www.diariocritico.com

El 'sentido de Estado' vs. el 'Estado con sentido'

lunes 14 de diciembre de 2015, 13:19h

En campaña no sólo la imagen cuenta. Afortunadamente para algunos y, como tónica general, el electorado valora positivamente conocer la postura de los candidatos frente a temas de suma importancia en la realidad que vive aun cuando éste no sea el principal factor determinante de su voto.

La realidad que el electorado experimenta tiempo ha ha transcurrido en fases y ha dado pie a una preocupación extendida que, ineludiblemente, los partidos no han podido dejar al margen en su campaña: primero fue la economía, con sus vaivenes y su repercusión en la tasa de paro que, a pesar de la envoltura optimista institucional, no logra disminuir del 20%. En segundo lugar fue Cataluña; el halo independentista y el miedo a la rotura del Estado tal como está concebido ha dejado huella en un electorado que se pregunta, las más de las veces, cuál será el partido con mayor grado de unión. Pero hay algo que todavía atemoriza más y que, del mismo modo, preocupa al conjunto de la población: el jihadismo. Tras (lo que parecía ser) el revés de Artur Mas a España, esta amenaza global ha obligado a los líderes a posicionarse frente a la política exterior. La pregunta que sobrevuela al votante y que, englobando tales ítems, funciona como eje de campaña, con todo, parece evidente: ¿gestionará mejor estos temas un partido ‘nuevo’ o un partido ‘viejo’?

El último debate televisado por Atresmedia dejó algunas pistas sobre este asunto. Soraya Sáenz de Santamaría conocía los puntos fuertes de su formación y sabía que, el electorado, concibe al partido del Gobierno (PP) como el más apto para gobernar en materia económica, Estado de las Autonomías, Política Exterior y Seguridad Ciudadana; se mostró segura y contundente al dar respuesta a tales conflictos haciendo gala de su experiencia en gestión. Según el Estudio Preelectoral del CIS, de las Elecciones Generales de España de 2015, la sociedad deposita su confianza en el PP sobre estos temas una media de 5 puntos por encima del resto de partidos. ¿Qué pueden hacer, pues, los demás postulantes para lograrse la confianza de los ciudadanos en estas cuestiones que vertebran el discurso de campaña?

Ciudadanos (C’s) y, en su representación, Albert Rivera, lo tiene claro: apelación al ‘sentido de Estado’ frente al ‘Estado con sentido’ de la experiencia que propone el PP. Si el electorado valora la experiencia y la contundencia frente a los temas que más han amenazado la garantía del Estado Español en los últimos meses, del mismo modo valora tener ‘sentido de Estado’ en esta etapa de transición en la que, a tenor de las circunstancias, la seguridad estatal parece estar entre las cuerdas por todos los flancos.

Volver a pasar por una etapa de transición democrática para sanear la economía y renovar el sentido de las autonomías, al tiempo que se garantiza la seguridad estatal con ‘pactos de Estado’ o confiar en la experiencia del equipo de gobierno como garante de tal seguridad que, por su experiencia, apela a un ‘Estado con sentido’; lo ‘nuevo’ vs. lo ‘viejo’.

El hecho de que estos temas (la economía, Cataluña y el jihadismo) requieran ser tratados con urgencia ha supuesto una gran suerte para estos dos partidos que, como revela el Estudio Preelectoral del CIS, están siendo barajados como opción de gobierno por buena parte de los indecisos (11%). Fuera de este juego ha quedado Podemos, con su ambivalencia frente al conflicto catalán y su negativa ante el ‘pacto antiterrorista’ y PSOE, con su alternativa federalista que no logra contentar la urgencia del aclamo unionista. Estos dos partidos han tenido que hacerse con un discurso propio centrado en ejes que distan de ser las grandes preocupaciones del momento tales como la corrupción, las garantías sociales o la igualdad. Bien valorados en estos términos, sin duda, pero aparentemente débiles e improvisados al adoptar los ejes temáticos reales de esta campaña.

Sea como sea, el desenlace quedará en manos del votante español: será lo ‘nuevo’, que augura un camino centrista de ‘pactos de Estado’ o lo ‘viejo’, que en su continuismo reivindica un Estado con el sentido de la experiencia. El próximo 20 de diciembre se resolverá, como diría Albert Rivera, “por las buenas, o por las urnas”.

José Luis Sanchís

Consultor Político y Expresidente mundial de la Asociación Internacional de Consultores Políticos



Laia Marco del Prado

Consultora Política

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios