www.diariocritico.com
Duro golpe para Podemos tras ser arrasado por la polarización del 27-S
Ampliar
(Foto: EFE)

Duro golpe para Podemos tras ser arrasado por la polarización del 27-S

> Iglesias: "Nuestro resultado ha sido altamente decepcionante"

domingo 27 de septiembre de 2015, 22:47h
La posición intermedia que ha elegido Catalunya Sí que es Pot en el debate de la independencia de Cataluña no le ha servido para ganar a las encuestas. Todo lo contrario. La candidatura formada por Podemos, ICV, EAiU y Equo -que ha esgrimido el derecho a decidir como bandera- ha empeorado sus previsiones; pero además la formación de Iglesias ha sufrido una derrota moral al quedar por detrás de los socialistas. El líder de Podemos ha calificado los resultados como "altamente decepcionantes" y ha lamentado que la "responsabilidad de estado" que reflejaba su posición en Cataluña no haya tenido rédito electoral.

Catalunya Sí que es Pot se ha visto en el peor escenario posible en este 27-S. Si durante la campaña llegó a aspirar a disputarse el segundo puesto con Ciutadans, finalmente no ha podido ni superar al PSC. Superado el 97% del escrutinio, la candidatura unitaria de izquierdas ha obtenido 11 escaños y casi un 9% de votos, lo que le sitúa en cuarto lugar, muy parejo con el PP.

Como habían vaticinado los dirigentes de Podemos, las encuestas han fallado para predecir los resultados de Catalunya Sí que es Pot, pero en el sentido contrario que pretendían. A la candidatura de izquierdas le ha pasado factura su tibieza en el tema de la independencia y su optimismo al considerar que esta cuestión no iba a monopolizar toda la campaña.

Los resultados implican que la irrupción de Podemos y la presencia de Pablo Iglesias en los actos en Cataluña no han tenido un efecto visible, pues la candidatura unitaria empeora el número de escaños obtenidos por ICV-EAiU en 2012. En esos comicios, la formación de izquierdas obtuvo 13 escaños y un 9,89% de votos. De igual forma, han fracasado a la hora de repetir el éxito de las candidaturas unitarias presentadas en las elecciones municipales, como fue el caso de 'Barcelona en Comú'.

Por otra parte, estas elecciones catalanas dificultan a Podemos el pistoletazo de salida para las generales, ya que ni siquiera pueden esgrimir haber superado al PSC. De esta forma, también pierde toda su fuerza el llamamiento de Iglesias a los partidos progresistas de formar una alternativa en torno a Rabell.

La versión de Podemos es que se han visto perjudicados por el "choque de trenes" entre el bloque del sí y el del no. El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha comparecido desde la sede del partido en Madrid y no ha querido dulcificar los datos: "Nuestro resultado es altamente decepcionante".

Según Iglesias, ellos habían optado por "escuchar, por el sentido común y por la responsabilidad de estado", algo que "no ha funcionado electoralmente". Acompañado por los miembros de la ejecutiva de Podemos -todos con el mismo rostro de seriedad-, el político ha criticado la alegría que muestran algunos partidos tras conocer unos resultados que dejan a Cataluña y a España en una situación de "callejón sin salida".

"Entendemos que los discursos del 50%, del 'me sobra la mitad' (de Cataluña) han sido los que han tenido más éxito", ha comentado el líder de Podemos, que ha evitado concretar otros posibles errores, aunque ha especificado que no piensan renunciar a la "responsabilidad" por motivos electorales.

En declaraciones a 'La Sexta, el número dos de la formación, Íñigo Errejón, ha reconocido que los resultados son malos y que su mensaje no ha calado en un momento de tanta "dicotomización".

La misma postura ha defendido el cabeza de lista Lluís Rabell, que ha manifestado que la campaña ha sido muy difícil para una "candidatura social" como la suya y ha lamentado que el debate económico y social haya sido "expulsado" del tablero.

"Hemos obtenido un resultado inferior a nuestros objetivos. No hemos podido darle la vuelta a la polarización", ha dicho Rabell en tono de autocrítica.

Hasta el último momento, tanto Errejón como Rabell han defendido la necesidad de un referéndum vinculante ya que considera que estas elecciones no pueden sustituir a una consulta ciudadana. Sin embargo, ha asegurado que la postura de Catalunya Sí que es Pot se va a "revalorizar" con el "bloqueo" que van a generar Mas y el gobierno central, según han dicho.

La campaña

Además del posicionamiento sobre la independencia, a Catalunya Sí que es Pot le ha perjudicado el desconocimiento de su marca y de su cabeza de lista. Así lo reconocía esta semana el secretario de organización de Podemos, que, sin embargo, se mostraba muy optimista. "Vamos a sacar un resultado excepcional, que nuevamente va a sorprender", llegó a decir Pascual.

La estrategia de la candidatura de izquierdas ha sido centrar la campaña en las políticas sociales. Algo complicado, ya que el resto de partidos destacaron el debate de la independencia por encima de todo. Catalunya Sí que es Pot evitó posicionarse en el bloque del sí o el no, afirmando que su programa se enfoca a conseguir un referéndum legítimo en el que los catalanes puedan decidir sobre la relación que quieren con España.

Sin embargo, esto no ha evitado alguna crítica por la ambigüedad de su postura, ya que su cabeza de lista, Lluís Rabell, había defendido en el pasado el sí a la independencia. Además, hay una corriente dento de ICV que promueve activamente la separación de Cataluña, aunque, según manifestaron, su postura es compatible con la de otros integrantes de la candidatura que, como Pablo Iglesias, están en contra de que Cataluña se marche de España.

¿El 28-S?

Tras valorar los resultados, Rabell ha asegurado que tienen un compromiso claro y que entrarán en el Parlament para defender los derechos sociales de los ciudadanos, tanto de los que han votado 'sí' a la independencia como de los que han optado por el 'no'.

Durante la campaña, aunque evitó ser muy explícito, Rabell sí adelantó que si se plantea una votación sobre la independencia en el Parlament, votarían que no, porque no consideran que estas elecciones puedan sustituir a una consulta popular.

Errejón lo ha vuelto a dejar claro tras conocerse los resultados: "Uno no puede contar con los votos de Catalunya Sí Que es Pot para una delcaracion unilateral, sí para un referéndum".

En cuanto a Iglesias, ha empezado ya a enfocar su discurso para las elecciones generales, definiéndose como un presidente que estará dispuesto a escuchar a los catalanes. "Estoy convencido de que en las generales del mes de diciembre la responsabilidad de estado y el sentido común se impondrán", ha asegurado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios