www.diariocritico.com

Frontex desautoriza la criminalización de los refugiados sirios que hizo la derecha

Frontex desautoriza la criminalización de los refugiados sirios que hizo la derecha
Ampliar
(Foto: EFE)

> Su director asegura que no existen “indicios para pensar que hay terroristas infiltrados” como previno el Gobierno

miércoles 28 de octubre de 2015, 13:02h

El mensaje alarmista sobre la crisis migratoria que fue lanzado desde la derecha para hacer creer que entre los miles de refugiados sirios que llegan a Europa huyendo de la guerra se infiltraban peligrosos yihadistas ha sido neutralizado por la propia agencia europea de fronteras Frontex. Su director ejecutivo, Gil Arias, ha sido tajante: no existen “indicios para pensar que hay terroristas infiltrados”.

El miedo a los refugiados sirios está completamente infundado. El director ejecutivo de la agencia europea de fronteras Frontex, Gil Arias, ha desautorizado a quienes desde las altas instancias han alertado de que entre las víctimas de la guerra se colaban peligrosos terroristas para atentar en Europa.

No existen "indicios para pensar que hay terroristas infiltrados" ha asegurado para explicar que desconoce los datos en los que se basó el Gobierno para advertir en este sentido. En una entrevista concedida a la cadena Cope, Gil Arias, ha declarado que "ahora mismo hay más refugiados que huyen de la guerra que inmigrantes económicos" y que, en todo caso, un terrorista no arriesga el éxito de su actuación infiltrándose entre los refugiados porque "tienen más métodos para hacerlo".

De este modo, el propio responsable de Frontex desautorizó al ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, quien aseguró que “algunos yihadistas” podrían “colarse” aprovechando la crisis migratoria –mensaje que fue enmendado poco después por la propia vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría-, y a otros pesos pesados de la derecha. Esta misma línea del miedo y la criminalización de los refugiados fue reforzada por otros como el arzobispo cardenal Antonio Cañizares al referirse a lo que denominó una “invasión” de refugiados en Europa -si bien se vio obligado a pedir perdón a los refugiados tras haber sido denunciado ante la Fiscalía- o el obispo auxiliar de Valencia, Esteban Escudero, quien trató de razonar la postura de Cañizares porque trataba de “prevenir sobre la posibilidad de infiltraciones de militantes yihadistas”. En este sentido también se pronunció el vicesecretario de Política Sectorial del PP, Javier Maroto, quien advirtió de que entre los refugiados sirios "hay muchos yihadistas" que cualquier día "ponen una bomba en nuestras ciudades”, si bien como en el caso del ministro y de los altos cargos de la Iglesia católica, también suavizó sus palabras asegurando después que hubo usado una expresión desafortunada. No obstante, este mismo miércoles, Maroto ha querido insistir en que España tiene los "brazos abiertos" a los extranjeros siempre que vengan a "trabajar" e "integrarse".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios