www.diariocritico.com

El Constitucional tirará en tiempo récord la resolución independentista del Parlament catalán

> La polémica estallará desde el momento en que se haga oficial, aunque ya se conoce su fallo

miércoles 02 de diciembre de 2015, 07:49h
El Pleno del Tribunal Constitucional (TC) retoma este martes sus deliberaciones sobre el recurso de inconstitucionalidad presentado por el Gobierno contra la resolución independentista aprobada en el Parlamento de Cataluña, a instancias de Junts pel Sí y la CUP, para dar inicio a la ruptura con España. Pero ya es un secreto a voces: decidirá anular la polémica declaración de manera unánime.

El Constitucional tirará en tiempo récord la resolución independentista del Parlament catalán
(Foto: EP)

El asunto ha sido introducido en el primer Pleno ordinario que celebra el tribunal tras recibir el pasado viernes las alegaciones del propio Parlament, que defiende que la resolución impugnada es un "acto parlamentario de naturaleza estrictamente política", por lo que no tiene los elementos necesarios para ser valorada por el TC.

El pleno del Constitucional comenzó ayer martes a estudiar el borrador de la sentencia, redactado por el conservador Andrés Ollero, y previsiblemente, según destacan la mayoría de los diarios, adoptará la resolución definitiva. Una sentencia que los citados diarios subrayan que será la más rápida dictada por el Constitucional.

El diario EL MUNDO resalta en su primera que "el TC liquida la resolución soberanista por la vía rápida". También LA RAZÓN habla de "fallo exprés" y de forma categórica titula: "El TC tumba la 'desconexión' al ser más que una aspiración política". En los mismos términos, ABC dice que "el TC tumbará hoy por unanimidad la resolución", y añade "sin apercibir a los 21 cargos". De igual modo, LA VANGUARDIA destaca que "el TC liquidará toda la declaración de ruptura". Este diario dice que "la sentencia será contundente y sin margen de interpretación" y apunta que "los jueces negocian el fallo palabra por palabra para no alimentar al soberanismo". En este sentido, EL PERIÓDICO señala que los magistrados buscan una sentencia "clara, precisa y respetuosa". Por su parte, EL PAÍS refleja que "el Constitucional busca un fallo unánime que anule la declaración".

El pasado 11 de noviembre los 11 magistrados que integran el Pleno admitieron a trámite la impugnación de los Servicios Jurídicos del Estado y suspendieron de forma cautelar la vigencia de la resolución.

En ese auto, el TC dio un plazo para la presentación de alegaciones y advirtió además a la presidenta del Parlamento de Cataluña, Carme Forcadell; al presidente en funciones, Artur Mas, y a otros 19 altos cargos de Cataluña de que pueden incurrir en responsabilidades, incluso de carácter penal, si incumplían su auto.

En el momento de suspender la resolución de Parlamento catalán, el TC aplicó por primera vez el artículo 87.1 de su Ley Orgánica, a demanda de la Abogacía del Estado, y acordó notificar a cada uno de los cargos mencionados por el Gobierno la resolución advirtiéndoles "de su deber de impedir o paralizar cualquier iniciativa que suponga ignorar o eludir la suspensión acordada". Además, les apercibía de "las eventuales responsabilidades, incluida la penal, en la que pudieran incurrir".

No obstante, el tribunal de garantías no acogió en dicho momento todas las peticiones del Gobierno, ya que en su providencia no hacía mención a la aplicación por el momento del artículo 92.4 de la Ley Orgánica del Tribunal Constitucional (LOTC), incluido tras la reciente reforma de esta norma y que incluye la posibilidad de suspender en sus cargos a quienes incumplan sus resoluciones.

En la sentencia que se dicte, previsiblemente esta semana, el Tribunal Constitucional deberá contestar a los argumentos de los servicios jurídicos del Parlamento de Cataluña, que defendían que la resolución fue adoptada "en el ejercicio de la función del impulso de la acción política y de gobierno" y sólo puede ser valorada en ese contexto.

Esgrimía también que la resolución responde al mandato político adquirido por los grupos parlamentarios que han ejercido la iniciativa --JxSí y la CUP--, como consecuencia de las elecciones catalanas.

Sostenía asimismo que ese mandato está fundamentado en los programas políticos de las formaciones que "de forma clara y explícita tenían como objetivo político prioritario iniciar el proceso de creación de un estado catalán independiente".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios