www.diariocritico.com
La Coordinadora de Comercio Justo pide mayor implicación ciudadana en la lucha contra la desigualdad y para lograr 'la justicia global'

La Coordinadora de Comercio Justo pide mayor implicación ciudadana en la lucha contra la desigualdad y para lograr "la justicia global"

miércoles 18 de mayo de 2016, 07:53h
Son muchas las personas que ayudan y muchas las que se benefician. Pero hacen falta más para que el comercio sea más justa. Así lo recuerda la Coordinadora Estatal de Comercio Justo, que pide una mayor implicación de la ciudadanía no sólo para cuestiones comerciales, sino para algo mayor: la justicia global.

Esta red cuenta a nivel planetario con más de 2.000 organizaciones productoras, 500 distribuidoras y 4.000 tiendas especializadas, además de entidades de certificación e instituciones internacionales reguladoras. Y en nuestro país, donde cumple sus primeros 30 años, tiene a centenar y medio de 150 personas trabajando de manera directa en las organizaciones miembro de la Coordinadora Estatal de Comercio Justo (CECJ) y más de 2500 colaborando como voluntarias.

Bajo el lema “Soy Comercio Justo”, miles de personas de un centenar localidades españolas se unieron a los más de 50 países que celebraron el pasado sábado el Día Mundial del Comercio Justo. La jornada apelará a la ciudadanía a participar en este movimiento internacional de lucha contra la desigualdad y por la justicia global, que nació en los años 50 y hoy es una red consolidada en todo el mundo.

En nuestro país los actos principales de la celebración del Día Mundial de Comercio Justo fueron las cadenas humanas convocadas en varias localidades en torno a monumentos o lugares significativos. Además, las organizaciones de la CECJ invitaron a la ciudadanía a participar en la campaña en redes sociales titulada #SoyComercioJusto fotografiándose con un cartel que lleva este lema. Conciertos, pasacalles, actividades infantiles, puestos informativos y de venta y otras actividades reivindicativas y lúdicas completaron la celebración.

Asimismo, la Coordinadora Estatal de Comercio Justo ha publicado un informe divulgativo sobre este movimiento. En él se señala que dentro de la red internacional de Comercio Justo existen más de 2.000 organizaciones productoras repartidas en 75 países de África, Asia, América Latina y el Caribe, en las que trabajan más de 2 millones de personas. De ellas, tres de cada cuatro organizaciones se dedican a la producción de alimentación y de materias primas como el algodón. África, con un millón de personas trabajando en Comercio Justo, sería el continente más representado,según datos de Fairtrade International, la entidad certificadora de Comercio Justo con más implantación en todo el mundo. Por productos, el mayor número de trabajadores-as y productores-as están en el sector del café, con más de 737.000, seguidos de los del té, con casi 300.000 y, de lejos, por los productores de cacao con 176.600.

Por otro lado, y según la Organización Mundial del Comercio Justo, unas 250 entidades se dedican a la producción de textil o la artesanía. Un 75% de ellas están situadas en África y Asia, y la mayoría de sus integrantes son mujeres.

Desde el punto de vista del impacto económico, en 2014 las ventas de Comercio Justo alcanzaron los 5900 millones de dólares solo teniendo en cuenta los productos certificados por Fairtrade International. Estos ingresos benefician fundamentalmente a quienes trabajan en las organizaciones y sus familias ya que reciben un salario digno y estable, y sus ingresos no están a expensas de las variaciones del mercado o de la especulación.

Pero además el Comercio Justo tiene otros impactos positivos en el medio ambiente (preservación de la tierra, el agua y la biodiversidad, abandono de prácticas perjudiciales, fomento de la agricultura ecológica), la organización política (aplicación de modelos democráticos, participativos y transparentes) y en el entorno, ya que con la prima -la cantidad extra que reciben las organizaciones productoras- éstas desarrollan proyectos educativos, sanitarios, sociales, de infraestructuras, etc. En 2014 en concepto de primas el Comercio Justo distribuyó 95 millones de dólares.

En España, este año el Comercio Justo cumple su 30 aniversario desde la apertura de las dos primeras tiendas, en San Sebastián y Córdoba. En la actualidad hay 140 tiendas y puntos de venta especializados, gestionados por las organizaciones de la Coordinadora Estatal de Comercio Justo. Además los productos están presentes en otros establecimientos minoristas, grandes superficies y cadenas de hostelería.


¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios