www.diariocritico.com
Lluís Rabell y Catalunya Sí que es Pot pierden el efecto Colau
Ampliar
(Foto: EFE)

Lluís Rabell y Catalunya Sí que es Pot pierden el efecto Colau

> La candidatura ha sacado la mitad de votos en Barcelona de los que obtuvo 'Barcelona en Comú'

lunes 28 de septiembre de 2015, 10:33h
Catalunya Sí que es Pot (Podemos, ICV, EAiU, Equo) se ha quedado muy lejos de repetir el éxito de las candidaturas unitarias que se presentaron a las municipales. El cabeza de lista, Lluís Rabell, no ha logrado tener la repercusión mediática que tuvo Ada Colau y ha mantenido menos de la mitad de votos en Barcelona de los que obtuvo la lider de Barcelona en Comú en mayo de este año.

Decepción para Catalunya Sí que es Pot en este 27-S tras quedar cuartos, por detrás de Junts pel Sí, Ciutadans y PSC, y muy parejos con el PP catalán. La nueva marca apoyada por Podemos no sólo no ha conseguido mejorar los resultados de ICV-EAiU en 2012, sino que se ha quedado muy lejos de repetir el éxito de la candidatura municipal en Barcelona, formada prácticamente por los mismos partidos.

La justificación dada tanto por Podemos como por Lluís Rabell es que se han visto perjudicados por la polarización de la campaña y por el "choque de trenes" que han generado el bloque del 'sí' y del 'no'.

Pablo Iglesias definía sin matices los resultados como "altamente decepcionantes" y lamentaba que no hubiera tenido éxito electoral la responsabilidad de estado y el sentido común.

Pero la ambigüedad en el tema de la independencia no ha sido el único punto débil para Catalunya Sí que es Pot. El desconocimiento sobre la marca y la elección del candidato también han lastrado los resultados de una formación que preveía, al menos, luchar por la segunda plaza con Ciutadans.

Catalunya Sí que es Pot se fomó con el objetivo claro de repetir el éxito de las llamadas "candidaturas del cambio" en las municipales, como fue el caso de Barcelona en Comú o Ahora Madrid.

Su referente más próximo, Barcelona en Comú, está formado por los mismos partidos (Podemos, ICV, Equo y EAiU) más Guanyem y Procés Constituent. Sin embargo, la candidatura municipal podía esgrimir como valor añadido la implantación territorial que estaba teniendo Guanyem y el liderazgo incuestionable de Ada Colau.

La candidatura liderada por Colau obtuvo 176.337 votos (25,21%) en Barcelona, más del doble de los que ha obtenido este domingo Catalunya Sí que es Pot (85.853, 9,79%) en el mismo territorio. A pesar de la diferencia entre unos comicios y otros, también se observa que la pérdida de votos de las formaciones de izquierda han beneficiado a los partidos independentistas y a Ciutadans.

Durante toda esta campaña catalana, los dirigentes de Podemos han defendido a Rabell como el mejor candidato y han justificado que la diferencia entre el líder vecinal y los otros cabeza de lista es que no es un político profesional, sino un ciudadano normal. Un argumento que les ha funcionado en otras ocasiones, pero que en esta ocación ha chocado contra el muro de la independencia.

La propia Colau ha decidio no participar en la campaña de Catalunya Sí que es Pot pero si ha alabado a Rabell por su "honestidad" y su "lucha en la calle".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios