www.diariocritico.com

Una España ingobernable: las estimaciones de reparto de escaños dejan muy difícil el mando al próximo presidente

> Las especulaciones de los pactos postelectorales comienzan a llover: ¿PP+Ciudadanos? ¿PSOE+Podemos?

jueves 17 de diciembre de 2015, 10:05h
Los pactos postelectorales ya están sobre la mesa, aunque nadie quiera reconocerlo abiertamente porque estamos en plena campaña y los partidos sólo contemplan, ante sus simpatizantes y votantes potenciales, la victoria. Pero tanto Sánchez como Rivera e Iglesias saben que las encuestas no fallan y su meta es ser segundo y explorar vías de pactos posteriores para formar o no gobierno. Al final, a la idea que llegan los expertos que miden el reparto de escaños es que España será ingobernable si no llega un gran acuerdo para la legislatura del fin de la crisis.
Una España ingobernable: las estimaciones de reparto de escaños dejan muy difícil el mando al próximo presidente
Ampliar
(Foto: EP)

Se repite la imagen de Italia o Portugal, donde los nuevos gobernantes han tenido que llegar a pactos para poder gobernar, y aún así verán muy limitadas sus iniciativas. En todo caso, España es un caso aparte y el actual panorama político contemplado es que el PP ganará las elecciones del domingo, sin duda, pero con un margen que irá entre el 25% y el 28%, seguido muy de cerca por el resto de formaciones de primer nivel en estos momentos, que son PSOE, Ciudadanos y Podemos.

Ese triple empate que las últimas encuestas dan a Sánchez, Rivera e Iglesias lleva a pensar en que Rajoy tendrá que elegir 'novia' para la boda de la legislatura y que lo tendrá complicado, por mucho que, de primeras, todos piensan que Ciudadanos será su elección para el baile nupcial.

Y es que los posibles pactos postelectorales son ahora mismo la gran expectación en ámbitos políticos, más allá de la carrera electoral, que se da por zanjada con esos márgenes contemplados por todos y también aceptados. Se cree que habrá una ingobernabilidad de facto, porque Rajoy se verá beneficiado por la Ley d'Hont y obtendrá una proporción más de escaños que por los votos recibidos, pero no suficientes. Lejos de la mayoría absoluta, necesitaría de los escaños de Ciudadanos, que tampoco le garantizarían el 50%+1 de la bancada del Congreso, a no ser que los de Rivera den un acelerón final, que nadie da por hecho.

Además, Rivera, sabedor de que su ascenso a primera línea de la política nacional ha llegado por romper con el bipartidismo tradicional, PP-PSOE, no esgrimirá, a priori, un acercamiento al PP de Rajoy. En la Comunidad de Madrid sí dio su apoyo a la 'popular' Cristina Cifuentes, pero en Andalucía permitió la investidura de la socialista Susana Díaz. Esa disparidad de criterios, que en realidad obedece a apoyar a la lista más votada, no permite conocer lo que ocurrirá realmente a partir del lunes 21.

Mientras, en el PP sucede todo lo contrario. Rajoy ya comenzó a tender los brazos con indirectas al entendimiento con otros partidos, sabedor de que no podrá gobernar en solitario. En la prensa se habla de que estaría acercando tanto a Ciudadanos como a PNV, pero esa alianza sería imposible, ya que Rivera exige que no exista ninguna alianza con fuerzas nacionalistas, y la liderada por el lehendakari Urkullu sería un impedimento.

Por su parte, en una entrevista en el diario 'El Mundo', Pedro Sánchez afirma hoy que "sólo se juega entre dos y el PSOE y el PP estamos empatados". También cree que Rivera "miente" cuando dice que no apoyará a Rajoy y que "votar a Rivera significa perpetuar a Rajoy", mientras que "votar a Iglesias significa dividir el voto de izquierda y que Rajoy siga siendo presidente". Como se puede apreciar, se trata de una partida de ajedrez donde la estrategia de cada declaración prima para atraer votos y evitar los del rival, aunque sea metiendo miedo al electorado.

Otros medios apuntan a que Rivera cumplirá su promesa de no pactar con ningún partido si él no es presidente, algo que repite incansablemente desde hace semanas, y que eso abre la vía a que PSOE y Podemos reediten sus alianzas, como ocurrió después de las elecciones autonómicas y municipales de mayo, donde se dio lugar a varios ejecutivos regionales de alianza entre ambas formaciones: Castilla-La Mancha, Extremadura, Comunidad Valenciana, Asturias...

Lo que sí se da por hecho es la imposibilidad de dos combinaciones: que PP y PSOE cierren un gran acuerdo de legislatura al estilo alemán o que Podemos y Ciudadanos quisieran impedir un gobierno del bipartidismo a costa de acercar sus programas, en muchos puntos incompatibles. La combinación de PSOE y Ciudadanos es delicada, como el mismo Sánchez recordaba hoy en una entrevista en la SER, donde hablaba de distancias abismales, como en política social, educación, sanidad o la violencia machista.


- Iglesias vs. Garzón: diferencias y coincidencias entre los nuevos referentes de la izquierda

- Las últimas tendencias de voto, 'top secret' electoral pese a la prohibición de la Ley electoral

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Diariocrítico.com

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.