www.diariocritico.com

¡¡¡Había una vez... un circo!!!

viernes 15 de enero de 2016, 07:40h

Vamos a ver, que no, que si con mis impuestos se les paga un sueldo que supera treinta veces el salario mínimo lo mínimo que les exijo es que no acudan a las instituciones que todos nos hemos dado hechos unos mamarrachos y se las tomen a cachondeo. Si ellos, que pregonan la dignidad y parecen haber inventado la democracia, montan un circo cada vez que acuden las cámaras de televisión, yo solo les pido que respeten la voluntad de los ciudadanos (y ciudadanas, por supuesto) y dejen de montar escandalosos numeritos demagógicos que provocan no poca vergüenza ajena al personal que dicen representar.

Que conste que soy partidario de quitar buena parte del rancio barniz anacrónico que sigue impregnando nuestras instituciones, que hay que modernizarlas y darles un lustre más actual y un acento más contemporáneo, pero lo que no estoy dispuesto a aguantar es que ciertos individuos e individuas que se creen tocados por la mano de Marx, de Lenin, del ayatollah de turno, de Fidel Castro y de Chávez conviertan el Congreso y el Senado de España en lo que sus indignados antecesores convirtieron la Puerta del Sol, en una especie de basurero al aire libre repleto de trencas y chaquetones y que utilicen a los niños como reclamo fotográfico de sus supuestas reivindicaciones, por muy justas que éstas sean.

No voy a insistir más en el triste espectáculo que dieron los muchachos y muchachas de Podemos en la consitución del nuevo Congreso. Las imágenes hablan por sí solas y las diversas tertulias radiofónicas y televisivas ya han desgranado las imágenes del bebé de la tal Carolina Bescansa pasando de mano en mano como si de un muñeco se tratara, pero sí quiero hacer hincapié en un hecho que me ha llamado la atención en todas las intervenciones públicas de Pablo Iglesias y sus colegas de bancada. Ha sido, sobre todo, ese empeño en enseñarnos a todos los españoles, como si estuviésemos en sus clases de la Facultad de Políticas, en qué consiste la democracia.

Es posible que muchos de sus jóvenes votantes necesiten estas lecciones porque en su vida han tenido que luchar contra una dictadura. Incluso esos mismos dirigentes, tan progres ahora y tan marxistas-leninistas, seguro que jamás se han jugado el pellejo ante las fuerzas represoras. Para ellos todo es pura teoría, todo se basa en la aplicación de “El Manifiesto comunista” de Marx y Engels, de “El Estado y la revolución”, de Lenin, de “¿Reforma social o revolución?” de Rosa Luxemburgo, de “ La guerra de guerrillas” del Che Guevara o de “Lo que todo revolucionario debe saber sobre la represión”, de Victor Serge con algunas aportaciones de las sentencias del “Libro rojo” de Mao. Todo eso es pura teoría, una teoría que poco o nada tiene que ver con la realdad que, afortunadamente, en estos momentos vive España.

Vamos a ver, Pablo Iglesias, ni tú ni tus muchachos habéis inventado la democracia, al contrario, yo diría que pretendeis cargarosla para imponer un régimen dictatorial parecido al venezolano de tu amigo Maduro. Así que menos lecciones. Muchos de esos de la casta que tanto abominais, tanto del PSOE como del PP, se han jugado el tipo cuando no la vida en la defensa de un sistema democrático que hemos consolidado todos los españoles en los últimos cuarenta años para que tú y gentes como tú no tuvierais problema alguno en expresar vuestras ideas y opiniones y gritarlas en la calle con plena libertad. Digo yo que es tan demócrata el que ha votado a Podemos, que el que ha introducido en la urna la papeleta del PP, del PSOE, de Ciudadanos, de Izquierda Unida, del partido Animalista o, incluso, hasta tus amigos de EH Bildu.

“Hay que acabar de una vez por todas con la derecha”, gritais a los cuatro vientos de la Cuatro y la Sexta. ¿Por qué?, me pregunto yo, ¿porque opinan distinto a vosotros?, ¿porque no comparten vuestros mismos objetivos? ¿Porque tienen otra concepción distinta del Estado? Esa es la misma premisa que esbozaron lo ideólogos de los nazis de Hitler o los comunistas de Stalin para acabar asesinando a cientos de miles de personas. Fascismo y comunismo son las dos caras de una misma moneda. Y, Pablo, tú que creo que eres bastante inteligente, y que has estudiado Políticas seguro que lo sabes. Así que medítalo un poco y sé consciente de que todos aquellos españoles que han o hemos votado opciones distintas a Podemos no nos vamos a quedar cruzados de brazos si intentais cargaros un sistema que tanto trabajo y sacrificios nos ha costado edificar.y consolidar. Te lo advierto, el que avisa no es traidor.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios