recordado que estando el PP en la oposición apoyó la ley del Gobierno del PSOE contra la violencia de género. "Frente a un PSOE que siempre se mira al ombligo y que está nervioso y radicalizado para pactar con Podemos, el PP siempre ha estado al lado de las víctimas", ha asegurado.

Aunque ha dado la bienvenida al PSOE al pacto, Rodríguez Maniega, en declaraciones a Europa Press, ha sostenido que el "90 por ciento" de las medidas propuestas por Pedro Sánchez "están ya en marcha", poniendo como ejemplo los cambios legislativos para incluir a los menores entre las víctimas de este tipo de violencia, la aprobación de la cadena perpetua revisable o la extensión "desde el primer momento" de la justicia gratuita a todos los afectados.

Además, ha recordado que el Gobierno ha aprobado un incremento del 6,3% en el presupuesto dedicado a la lucha contra la violencia de género, lo que repercutirá, entre otras cosas, en mejores programas y campañas de sensibilización y prevención de esta lacra. Por este motivo, ha insistido en que el PSOE, a quien acusa de romper unilateralmente la unidad, abandone los "descalificativos" y la "guerra de cifras" para demostrar realmente que quiere volver al acuerdo en esta materia.​

Decálogo socialista para "un acuerdo"

Todas las críticas van contra el decálogo que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, propone como base para un gran "acuerdo social, político e institucional contra la violencia de género" y que contiene, entre otras medidas, la reposición de todos los fondos que se han recortado en este área, el seguimiento de las mujeres que retiran su denuncia o un "ajuste" de la Ley Integral que amplíe su alcance a otras formas de violencia sobre la mujer.

Tras reunirse con el Consejo Federal de Igualdad, Sánchez ha recordado que casi 800 mujeres han sido asesinadas en España por sus parejas o ex parejas desde 2003 y ha afirmado que "por ellas, por todas las que están sufriendo violencia día tras día" es necesario "un acuerdo que comprometa e implique a la sociedad, a los partidos políticos y a los poderes públicos para volcar todos los esfuerzos que seran necesarios, medios y recursos" y erradicar la violencia de género.

El PSOE, al qu eno le gusta la actuación del Gobierno, incapaz de parar esta violencia, propone diez puntos para ello, entre los que figura "ampliar las disposiciones preventivas, procesales, punitivas y protectoras" de la Ley Integral "para abarcar con las adaptaciones necesarias, todas las formas de violencia contra la mujer", en línea con las recomendaciones a España de la CEDAW y con el Convenio del Consejo Europa sobre prevención y lucha contra la violencia.

El objetivo, según ha dicho Sánchez, es "que estén recogidas todas las manifestaciones de dicha violencia y no exclusivamente aquellas que se producen en el ámbito de la pareja", como hace la normativa española, que no considera violencia de género la agresión sexual, la trata o la mutilación genital femenina, entre otros. En materia de recursos, solicita "reponer y dotar suficientemente las partidas presupuestarias que se han venido recortando en los últimos años, especialmente los recursos destinados a prevención y asistencia social de las víctimas".

Propone también la creación de "un fondo de apoyo a los ayuntamientos que permita reforzar los servicios sociales municipales y los centros de la mujer", así como la puesta en marcha de una Unidad de Coordinación contra la violencia de género en cada comunidad autónoma. "Todos los estudios dicen que sólo se denuncia el 30% de los casos de violencia de género, de modo que el 70% queda impune", ha destacado Sánchez.

Creación de juzgados especiales

Figuran otras medidas, como la creación en los juzgados especializados en Violencia de Género del "Acompañamiento Judicial Personalizado", para, según ha explicado, "hacer accesible la información a las mujeres victimas de violencia de género sobre el itinerario y procedimiento más seguro en su recorrido judicial desde el momento en que ponen la denuncia y hasta el final del proceso".

También en materia judicial, pide la puesta en marcha de "protocolos de intervención específicos para mujeres que han retirado la denuncia por violencia de género", un 12% de media cada año. "Hace falta mucho valor, mucho coraje para salir de la violencia, denunciar al maltratador y hacerle frente, pero se puede salir de la violencia y para ello tenemos que eliminar todos los obstáculos", ha afirmado Sánchez.

Para los juzgados proponen además que se establezca la "obligatoriedad" de que tanto los magistrados al frente del órgano jurisdiccional como abogados, forenses y equipos psicosociales que intervengan en los juzgados de violencia sobre la mujer "tengan certificada, previamente a ocupar su puesto, formación específica en la materia impartida por una institución acreditada".

"La educación es otra de nuestras principales preocupaciones, porque si no rompemos los ciclos, pasará de generación y generación", ha declarado el líder socialista. Propone un "Plan Nacional de sensibilización y prevención de la violencia de género", incorporar al currículo de "todas las etapas educativas" formación específica en "igualdad, educación afectivo sexual y prevención" y poner en marcha un plan integral para "prevenir, proteger y reparar el daño a menores víctimas de violencia de género".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios