www.diariocritico.com
El PSOE, una olla a presión que podría explotar el sábado como espera el PP
Ampliar
(Foto: Dani Gago (Podemos))

El PSOE, una olla a presión que podría explotar el sábado como espera el PP

> Ferraz insiste en que el Comité Federal controla los pactos "antes, no después" de que se produzcan

lunes 25 de enero de 2016, 16:43h
El PP no esconde ya que confía en que la presión de los barones socialistas haga saltar por los aires la negociación entre Pedro Sánchez y Pablo Iglesias. El partido, obligado a acelerar los tiempos por la 'jugada' de Mariano Rajoy de dar un paso atrás en la investidura, trabaja contrarreloj hasta el Comité Federal del sábado donde Sánchez tendrá que lidiar con el escepticismo interno, a pesar de que su número dos ya haya asegurado que no llegarán a la Moncloa "a cualquier precio", en medio de las prisas de Podemos y Ciudadanos.

El vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Casado, ha reconocido este lunes que su formación está a la espera de que el Comité Federal del PSOE frene un pacto de Pedro Sánchez con Podemos, ya que, según ha dicho, el "descontento" que hay en las filas socialistas por ese posible acuerdo es "notorio y notable". Así, ha recalcado que José Luis Rodríguez Zapatero, Felipe González o Alfredo Pérez Rubalcaba "no están muy conformes con la deriva" a la que el actual secretario general del PSOE pretende llevar al partido.

Así se ha pronunciado Casado en una rueda de prensa tras el comité de dirección del PP que ha presidido Mariano Rajoy, el primero después de que el pasado viernes el jefe del Ejecutivo en funciones declinara --tras la audiencia con el Rey-- presentarse a la investidura por falta de apoyos y conociendo la oferta realizada por el líder de Podemos, Pablo Iglesias. En 'Génova' tienen los ojos puestos en ese Comité Federal que el PSOE celebrará este mismo sábado.

"Al final las voces críticas del PSOE pueden ser la punta de un iceberg y, como en un iceberg, lo que sobresale es mucho menor que lo que hay debajo del agua. Parece ser que el descontento en las filas socialistas es notorio y notable", subrayó.

No a "cualquier precio"

Por su parte, la mano derecha de Sánchez, César Luena, ha tratado de rebajar la tensión interna, tras la oferta de Podemos de configurar un gobierno de coalición que fue interpretado oficialmente como un "chantaje" al día siguiente de su planteamiento.

"No va a ser presidente a cualquier precio", mantuvo Luena quien reclamó a la formación morada que se preocupara más de los problemas de los españoles y menos de los puestos que hipotéticamente conseguiría en un gobierno de coalición. Insistió asimismo en criticar a Rajoy por no someterse a la sesión de investidura calificándolo de "desleal con las instituciones e irresponsable con España".

Sostuvo también que no ve necesaria otra reunión del Comité Federal del PSOE para referendar los posibles pactos que alcance la dirección del partido argumentando que la estrategia ya la marcó el Comité Federal en diciembre. "Puede convocarse un Comité Federal. ¿Debe? No", ha señalado, explicando que no es una "obligación", pero se hará "si la dirección federal entiende" que es conveniente. Luena ha explicado que el control que hace el Comité Federal de los pactos y acuerdos es "antes, no después" de que se produzcan.

En cualquier caso, ha recalcado que los pasos que vaya dando la dirección van a ir "siempre en coherencia" y "de la mano" con el Comite Federal, que es el órgano que determina la política de pactos y alianzas. Ferraz, ha recalcado, "va a hacer lo que le diga el Comité Federal". Eso sí, ha explicado que no está previsto que el próximo sábado haya una nueva resolución sobre pactos y acuerdos porque el planteamiento ya está "muy claro" y se ciñe al documento que aprobaron el pasado 28 de diciembre.

El Comité Federal socialista de este sábado pondrá fecha, una vez consensúe con los territorios cuál es el mejor momento, al 39 Congreso del partido que se celebraría entre marzo y junio. La cita, eso sí, podrá ser modificada si hay una nueva convocatoria de elecciones generales. Preguntado acerca de qué ocurriría si se repitieran las elecciones, Luena ha explicado que las normas del partido dictaminan que, en ese caso, habría que elegir un candidato por primarias abiertas.


Podemos y Ciudadanos, en medio

La formación liderada por Pablo Iglesias ha aumentado en las últimas horas su presión sobre el PSOE para exigirle que arranque cuanto antes las negociaciones de un gobierno "de cambio" que desbanque al PP. Para ello, Podemos ha desplegado toda su artillería para tratar de responsabilizar a la "vieja guardia" y "algunos de los barones", de que todavía no haya una alternativa cerrada, mientras "los españoles lo siguen pasando muy mal" e insiste en que quiere "al menos la mitad" de los ministerios.

Y Albert Rivera, quien recibió la primera llamada de Pedro Sánchez tras la oferta de Iglesias, ha instado al líder del PSOE a iniciar ya las conversaciones de investidura puesto que Rajoy ya pasó “turno”. Rivera ha cerrado la puerta a sentarse a hablar con el partido de Iglesias y ha asegurado que aún contempla la posibilidad de un gobierno en minoría de PP o PSOE con la abstención de uno de ellos porque, por ahora, "hay gente no está a la altura" para conseguir una segunda transición.

- Iglesias hace oídos sordos y sigue exigiendo: quiere "al menos la mitad" de los ministros y "por supuesto la vicepresidencia" para Podemos e IU

- Rajoy y el PP, atascados: sólo ven la solución de nuevas elecciones, pero los resultados serían similares

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios