www.diariocritico.com

XI Legislatura, entre todos la mataron y ella solita se murió

viernes 29 de abril de 2016, 07:42h

Lo que era un secreto a voces, terminó siendo una realidad y la convocatoria de elecciones pone fin a la legislatura más corta de la democracia. Este hecho es de una gravedad tal, que invita la reflexión y la decepción, como antesala de la indignación. Recuperando los escasos momentos históricos de esta breve legislatura, llena de despropósitos, el desplante de Mariano Rajoy al Rey Felipe VI, rechazando el encargo regio sin inmutarse. De esa primera ronda de consultas, cabe destacar otro hecho inaudito protagonizado por Pablo Iglesias, ese señor que cree que es más importante ir de etiqueta a la gala de los Premios Goya, que hacerlo cuando se va al Palacio de la Zarzuela a ver el Jefe del Estado. El profesor de políticas, que antecedió al líder del segundo partido más votado, le dijo a Felipe VI como quería que fuese el Gobierno de progreso que pretendía formar junto al PSOE, asignándose la vicepresidencia y unas cuantas carteras, por cierto las más estratégicas. Este joven y brillante político de nueva hornada, debió olvidar que al igual que en las bodas, esto es cosa de dos y el novio no sabía ni que tenia novia, ni mucho menos que había ceremonia.

Vista la espantá de Mariano, nueva ronda de consultas y Pedro Sánchez sale crecido de la Zarzuela, al haber recibido el encargo de intentar formar Gobierno, algo que a priori era factible, contando votos a favor y abstenciones. Posiblemente desde que saliera de las inmediaciones de Somontes, el subconsciente del líder socialista no dejaba de repetir “seré presidente, pero no con Podemos, que luego llegan los míos y me crujen” a la vez que una voz en el silencio de la noche le martilleaba: ¡ni se te ocurra!” frase que escuchaba con acento andaluz, manchego, asturiano o vasco, que para eso es un partido federal. La vieja guardia, los barones y la baronesa, los pelotas de turno y los arrimados (no confundir con los seguidores de la líder catalana de Ciudadanos) le repetían aquello de “más vale una vez de naranja, que ciento morado”……y bien que lo entendió il bello Pedro. De todo aquello, ya saben lo que pasó y no voy a extenderme, pero su pacto con Ciudadanos era una apuesta perdida de antemano y en una sencilla clase de aritmética, no sumaba, pero si restaba……. y mucho.

Y llegó la tercera y definitiva ronda auspiciada por el Rey a la cual llegaron todos después de haber pasado por el fotógrafo que les hacia la instantánea para el cartel electoral del 26 de junio como no podía ser menos. Joan Baldoví líder de Compromís, buscó su minuto de gloria y le presentó al Rey, un documento denominado 'Acuerdo del Prado' que recogía 30 medidas fundamentales que según él, aceptarían PSOE, Podemos, IU, En Comú Podem, En Marea, además de Compromís, posibilitando así un gobierno presidido por Pedro Sánchez que evitara unas nuevas elecciones. El documento en sí no lo voy a analizar, pues fue tan fugaz su vigencia como el tiempo que tardaron en hacer la portada del mismo. A esta me quiero referir, pues solo con verla, me entró una especie de sonrojo y vergüenza ajena, de cuyo impacto aun no me he recuperado. Ilustra la portada una ingeniosa foto (tercera más vista en Google del Parque de El Retiro de Madrid) retocada con efectos pictóricos hechos con cualquier programa informático ramplón. Si el documento era para asimilarlo al Pacte del Botanic (a lo que Pablo Iglesias llama pacto a la valenciana) habría que pensar que debía llamarse Pacto de El Retiro por aquello de la foto, pero me llena de dudas si en el GPS del que puso el nombre al documento, le decía que El Retiro, estaba en el Paseo del Prado………¡cosas de ser moderno! Yo le recomendaría que cambiase de móvil o recurriese al callejero de papel de toda la vida para no meter la pata. En el capítulo de reacciones al documento, Albert Rivera dijo: "Tres páginas para gobernar España durante cuatro años entre seis partidos... no hace falta decir mucho más". "Si 200 medidas (las de C's con los socialistas) le parecían a algunos insuficientes para gobernar, esto será aún más insuficiente" y continuó defendiendo la gran coalición PP, PSOE con un presidente independiente, como solución "más estable y más sensata". Lo que más me divierte de esta solución, es que nadie dice quien sería el independiente, pues como todos sabemos, existen independientes de derechas y de izquierdas, según quien los proponga. El PSOE se vino arriba y en un “a ver qué pasa si lo suelto” propuso como contrapartida que firmen la investidura de Pedro Sánchez en solitario con 90 diputados…..Ante esta propuesta, la vicepresidenta del Gobierno valenciano Mónica Oltra, ha cargado contra el PSOE y la ha calificado como "un insulto a los españoles" añadiendo"¿De qué van?", se ha preguntado indignada, como si alguien hubiera pensado que iban a alguna parte con semejante alternativa.

Se acabó esta breve legislatura donde Paxti López no piensa repetir de presidente de la Cámara Baja lo cual agradecemos, Carme Chacón se va por asuntos políticos (de eso hablaremos otro día) Irene lozano hace un Rosa Diez y Eduardo Madina seguirá en el número siete de las listas lo cual le deja de candidato a recogepelotas en plena Carrera de San Jerónimo haciendo compañía a los leones que flanquean la puerta del Congreso. El único gran beneficiado de esta situación es Mariano Rajoy y el PP, pues haciendo de gallego que para eso es de Pontevedra, nadie se va a acordar si su gobierno lo hizo bien o mal cuatro años atrás, pues la campaña que ahora empieza solo va a traer las rencillas y culpas cruzadas de como se ha llegado a esta situación después de cuatro meses, donde el Rey ha trabajado más que los ministros en funciones y sus señorías han salido a una media de una rueda de prensa cada dos días.

En cuanto a los partidos, Podemos ha confundido su forma de actuar con un exceso de puesta en escena, que le perjudica a priori y solo la alianza con IU (reforzados sin duda) le puede salvar de un fracaso. Albert Rivera que hacía de bisagra y tan pronto le daba palmadas al PSOE, como al PP, no quiere dejar escapar la oportunidad de estar en el Gobierno y trata de seducir a hombres de pelo teñido y barba blanca o morenazos con incipiente mechón blanco, esperando que todos sin excepción, sucumban a sus encantos. Mariano mientras no ha parado en estos meses de acusar a los socialistas de no querer la gran coalición que además, en un alarde de generosidad manifiesta, conllevaba darle una vicepresidencia al mismísimo Pedro Sánchez. Yo creo que esto último era en el fondo un vivo homenaje a Cervantes en el cuarto centenario de su muerte, rescatando la silueta del Ingenioso Hidalgo y Sancho Panza, reencarnados en Pedro y Soraya como inmortales personajes cervantinos que darían el toque culto a la foto del nuevo Gobierno posando en las escaleras del Palacio de la Moncloa. ¡Mariano siempre tan cumplido con las tradiciones españolas!

JOSE JOAQUIN FLECHOSO

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios